El ferry a la isla de Saaremaa: de dónde sale, cuánto cuesta y cómo es el trayecto

Si tienes pensado hacer una excursión a la isla de Saarema, la primera duda con la que te toparás será cómo llegar hasta allí. Y la verdad, la cosa no podría ser más sencilla. En este artículo os damos absolutamente todas las claves sobre el ferry que comunica la isla más grande de Estonia con el resto del país: de dónde sale, adónde llega, horarios y tarifas, cómo es el viaje a bordo del barco…

Información práctica para llegar a Saaremaa

De dónde sale el ferry y a dónde llega

Lo primero que tenemos que decir es que hay un poquito de truqui en eso del ferry a Saaremaa, ya que realmente no se llega allí sino a la cercana Isla de Muhu. Sin embargo, están al lado una de la otra y se comunican por un pequeño puente, por lo que en la práctica da lo mismo.

Sea como fuere, 17 kilómetros separan a la Estonia continental de Saaremaa (o Muhu, si seguimos siendo precisos). El ferry se toma en la localidad de Virtsu y llega al pequeño puerto de Kuivastu. En ambos casos, es tan sencillo como ir hasta el puerto y ponerse a la cola en la fila en la que te toque. Básicamente como un peaje.

Tarifas y horarios

Los billetes se pueden comprar con antelación en la web de Praamid, la naviera que gestiona el ferry. Esto es 100% recomendable en fines de semana, festivos y durante toda la temporada alta, al menos en las primeras y últimas franjas del día (que son las que más demanda tienen).

En cualquier caso, el precio es asequible. Cuando nosotros fuimos (verano de 2021) el coste fue de 8,4€ por el vehículo (una furgoneta en nuestro caso) y de 3€ por persona. En total, 14,4€ por la ida y lo mismo por la vuelta.

Hay una salida más o menos cada hora, así que os recomendamos mirar antes los horarios por internet para no tener que esperar demasiado. Eso sí, tampoco os hagáis muchas ilusiones, porque recomiendan llegar unos 15 o 20 minutos antes por si hay cola.

Hay espacios reservados para los que ya han comprado su entrada, por lo que ese es otro motivo para hacerse con las entradas con antelación.

El trayecto entre Virtsu y Kuivastu

El recorrido entre ambos puertos dura una media hora, aunque podría ser un pelín menos o un pelín más en función del estado de la mar.

Durante el trayecto puedes subir al barco o quedarte directamente en el vehículo. Nosotros a la ida fuimos a explorar un poco, ya que teníamos curiosidad, pero a la vuelta nos quedamos directamente en la parte de atrás de la furgo.

Si hacéis como nosotros y subís al barco, allí encontraréis prácticamente de todo: tiendas, un pequeño bar, baños, wifi, televisiones con las que distraerse… Casi se podría decir que es una pena que el trayecto no sea más largo.

Merece la pena salir a la cubierta para echar un ojo, aunque lo cierto es que fuimos bastante cómodos también asomados a una ventanita.

En el bar nos cogimos unas salchipapas por 3,5€, un precio que nos pareció razonable. Tenían una gran variedad de comidas al peso, dicho sea de paso. Lo que también hay que decir (y no es tan positivo) es que la bebida es cara. Nosotros por ejemplo pedimos una sidra y costó 4,5€.

¿Se puede ir con perro en el ferry a Saaremaa?

Para terminar, decir que se puede ir con perro sin ningún problema. En primer lugar, porque os podéis quedar con él en el vehículo, así que si se pone nervioso con el barco lo mejor es que os quedéis en un espacio que ya conoce.

Si por el contrario os apetece salir con él para que estire las patas, podéis salir a la cubierta o hacer el trayecto en la planta cuarta, que es dog friendly. En teoría la zona interior está reservada para perros de menos de 15 kilos, pero nosotros fuimos con Tronco, que pesa más de 20, y no tuvimos ningún problema. Suponemos que haber compartido con él las salchipapas fue de ayuda para que fuese tranquilo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.