El parlamento sami de Karasjok y los museos de los alrededores

La cultura sami es imprescindible para conocer la realidad de Noruega, ya que es uno de sus pueblos indígenas. Y para aproximarse a ella hay muchas maneras, pero en pocos lugares encontraréis tantas opciones como en el pequeño pueblo de Karasjok. Está ubicado en el noreste del país, a escasos kilómetros de la frontera con Finlandia, y allí encontraréis tres lugares clave: el Parlamento Sami de Noruega, el Sápmi Park y el Sami Museum. Todos ellos están a una distancia de 800 metros unos de otros, por lo que pueden combinarse para su visita en una misma jornada.

Cultura sami en Karasjok

De los aproximadamente 80.000 samis que hay, aproximadamente la mitad vive en Noruega. El resto está repartido entre Rusia, Finlandia y Noruega, pero todos ellos tienen una identidad común y unas tradiciones que siguen pasando de generación en generación.

El modo de vida sami obviamente ha evolucionado, pero mantiene algunos elementos tradicionales como seña de identidad: trineos de perros, cría de renos, ropas de colores, cinco idiomas, el canto tradicional yoik, su artesanía…

Más o menos hay dos formas de aproximarse a la cultura sami. Está la turistada típica: visitar un poblado insulso en medio de la nada, en el que te hacen un teatrillo y básicamente vaciarás tus bolsillos a cambio de una experiencia tirando a intrascendente. Por otro lado, podéis elegir un camino mucho más profundo y respetuoso, conociendo sus instituciones y visitando entidades culturales de reconocido prestigio.

Eso es lo que nos llevó a Karasjok, un pequeño pueblo de apenas 2500 habitantes. Allí pudimos visitar tres edificios clave para la cultura sami en Noruega.

Tres paradas obligadas para un día 100% sami

Parlamento Sami de Noruega

El primero de ellos es el Parlamento Sami de Noruega. Inaugurado en 1989, tiene forma de lavvo: la tienda típica sami, uno de los grandes emblemas de su modo de vida nómada.

En realidad se trata de un conjunto de edificios bastante grandes, el cual puede visitarse por dentro (hacen visitas guiadas de lunes a viernes en noruego, inglés y sami) y por fuera (las 24 horas del día). Hay un enorme aparcamiento gratuito junto al edificio principal.

El Parlamento Sami alberga miembros elegidos de 7 distritos electorales, los cuales abarcan la totalidad de la superficie noruega (esto no ocurre ni en Suecia ni en Finlandia). Desarrollan su actividad política en este edificio que, siguiendo las indicaciones del gobierno del país, refleja y dignifica la arquitectura sami.

Sápmi Park

A 300 metros del parlamento os espera el Sápmi Park, cuya entrada cuesta 195 NOK por persona. No imaginéis el típico museo aburrido, sino más bien un espacio dinámico y en el que la aproximación a la cultura sami se hace desde un punto de vista eminentemente práctico.

Recorriendo sus instalaciones podréis entrar en diferentes tipos de lavvo, ver en vivo a artesanos produciendo artesanía, recibir nociones básicas sobre sus cantos tradicionales… Además, podréis disfrutar de la gastronomía sami a través de su café y su restaurante.

Sami Museum

Por último, a 800 metros del parlamento os espera el Sami Museum, un museo creado en 1972. Fue la primera institución sami oficial de toda Noruega, ofreciendo actualmente una colección de más de 5000 objetos. Tiene una exposición al aire libre y otra indoor, pudiéndose visitar ambas por unos 8€ por persona (al cambio).

La exposición principal os hará una presentación de algunos aspectos clave de la cultura sami: vestimenta, comercio, artesanía, religión e incluso arte contemporáneo. Por supuesto, también podréis visitar algunos edificios tradicionales.

¿Qué te ha parecido?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *