Excursión al puerto de El Pireo desde Atenas

Si os sobran unas horitas en vuestro viaje a Atenas, no podéis perderos su excursión más cercana: el puerto de El Pireo. Se trata de un lugar muy diferente, en el que tan pronto veréis un enorme crucero de turistas como pequeños barquitos que vienen a descargar pescado fresco. A nosotros es una excursión que nos encantó y nos pareció perfecta para una tarde. Por eso, os vamos a contar qué se ve y cómo llegar a este municipio a las afueras de Atenas.

El puerto de la Antigua Atenas

El Pireo es una ciudad independiente de Atenas con más de 200.000 habitantes. Sin embargo, en el imaginario común El Pireo siempre será parte de Atenas, puesto que fue su puerto en la Antigüedad Clásica. Tras el esplendor griego, en la Edad Media y durante la dominación otomana no fue precisamente el puerto más destacado de la zona. Sin embargo, cuando a comienzos del siglo XIX se refundó Atenas, las autoridades decidieron invertir mucho en El Pireo de cara a que volviese a ser el gran puerto de la capital.

Más allá de la imagen de puerto antiguo, hoy en día es un lugar vibrante. En su línea de costa a lo largo del golfo de Egina han surgido hasta tres puertos diferentes, en los cuales hoy en día es posible encontrar buenos sitios para comer, tiendas, hoteles y un paseo marítimo infinito por el que pasear. Vamos, que merece la pena dejarse caer por aquí.

Kantharos, Zea y Mikrolimano

Si vais a El Pireo, básicamente encontraréis tres puertos diferentes.

El primero es Kantharos, que es el que menos interés tiene. No obstante, es el más visitado, ya que aquí atracan todos los cruceros turísticos que van a Atenas. Si has llegado a la ciudad en una de esas moles flotantes verás este puerto quieras o no, pero si estás haciendo una excursión a El Pireo de verdad que no merece la pena.

El segundo puerto es Zea, también conocido como Pasalimani. Es la zona más animada y en nuestra opinión la que más merece la pena. El paseo marítimo es muy bonito, hay muchos sitios interesantes para merendar al lado del mar y las vistas del Golfo de Egina son impresionantes. También encontraréis algunos lugares de interés, como el Museo Arqueológico de El Pireo.

Este segundo puerto es el que hace que merezca la pena ir a El Pireo. Nosotros estuvimos paseando, nos comimos un delicioso gofre y disfrutamos de un atardecer único. Después de una buena pateada por el centro de Atenas, agradecimos un montón este ratito en calma junto al mar.

Por último, está el pequeño puerto de Mikrolimano. Es un lugar engañoso: en las fotos echas desde el mar veréis un sitio encantador, pero sobre el terreno no merece la pena. Caótico, sobreexplotado y demasiado centrado en la típica gente de clase media que se cree clase alta y no tiene ningunos modales. En nuestra opinión, totalmente prescindible, sobretodo teniendo en cuenta lo bonito que es Zea.

Cómo llegar a El Pireo

Hay tres maneras de llegar a El Pireo desde Atenas:

  • Metro: la mejor opción, ya que es barata, rápida y os hará evitar el tráfico caótico del puerto. Hay que parar en la estación de Faliro.
  • Coche: si tenéis coche de alquiler podéis ir allí y dejarlo en algún parking. Eso si, entre lo que se tarda y el tráfico, os recomendamos aparcar en el centro de Atenas e ir en metro.
  • Taxi: la opción más cómoda, pero a la vez la más cara. Os costará entre 25€ y 30€ en función del tráfico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *