Excursión a la Blue Cave… ¿desde Kotor?

La Blue Cave (por más que hemos buscado su nombre en idioma local no lo hemos encontrado) es uno de los principales atractivos turísticos de Montenegro. Se trata de una cueva en la entrada de la Bahía de Kotor, que se ha hecho famosa no solo por sus colores azules sino por lo impresionante que resulta darse un baño en ella. En este artículo os vamos a contar las diferentes opciones que hay para visitarla, cómo es la experiencia y por cuánto dinero podéis hacerlo.

Las mejores opciones para visitar la Blue Cave

Después de haber estado unos cuantos días en Montenegro, tenemos más o menos claro cuales son las tres opciones ganadoras.

La Opción 1 sería hacer un tour grupal desde Kotor. Es, por decirlo de algún modo, la opción mainstream: el 90% de los turistas van allí así. Solo tenéis que poner un pie en Kotor y… ¡magia! Aparecerán decenas de personas ofreciéndoos el tour a cada paso que deis. Resumiendo: duran unas tres horas, salen durante todo el día, el precio más habitual es 30€ por persona (aunque si apretáis podéis bajarlo a 25€) y se incluyen diferentes paradas, como las islitas enfrente de Perast o una prisión abandonada. Los perros son gratis, por cierto. Veréis que en otras ciudades cercanas a Kotor os ofrecen el mismo tour por el mismo dinero, pero suelen pasar dos cosas: que la salida es desde Kotor o que si tomáis el tour en otro sitio os perdéis todo lo anterior.

La Opción 2 es más exclusiva: contratar un barco solo para tu grupo. Eso lo puedes hacer desde cualquier ciudad de la bahía, pero los precios vienen a ser los mismos: 150€ por trayecto. Se puede regatear, nosotros de hecho lo hicimos un par de veces, pero viendo que no llegábamos a menos de 120€ decidimos descartarlo.

Precisamente en nuestra tristeza por no haber conseguido la barca (queríamos ir solos porque el perrete a veces se pone nervioso en el agua), encontramos la maravillosa Opción 3. Un paisano que nos había «ayudado» a aparcar nos dijo que el tour general es una manera de sacarle la pasta a los turistas, y nos recomendó la forma que utilizan los locales de hacer esta excursión. Por un lado, en Perast fuimos a ver las dos islas (10€ por persona). Por otro, fuimos a la localidad más cercana a la Blue Cave (Mirista, que está a 35 minutos en coche desde Kotor) y allí conseguimos barca… ¡por 30€ en total! En resumen, hicimos por 50€ lo mejor del tour, ahorrándonos más de la mitad.

Cómo es bañarse en la Blue Cave

Escojáis la opción que escojáis, hay varias cosas que no os podéis perder. Más allá de lo obvio en la Bahía de Kotor (como la ciudad que le da nombre), hay que visitar Lady of the Rock (la iglesita enfrente de Perast), detenerse en Mamula (una isla con una prisión del Imperio Austrohúngaro que fue utilizada por las tropas de Mussolini en la II Guerra Mundial) y por supuesto ir a la propia Blue Cave.

La experiencia en la Blue Cave, por lo que leímos en internet y en base a nuestra propia experiencia, tiene algunos factores aleatorios. El primero es el tiempo, pues obviamente no es lo mismo visitarla en un día tranquilo y con las aguas calmadas que en uno de mala mar. El segundo es la afluencia de turistas. Nosotros fuimos en una excursión los dos solos y tuvimos la maravillosa suerte de llegar en un momento en el que no había ni una sola embarcación… ¡la Blue Cave para nosotros!

No os podéis imaginar las sensaciones. La cueva totalmente azul, el silencio y el agua esperándonos. No podríamos describirlo bien por mucho que lo intentásemos y las fotos no son capaces de hacerle justicia. Fueron escasos minutos, pero suficientes para vivir una de las mejores experiencias de nuestra vida viajera. De verdad, sería un crimen estar en Montenegro y no hacer esta excursión. Por cierto, aunque se tarda más en ir y volver que el tiempo que se está en la cueva, las vistas de la costa son tan impresionantes que merecerían la pena incluso sin entrar en la Blue Cave.

En resumen: una auténtica pasada. La Blue Cave no solo no nos decepcionó, sino que se ha convertido en uno de nuestros mejores recuerdos recorriendo el mundo. Montenegro quizá no sea el lugar que más destinos tenga que ofrecer, pero este es realmente top.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *