Dingli Cliffs, los acantilados más famosos de Malta

El suroeste de la isla de Malta alberga uno de los atractivos naturales más importantes del país. Nos referimos a los Dingli Cliffs o Acantilados de Dingli, una zona famosa no solo por su belleza sino por ser uno de los mejores lugares de todo el Mar Mediterráneo para contemplar la puesta de sol. Seguid leyendo y veréis cómo fue nuestra experiencia en este sitio tan lleno de magia.

Acantilados de Dingli: todo lo que tienes que saber sobre ellos

Como ya hemos dicho, los Dingli Cliffs son unos acantilados ubicados en el suroeste de Malta. Nos cuesta mucho hablar de ellos, ya que pensamos que todo lo que se diga es poco en comparación con lo bonitos que son.

Sus rocas se elevan más de 200 metros, por lo que la caída es sencillamente impresionante. Responden bastante bien a la imagen que todos tenemos en la cabeza de unos acantilados frente al mar. También son muy representativos de la geografía maltesa, así como de la vegetación que se suele encontrar frente a sus costas.

La visita a los Dingli Cliffs se puede hacer de muchas maneras: haciendo una breve parada en coche, buscando diferentes miradores para obtener la mejor fotografía, recorriendo la zona en rutas de senderismo que incluso llegan a comunicar con la Blue Grotto…

Por supuesto, el momento del día más concurrido es siempre el atardecer. Y es que los Dingli Cliffs son un excelente lugar para contemplar la puesta de sol. Os recomendamos llevar un pequeño picnic y disfrutar del momento como se merece.

Por cierto, dos apuntes. El primero es que desde los Dingli Cliffs podéis contemplar Filfla, un pequeño islote de apenas 6 hectáreas. Junto a él hay una pequeña roca llamada Filfoletta.

El segundo es que los Dingli Cliffs también ofrecen un excelente patrimonio arquitectónico. En el punto más alto tenéis la Capilla de Santa María Magdalena, mientras que en la zona baja está la Capilla de Nuestra Señora de Monte Carmelo.

Buscando el mejor mirador

La opción más típica para visitar los Dingli Cliffs consiste en aparcar el coche y asomarse al borde. Así, sin más pretensiones. Sin embargo, el sitio es tan absolutamente increíble que solo con hacer eso ya estaréis ante uno de los puntos más interesantes de vuestro viaje.

Nosotros nos informamos antes de ir, y vimos que había algo llamado Dingli Cliffs Window: una especie de ventana en las rocas para contemplar los acantilados de una forma más evocadora. En el mapa no lo vimos y tampoco hay señalización, pero sobre el terreno es fácil encontrarlo. ¿Cómo? Pues yendo a la zona en la que más gente veáis, ya que es un sitio tremendamente fotogénico y todo el mundo quiere llevarse esa instantánea en su cámara

Aparcamiento en los Dingli Cliffs

Si buscáis los Dingli Cliffs en Google, veréis que hay un aparcamiento señalizado en el mapa. Técnicamente no es un aparcamiento, sino el arcén de la carretera que pasa por la zona. Es el punto más cercano, así que también es el más concurrido y si vais en hora punta (puesta de sol) es posible que no encontréis sitio.

La alternativa sería ir a las inmediaciones de la Capilla de Nuestra Señora de Monte Carmelo. Aunque el caminito es estrecho, podréis dejar el coche junto a una pequeña e interesante ruta. Tras escasos 10 minutos caminando llegaréis a la misma zona.

¿Qué te ha parecido?
+1
2
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *