Happy Isles, el corazón artístico de Yosemite

Hoy os queremos enseñar un rinconcito poco conocido del Parque Nacional de Yosemite. Sin embargo, hablamos también de uno de nuestros espacios favoritos del lugar. Nos referimos a las Happy Isles, dos islas felices rodeadas de uno de los tramos más bonitos del Merced River. En los alrededores os esperan rutas de senderismo, bosques preciosos, un centro de arte y naturaleza, una exposición de rocas y algunas de las estampas más bonitas del Parque.

Dos islotes rodeados de rápidos

Las Happy Isles demuestran que Yosemite es un lugar profundo, diverso y en el que siempre quedan cosas por descubrir. Ubicadas junto a la parada 16 del shuttle bus que recorre el Parque Nacional de manera gratuita, hablamos de dos pequeñas islitas que ofrecen una buena síntesis de lo que cabría esperar del Yosemite Valley.

Las islas en sí son preciosas. Rodeadas por rápidos del Merced Rivers, en ellas hay pequeños caminos unidos entre sí por bonitos puentes de madera. Se pueden bordear las islas, aunque lo más interesante es atravesarlas caminando.

La mejor época para ir a esta zona de Yosemite es a finales del verano, cuando los niveles de agua están un pelín más bajos. Así podréis disfrutar de una atmósfera tranquila y reconfortante, como si estuviese dando la bienvenida al otoño.

Tened en cuenta que Yosemite es un lugar que tiende a las masificaciones, al menos en sus puntos más populares. Por tanto, siempre es de agradecer una zona menos concurrida y en la que poder alejarse del mundanal ruido.

Rocas, arte y naturaleza

Al margen de las islas en sí, en la zona de Happy Isles ofrece muchísimas posibilidades. En primer lugar, allí os espera la rockfall exhibit, una excelente exposición sobre las rocas de Yosemite. Está al aire libre, por lo que puede ser visitada las 24 horas del día. A través de sus paneles informativos podréis aprender un montón de cosas.

Si os apetece algo un poco más interactivo, no tenéis más que ir al Happy Isles Art & Nature Center, una mezcla entre centro de visitantes, museo y sala de actividades. Organizan un montón de eventos gratuitos en los que la naturaleza la protagonista, pero siempre con el arte como hilo conductor. Sin lugar a dudas es una zona que deberíais tener marcada en el mapa en caso de estar visitando Yosemite con niños pequeños.

Además de sus actividades, en el Art & Nature Center hay una exposición buenísima sobre la flora y fauna de Yosemite. Probablemente es la mejor que vimos en todo el Parque Nacional.

Y si todo esto os parece poco, a junto a las Happy Isles tenéis los trailhead de varias rutas súper interesantes. Sin ir más lejos, nosotros aprovechamos que estábamos por allí para hacer el Vernal Fall Trail, en el que disfrutamos de una increíble cascada… ¡y también de la compañía de una enorme serpiente de cascabel!

¿Qué te ha parecido?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *