Qué ver en Ponferrada, la capital de la Comarca del Bierzo

Un puente medieval cuya estructura fue reforzada con hierro (pons ferrata) es el origen de Ponferrada, una ciudad que no solo es la capital de la Comarca del Bierzo sino también uno de los lugares de paso más interesantes del Camino de Santiago. En ella, el viajero puede seguir las huellas de la siempre misteriosa Orden del Temple, dar cuenta de la mejor gastronomía leonesa o disfrutar de sus interesantísimos museos. En este post os vamos a enseñar qué ver y hacer en Ponferrada en un día, para que le saquéis todo el jugo a este interesante destino.

Un destino para templarios y peregrinos

El Río Sil fue una barrera prácticamente infranqueable por estos lares hasta que el Obispo Osmundo de Astorga puso toda la carne en el asador y auspició uno de los grandes hitos de la ingeniería del momento: un puente de hierro que permitió que una próspera ciudad se desarrollase a su vera. Hablamos del siglo XI, caldo de cultivo para que una centuria después los Templarios asumieran la tutela de esta villa medieval y la convirtiesen en uno de los lugares más seguros de la ruta jacobea.

Tiempo después, la ciudad templaria pasó a ser villa de realengo, abrazando la modernidad sin renunciar a un patrimonio arquitectónico medieval que a día de hoy sigue vigente. Establecimientos comerciales, hospicios para dar cobijo a viajeros y fondas en las que servir apetitosos platos se fueron desarrollando y nunca jamás dejaron su lugar.

En la actualidad, visitar Ponferrada supone ir a un destino en el que el arte y la cultura brillan con luz propia. Un paseo por sus calles os permitirá visitar un buen puñado de iglesias, museos de lo más variados y uno de los castillos más interesantes de toda la provincia de León. Si a eso se le suma un ambiente sensacional en cualquier época del año… ¿qué más se puede pedir?

Pese a que de primeras abruma, un día es más que suficiente para visitar Ponferrada. Incluso puede hacerse en media jornada y aprovechar para hacer una excursión por los alrededores, siempre que vuestro paso sea ligero. Seguid leyendo y os enseñaremos todo lo que se puede hacer en la capital del Bierzo.

Turismo en Ponferrada

Castillo de los Templarios

Se hace casi obligado empezar la visita a Ponferrada por el impresionante Castillo de los Templarios, uno de los conjuntos militares medievales más espectaculares de toda Europa. En sus más de 8000 metros cuadrados encontraréis todo aquello que se pudiera esperar de un castillo: desde la muralla con almenas hasta sus impresionantes torreones, pasando por las estancias palaciegas de su interior.

Es uno de los edificios asociados a la Orden del Temple que mejor han llegado a nuestros días, no solo porque la “materia prima” era buena (cuando cayeron los templarios ya era una fortaleza enorme) sino porque posteriormente siguió siendo ampliado durante siglos.

Abre de martes a domingo de 10:00 a 14:00 y de 16:30 a 20:30, por lo que es muy difícil que no encontréis un hueco para entrar. La visita a su interior es larga (al menos una hora, seguramente más) y en ella se pueden visitar muchísimas cosas, incluyendo una exposición permanente de libros relacionados con los templarios.

La única pega que le ponemos a todo esto es que, como en prácticamente todos los edificios turísticos de Ponferrada, el Castillo de los Templarios no es dog friendly: si estáis viajando con perro, lamentablemente no podréis entrar.

Iglesia de San Andrés

Situada a pocos metros de una de las esquinas del castillo, la Iglesia de San Andrés es un templo de finales del siglo XVIII en el que destaca un enorme retablo de estilo barroco. En su interior podéis encontrar también algunos de los pasos más destacados de la Semana Santa ponferradina, la cual se vive con una especial devoción.

Oficina de Turismo

Siguiendo en los alrededores del castillo, en la Calle Gil y Carrasco está la Oficina de Turismo de Ponferrada. Habíamos leído de ella que es una de las mejores oficinas turísticas del Camino de Santiago y la verdad es que su fama es más que merecida. En su interior encontramos a gente súper amable, que nos ayudó un montón a preparar la visita y que nos dio muchas ideas para hacer excursiones por los alrededores. 100% recomendable hacer una parada ahí.

Casa de los Escudos (Museo de la Radio «Luis del Olmo»)

Justo enfrente de la Oficina de Turismo está la Casa de los Escudos, una enorme casona solariega del siglo XVIII que fue mandada construir por Francisco García de las Llanas. Es un edificio sobrio y monumental, en cuya fachada destacan unos enormes escudos de piedra.

En la actualidad, en el interior de la Casa de los Escudos se puede encontrar el Museo de la Radio «Luis del Olmo», en donde el destacado locutor (una de las figuras radiofónicas más populares en España de finales del siglo XX y principios del XXI) ha cedido buena parte de su colección personal relacionada con el medio.

Basílica de Nuestra Señora de la Encina

Desde el museo, transitando por un estrecho pasadizo, se llega a la Basílica de Nuestra Señora de la Encina, un enorme templo de planta de cruz latina construido entre los siglos XVI y XVII (aunque sobre la base de una primitiva iglesia del XII). Tiene una silueta súper reconocible gracias a su torre de campanas, de clara influencia gallega.

Si os gusta el arte sacro no podéis dejar de visitar su interior, pues encontraréis prácticamente de todo: esculturas, tallas de madera, piezas de orfebrería…

Plaza Virgen de la Encina

La basílica da a la homónima Plaza de la Virgen de la Encina, uno de los lugares más animados de la ciudad. En ella destaca una escultura de Venancio Blanco en honor al templario que, según cuenta la leyenda, encontró una virgen en el interior de una encina. Dicha virgen es la patrona de la ciudad, dicho sea de paso.

Calle del Reloj

Desde allí sale la Calle del Reloj, la que posiblemente sea la calle con más encanto de toda Ponferrada. Y no solo por su constante transitar de peregrinos, pues al fin y al cabo es por donde discurre el Camino de Santiago a su paso por la localidad, sino porque en ella encontraréis edificios nobiliarios, comercios súper interesantes y muchísimo ambiente.

Torre del Reloj

Al fondo de la calle está la Torre del Reloj, uno de los edificios más representativos de Ponferrada. Ubicada sobre el Arco de las Eras, fue construida antes de 1567 (no se sabe la fecha exacta, pero sí existe la certeza de que entonces ya estaba allí). El edificio ha ido evolucionando con el tiempo, pues a finales del siglo XVII se añadió el cuerpo en el que hoy hay una enorme campana.

Real Cárcel (Museo del Bierzo)

Antes de llegar a la torre veréis la Real Cárcel, antiguo Palacio Consistorial del siglo XVI. Su construcción se hizo siguiendo las provisiones de Felipe II, lo cual quedó reflejado en el escudo real que hay en su fachada. Es uno de los mejores ejemplos de arquitectura civil de la ciudad.

Aunque albergó la prisión de la ciudad hasta finales de los años sesenta del siglo XX, en la actualidad es la sede del Museo del Bierzo, una institución en la que se puede conocer en profundidad la evolución histórica de la comarca con más personalidad de León.

Calle Carnicerías

La Real Cárcel da a la Calle del Reloj, sí, pero también a la Calle Carnicerías. No es la calle más famosa de Ponferrada, pero a nosotros nos pareció una de las más bonitas. Aunque no suela venir en los mapas, está muy bien ubicada y pensamos que merece la pena la visita.

Convento de la Purísima Concepción

Enfrente de la Real Cárcel está el Convento de la Purísima Concepción. Fue construido originariamente como un palacio, aunque acabó teniendo carácter religioso. Fruto de ese cambio de uso es la iglesia que hay en uno de sus extremos, la cual es visitable a día de hoy.

Ayuntamiento

Si pasáis por debajo de la Torre del Reloj llegaréis a una enorme plaza, en la cual el edificio más destacado es el Ayuntamiento de Ponferrada. La casa consistorial de la localidad fue construida entre finales del siglo XVII y comienzos del XVIII, legando a nuestros días una interesante fachada con una estructura central a la que le flanquean dos enormes torres. Realmente bonito.

Iglesia de San Antonio (Museo de la Semana Santa)

Un poquito más alejada del centro está la Iglesia de San Antonio, construida ya en el siglo XVIII. Tuvo momentos malos, pero fue restaurada y convertida en la sede del Museo de la Semana Santa de Ponferrada. No es la primera vez que la mencionamos en este artículo, pero es que si tiene la declaración de evento de Interés Turístico Nacional no es por casualidad. Si os interesa esta celebración, no os podéis perder el museo.

Fábrica de la Luz (Museo de la Energía)

Y, hablando de museos, en los alrededores de Ponferrada hay dos que no os podéis perder. El primero de ellos es la Fábrica de la Luz o Museo de la Energía, un espacio premiado en 2012 por la Unión Europa por haber puesto en valor la antigua central térmica de la ciudad. Es un espacio vanguardista y que demuestra que en el interior de España también hay espacio para la innovación.

EstaciónArte (Museo del Ferrocarril)

El otro museo de las afueras es EstaciónArte, un proyecto que aprovecha la antigua Estación Ponferrada – Villablino para ofrecer a los viajeros el Museo del Ferrocarril. En él se pueden contemplar varias locomotoras de vapor, así como un montón de elementos que recuerdan cómo era la vida ferroviaria.

Camino de Santiago

Pero si por algo se distingue a Ponferrada es por la marcadísima influencia que tiene el Camino de Santiago en la ciudad. Da igual si habéis acudido a ella como peregrinos o como viajeros de a pie: por aquí y por allá veréis innumerables referencias a la ruta jacobea. Dejaros imbuir por la llamada «Calle Mayor de Europa» y disfrutad de la cara más espiritual de Ponferrada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *