Cómo visitar las Termas Romanas de Bath: horarios, tarifas, qué ver y qué hacer

Las Termas Romanas de Bath no solo son el principal destino turístico de la ciudad de Bath, sino también uno de los más populares del suroeste de Inglaterra, de esa nación en general y posiblemente de todo el Reino Unido. Se trata de un complejo con más de 2000 años de antigüedad, conservado de una manera excepcional y que atestigua como pocos el paso del tiempo. Fue el origen de la ciudad, puesto que los colonizadores romanos quedaron maravillados con las aguas termales que brotaban en la zona. Y el resto es una historia que, por supuesto, os contaremos a lo largo de este post. En él también podréis encontrar información sobre la visita, horarios o tarifas. ¿Estáis listos para conocer este lugar absolutamente único?

2000 años de historia a través de las Termas de Bath

Aunque normalmente se sitúan los orígenes de la ciudad de Bath en la fundación de Aquae Sulis, el balneario que crearon aquí los romanos tras la conquista británica, lo cierto es que los celtas ya eran plenamente conscientes de las propiedades curativas de las cálidas aguas que brotaban del suelo en esta zona.

El caso es que este complejo termal fue explotado de manera continuada durante más de 300 años, en los que surgió a su alrededor la ciudad que a día de hoy es Patrimonio de la Humanidad. Tras la caída del imperio se vivieron años inciertos, pero lo cierto es que Bath nunca se salió del mapa.

Durante la Edad Media las termas fueron modificadas, destacando especialmente el momento en el que Juan de Tours construyó un nuevo edificio de aguas curativas. Siglos después, cuando John Wood padre e hijo llevaron la arquitectura neoclásica a su máxima expresión en Bath, las termas también fueron adaptadas al gusto imperante del momento.

Es más: en el siglo XVIII, Bath ya se había posicionado como el lugar al que acudían las clases pudientes británicas de vacaciones y turismo de wellness. Las propiedades curativas de sus aguas estaban más que aceptadas, así que el flujo de viajeros era constante.

Con el paso del tiempo se fueron construyendo otros balnearios que tomaban sus aguas de los mismos manantiales, en zonas más accesibles y adaptados a los nuevos gustos turísticos. Fue así como las termas romanas se convirtieron en lo que son hoy: un recurso turístico perfecto para aproximarse a la evolución histórica de la ciudad. Tened en cuenta que estamos hablando de las únicas aguas termales que brotan en toda Inglaterra, por lo que el lugar resulta único desde cualquier punto de vista.

Cómo es la visita a las Termas de Bath

Para visitar las Termas Romanas de Bath hay que sacar entrada, la cual tiene un coste de 26 libras por persona. Conviene hacerlo con antelación, ya que suelen agotarse (sobre todo en fines de semana y festivos).

Recorriendo las termas

La visita a las Termas de Bath propone un recorrido lógico por su interior. Se empieza en el piso superior y poco a poco se va descendiendo por sus entrañas, disfrutando de sus principales espacios desde diversos puntos de vista y accediendo también a una exposición permanente, a excavaciones arqueológicas e incluso a un salón de té.

Durante todo el recorrido os acompañará la audioguía de las termas, que está incluida en el precio de la entrada. Tiene mucha fama, pues ha recibido premios a nivel internacional por su eficacia y planteamiento.

La piscina porticada

Todo el recorrido discurre alrededor del Gran Baño, que así es como se llama a la piscina porticada de grandes dimensiones que protagoniza todas las guías de viaje a Bath. La contemplaréis desde la planta superior (al lado de un montón de esculturas de emperadores romanos relacionados con la conquista de Gran Bretaña), a media altura y también desde el nivel inferior.

La piscina principal de las termas es enorme y lujosa, sin duda el lugar más emblemático de las termas. Sus aguas verdes brotan del suelo a 46º, por lo que en días fríos veréis que sale vapor de las mismas.

Toda la visita a las termas romanas está planteada de una manera inmersiva, con proyecciones en las que se muestra cómo era el día a día de los romanos. En el caso del Gran Baño, durante los fines de semana encontraréis a actores ataviados con ropa de época.

El museo

Durante el recorrido atravesaréis por diferentes salas del museo de las Termas de Bath, en el cual se exponen todo tipo de materiales y utensilios de época romana. Tenemos que decir que en algunos puntos nos resultó agobiante (había tanta gente que no se podía ni caminar), pero en general fue una visita agradable.

Es una visita absolutamente imprescindible, de eso no cabe duda. Si os gusta la Historia u os produce curiosidad el Imperio Romano, está claro que lo pasaréis en grande. Y si no es el caso, igualmente es una propuesta vanguardista y entretenida, por lo que igualmente será uno de vuestros grandes recuerdos de Bath.

El Baño del Rey y las excavaciones arqueológicas

El recorrido incluye la visita a otra piscina, de dimensiones más reducidas. Es la conocida como el Baño del Rey, una zona que también podréis contemplar desde diferentes alturas.

Igualmente caminaréis por las entrañas del complejo termal, que han llegado hasta nuestros días en forma de excavaciones arqueológicas. Veréis mosaicos, estructuras de canalización, salas concretas como el caldarium o las cañerías en las que se desborda el agua. Realmente interesante.

Probar el agua de Bath

Por último, la visita acaba en la Pump Room, en la cual podréis beber directamente de las aguas termales de Bath. Tienen unas propiedades curativas avaladas por la ciencia, completan la experiencia y tienen un sabor súper peculiar, por lo que no os podéis ir de allí sin pegar un trago. Puede que sea raruno beber agua caliente, pero la visita no será 100% auténtica si no os lleváis aunque sea un sorbito en el buche.

Información práctica

Horarios

Las Termas Romanas de Bath abren todos los días del año, excepto el 25 y el 26 de diciembre. El horario general es de 9:00 a 18:00, pero puede variar en función de la época del año.

Tarifas

Si os estáis preguntando cuánto cuesta entrar a las Termas de Bath, tenemos una mala noticia: no es barato. Aquí os dejamos las tarifas:

  • Adultos: 26 libras
  • Estudiantes y mayores de 65 años: 25 libras
  • Jóvenes de 6 a 18 años: 18,5 libras

Aparte, tienen tickets de ahorro para familias monoparentales, de dos adultos con un niño y de dos adultos con varios niños.

¿Qué te ha parecido?
+1
3
+1
1
+1
2
+1
0
+1
0
+1
0

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *