Qué ver y qué hacer en Santa Mónica: ruta por la playa, el muelle y las calles peatonales

La playa esa de Los Ángeles con atracciones de feria. Así es como conocíamos a Santa Mónica antes de hacer el viaje por la costa oeste de Estados Unidos, pensando que sería un lugar que no nos interesaría en absoluto. Sin embargo, tras hacer esta visita tenemos que reconocer que, de inmediato, se convirtió en uno de nuestros lugares favoritos de LA. Es una zona animada como pocas, muy colorida y en la que los planes son diversos a más no poder.

Clima mediterráneo, neones americanos

Aunque Santa Mónica lleva siendo poblada desde mediados del siglo XVIII de manera ininterrumpida, lo cierto es su auge es mucho posterior. Fue en los años ochenta del siglo XX cuando el turismo fijó sus ojos en esta zona de Los Ángeles, debido a su agradable microclima de componente mediterráneo y a su infinita playa de arenas tan finas como doradas.

La zona es uno de los mayores exponentes de la propuesta de sol y playa de la costa de California. Es uno de esos cruces de caminos culturales en los que tan pronto se puede hablar de que allí termina la Ruta 66 como de que en sus aguas «prestan servicio» los legendarios Vigilantes de la Playa.

Un largo muelle, un parque de atracciones, el mejor paseo marítimo de la ciudad, la ya mencionada playa o una infinita calle comercial son los principales argumentos de Santa Mónica para cautivar al viajero en nuestros días. Es una visita imprescindible en Los Ángeles, por lo que no deberíais dejar de incluirla en vuestra ruta por la ciudad.

Por cierto, un dato interesante. Aparcar en Los Ángeles siempre es complicado, pero junto a Santa Mónica hay un city parking: un estacionamiento público amplio y con tarifa reducida. Dejad vuestro vehículo allí y dedicaos a recorrer esta zona de LA sin prisa, pues solo así se puede disfrutar a tope de Santa Mónica. Contad con un mínimo de dos o tres horas, aunque hay quien el dedica toda una jornada.

Turismo en Santa Mónica

Muelle de Santa Mónica

Aunque realmente es lo último a lo que llegaréis (ya que tendréis que atravesar todo lo demás antes), es imposible no empezar hablando del mítico Muelle de Santa Mónica. Es el lugar más vibrante de la zona, en el cual podréis disfrutar de un ambiente diverso y trepidante a cualquier horas del día. Es icónico como pocos, siendo probablemente el lugar más representativo de la palabra «ocio» en Estados Unidos.

Junto a la entrada al muelle encontraréis un enorme aparcamiento, unos baños con vestuario (por si fueseis a ir a la playa) y también un enorme acuario (el Heal the Bay Aquarium). También os dará la bienvenida el cartel que marca el final de la ruta 66, uno de sus espacios más fotografiados.

Seguid caminando por sus tablones de madera para descubrir todo tipo de restaurantes, tiendas y espectáculos callejeros. También veréis una especie de parque de atracciones, del cual vamos a hablar en el siguiente apartado.

Justo al final están las oficinas del puerto, un último bar y un mirador. No sabríamos explicar por qué, pero este último tiene un ambiente único.

Pacific Park

Inaugurado en el año 1909, en el corazón del Muelle de Santa Mónica se encuentra el Pacific Park. Es un parque de atracciones a medio camino entre lo vintage y lo mainstream, pues aunque sea fácilmente reconocible por su aparición en cientos de películas también es verdad que se ha quedado un poco anticuado.

Tiene una montaña rusa y una noria como principales emblemas, aunque hay todo tipo de atracciones. Podéis montaros en ellas pagando entrada individual o haceros con una pulserita que os dará acceso ilimitado a las mismas. Una vez más, lo guay de aquí no solo son las atracciones en sí, sino el ambiente. Probablemente es uno de los lugares más felices del planeta.

Playa de Santa Mónica

Una vez exploréis el muelle, no dudéis en quitaros las zapatillas y así poder sentir directamente bajo vuestros pies la cálida arena de al Playa de Santa Mónica. Mítica a más no poder, es quizá la más famosa de toda la costa californiana. A ello ha contribuido de manera notable la serie Los Vigilantes de la Playa, pues sus protagonistas desempeñaban sus labores como socorristas en ella.

Es una playa larguísima, en la cual podréis pasear hasta que os aburráis. También podréis bañaros, sentaros a disfrutar de las vistas del muelle o simplemente disfrutar de una conversación profunda mientras se pone el Sol.

Por cierto, dos curiosidades. Justo en el tramo más cercano al muelle hay una especie de paseo marítimo conocido como Ocean Front Walk. Las 30 o 40 casas que se arremolinan junto a él fueron recreadas al milímetro en el videojuego GTA V, protagonizando las primeras escenas del mismo.

La segunda curiosidad es que en segunda línea de costa hay dos casas que son conocidas como las black & pink meme houses, siendo las protagonistas de uno de los memes más clásicos de internet. Se contemplan mejor desde arriba.

Ocean Drive & Palisades Park

Hablando de eso, una vez recorráis a tope la zona de la playa, os recomendamos subir por cualquiera de los puentes peatonales que cruzan la Pacific Coast Hwy y subir hasta Ocean Drive. Vendría a ser algo así como un paseo marítimo con perspectiva, pues está elevado y os dará la mejor vista posible de Santa Mónica.

Pasead a tope por el Palisades Park (el parquecito entre Ocean Drive y el barranco), pues allí os esperan algunas de las panorámicas más chulas de todo Los Ángeles.

3rd Street Promenade

Por último, toda visita que quiera presumir de completa a Santa Mónica deberá pasar en algún momento por la 3rd Street Promenada, una amplia calle peatonal llena de tiendas, restaurantes, heladerías, museos e incluso fuentes con forma de dinosaurio. Vendría a ser algo así como la típica calle comercial que cabría esperar del centro de una capital europea, pero a la americana. Es la mejor manera de empezar o concluir una visita a Santa Mónica, pues se su propuesta aleja un poco del resto de cosas que veréis allí.

¿Qué te ha parecido?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *