Meteora: ruta de un día visitando los monasterios

Meteora es uno de los lugares más bonitos del mundo. Así, en negrita y sin paños calientes. Un lugar que es Patrimonio de la Humanidad por cuestiones obvias y que os costará creer que existe, incluso estando allí. Podríamos estar párrafos y párrafos diciendo lo muchísimo que nos gusta este sitio, pero pensamos que lo mejor es daros información útil para que preparéis vosotros mismos la visita. Es uno de los destinos más visitados de Grecia, sin duda un lugar imprescindible si estáis tres o cuatro días en el país heleno.

Introducción al lugar más increíble del mundo

Meteora es un espacio natural único, cuyo nombre no significa «rocas en el aire» por casualidad. Es un conjunto de rocas gigantes y montañas de arenisca formadas bajo el mar, que fue escogido por diferentes comunidades ortodoxas para fundar en ellos diferentes monasterios.

En su época de máximo esplendor llegaron a construirse 24, de los cuales han llegado 13 a nuestros días. Eso sí, hoy en día solo son visitables seis de ellos, aunque son más que suficientes para hacerse a la idea de cómo era la vida en estas comunidades. Bueno, cómo era y cómo es: todavía viven en la región 60 monjes y monjas, que se encargan de conjugar la explotación turística del lugar con un modo de vida dedicado a la meditación y el rezo.

El sitio es increíble, hasta el punto de que a día de hoy sigue siendo una incógnita cómo se consiguieron construir los monasterios en lugares de tan difícil acceso. Se ha hablado de sistemas de poleas, de telesillas, de tirolinas e incluso de cometas que servían para transportar materiales a las zonas más altas.

Como no podía ser de otro modo, Meteora ha sido lugar de rodaje para algunas súper producciones. Sin ir más lejos, en 1981 la película de Jams Bond For Your Eyes Only rodó aquí alguna de sus tomas. En época más reciente, fue utilizada por la popular Juego de Tronos para recrear el Nido de Águilas en el que estuvo preso Tyrion Lannister. Como curiosidad, los actores no grabaron aquí ya que el gobierno griego no dio su autorización por motivos de protección, así que solo estuvieron las cámaras.

Como última referencia cultural, el mítico disco Meteora de Linkin Park se llama así después de que el grupo conociese el sitio y quedase fascinado con él.

Ruta de un día por los Monasterios de Meteora

Meteora se puede visitar en un solo día, pero estando ya en el sitio. Dicho de otro modo: si estáis en Atenas, tendríais que venir aquí a pasar la noche y al día siguiente pegaros la paliza recorriendo los Monasterios. Son cuatro horas en coche, así que ir y volver en el día desde Atenas nos parece inviable. Hay dos opciones para hacer noche: Kastraki, un pequeño pueblo al lado de uno de los accesos a Meteora; y Kalambaka, una ciudad bastante mayor. Se entra por uno y se sale por otro: nosotros escogimos la primera opción (Kastraki) por tener mucho más encanto y precios muy económicos.

Varios consejos antes de que vayáis para allá:

  • Ropa cómoda, ya que hay que subir muchas escaleras. Recordad que son templos ortodoxos, así que evitad pantalones cortos, faldas y camisetas de tirantes.
  • Llevad dinero en efectivo, la entrada a todos los monasterios es de 3€ por persona y no tienen datáfono.
  • Comprobad que tenéis gasolina en el coche.
  • Que no falten agua y algo de picar en la mochila, pues si no os tocará bajar de nuevo a los pueblos.

Dicho esto, los monasterios abren en su mayoría a las 9:00, así que conviene que un poquito antes estéis ya allí. El orden para visitarlos da un poco igual, aunque os recomendamos ir parando en ellos según vayan apareciendo en la carretera. Todos están señalizados y tienen pequeños aparcamientos, por lo que no hay pérdida.

Los monasterios a visitar son:

  • Monasterio de San Nicolás: es el primero que veréis desde Kastraki. Los grandes tours turísticos no suelen parar en él, ya que es chiquitito y las escaleras de subida son bastante duritas. A nosotros nos encantó, tiene unas pinturas que son de lo mejorcito que veréis en Meteora.

  • Monasterio de Santa Bárbara (Roussanou): tiene la particularidad de que es el único regentado por una comunidad exclusivamente femenina. Sus casi 150 escalones de subida hacen que también sea uno de los menos visitados, pero a nosotros también nos gustó muchísimo.

  • Monasterio de Todos los Santos (Varlaam): es uno de los más grandes, en su interior hay un pequeño museo que explica la vida en los monasterios. También tiene frescos de época bizantina.

  • Monasterio Gran Meteoro: es el más grande, el que más fácil se visita y el que más viajeros recibe a lo largo del año. Está en el punto más alto del valle (más de 600 metros por encima del nivel del mar) y su visita lleva bastante rato.

  • Monasterio de la Santísima Trinidad (Agias Triados): es el más duro para acceder, con una sucesión de más de 300 escalones. Sin embargo, el esfuerzo otorgará la recompensa de acceder a un mirador único para contemplar el resto de monasterios. Es el que inspiró a Juego de Tronos para el Nido de Águilas. Tiene una especie de ascensor suspendido entre las rocas que quita el hipo.

  • Monasterio de San Esteban: es el último de todos, una especie de patito feo. No tiene la ubicación más espectacular y normalmente la gente lo visita con bastante cansancio acumulado, así que no es el que más brille. A nosotros nos gustó, la verdad, aunque es cierto que destaca menos que el resto.

Yendo a tope, en unas cinco horas se ven todos los monasterios. Esto incluye los desplazamientos en coche, subir, visitar los monasterios, paradas en algún mirador, etcétera. Perfecto para después bajar a Kalambaka y comer en alguna taberna tradicional griega.

Horarios, días de apertura, tarifas y normas de vestimenta

Los monasterios tienen un sistema de cierre rotativo, para que siempre estén abiertos al menos cuatro de los seis. A nivel de horarios y días de apertura, viene a ser algo tal que así:

  • San Nicolás: abre de 9:00 a 16:00 y cierra los viernes.
  • Santa Bárbara: abre de 9:00 a 14:00 y cierra los miércoles.
  • Todos los Santos: abre de 9:00 a 16:00 y cierra los viernes.
  • Gran Mateoro: abre de 9:00 a 17:00 y cierra los martes.
  • Santísima Trinidad: abre de 9:00 a 17:00 y cierra los jueves.
  • San Esteban: abre de 9:30 a 13:00 y de 15:00 a 17:00 y cierra los lunes.

En todos ellos hay que pagar una tarifa de 3€ por persona. Como curiosidad, las entradas son bastante bonitas.

Por último, son templos ortodoxos. Aunque están más relajados en materia de vestimenta que otros monasterios de los alrededores, nada de llevar pantalón corto (en el caso de los hombres) y falda y camiseta de tirantes (en el caso de las mujeres). En cualquier caso, en la puerta las mujeres tendrán que coger una falta larga en caso de llevar pantalones.

Cómo llegar a Meteora

Tenéis varias opciones:

  • Coche de alquiler: sin duda es la mejor, no solo porque llegaréis rápido (cuatro horas largas), sino porque luego os podréis mover por los monasterios con total libertad. Sin coche la visita queda condenada a largas caminatas o a un tour guiado.
  • Tren: es una opción muy popular, por su escaso precio y porque te deja en Kalambaka directamente desde Atenas.
  • Autobús: no hay comunicación directa con Atenas, sino que hay que hacer trasbordo en Trikala. No merece la pena.
  • Tour guiado: tenéis excursiones programadas que salen tanto desde los pueblos de al lado de Meteora como directamente desde Atenas, normalmente incluyendo una noche y la visita a Delfos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *