El Mirador de Orellán: la mejor panorámica de Las Médulas

No hay guía de viajes, artículo de revista o post de blog que hable de Las Médulas y no utilice la misma foto. En ella, un sorprendente paisaje a medio camino entre lo devastado y lo romántico cautiva al observador, mostrando trocitos de montaña de un color sorprendentemente rojizo con la vegetación abriéndose camino sobre ella. ¿Sabéis desde dónde se toma? Pues ni más ni menos que desde el Mirador de Orellán, una de esas visitas imprescindibles que no pueden faltar en un viaje a Las Médulas. En este artículo os contamos todo sobre este fascinante mirador y os enseñamos cuales son las mejores horas para que vuestra foto sea perfecta.

Las mejores vistas de Las Médulas

El Mirador de Orellán es el mirador por excelencia a Las Médulas. Llegar hasta él no os llevará más de diez minutos en coche, aunque el aparcamiento está a unos 500 metros del propio mirador. La subida no es dura, pero es cuesta arriba y aquellos que no estén acostumbrados a caminar puede que suden la gota gorda.

Una vez se llegue al mirador como tal, se accederá a una sucesión de plataformas desde las que contemplar Las Médulas desde diferentes puntos de vista. Este paisaje, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, es el fruto de la explotación minera que hicieron los romanos de la zona hace ya un par de milenios. La imagen es simplemente sobrecogedora: preciosa e inolvidable, pero a la vez muestra un paisaje que ha sido destrozado por la acción humana.

Si queréis un consejo, os diremos que cualquier hora es buena para visitar el Mirador de Orellán. Pero si queréis un consejo aun mejor, hacedlo a primera hora o a última: así disfrutaréis del paisaje en todo su esplendor. Los colores serán más vivos que nunca, el sol no molestará demasiado y las fotos serán la envidia de todos vuestros seguidores de Instagram.

Por cierto, el mirador está abierto las 24 horas del día, es gratuito y se ha puesto en valor para que puedan visitarlo personas en silla de ruedas. ¡Mejor imposible!

La Galería de Orellán

Y, ya que estáis por allí, quizá os podáis plantear la visita a la Galería de Orellán. Se trata de una de las cuevas excavadas en época romana. Tiene un coste de 3€ y se puede hacer de 11:00 a 14:00 y de 16:00 a 20:00. ¿Problemas? Básicamente dos: que no se puede reservar y que no dejan pagar con tarjeta, por lo que si hay mucha gente esperando o no lleváis dinero en efectivo os quedaréis con las ganas. Por cierto, en el aparcamiento ya ponen carteles de estas galerías, nosotros nos llevamos un pequeño susto al pensar que cobraban por el propio mirador.

Desde el interior de la galería tendréis acceso a un mirador privilegiado, desde el cual contemplar Las Médulas desde un punto de vista distinto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *