Instalación de gas en furgonetas camperizadas: cocina y agua caliente

Cada vez son más las furgonetas medianas y de gran volumen que apuestan por hacer una instalación de gas en la camperización. Con ella no solo obtienen todo lo necesario para cocinar y tener agua caliente, sino que además se consigue una gran autonomía e incluso una relativa independencia respecto a la electricidad. ¿Cómo es el tema? ¿Qué ventajas y qué inconvenientes existen? ¿Qué normativa hay que cumplir? Sigue leyendo, pues más adelante te esperan las respuestas a esas y otras muchas preguntas.

Introducción al gas en furgo

Empecemos por algo muy básico: ¿para qué se instala gas en una furgoneta camperizada? La pregunta tiene varias respuestas, pero en líneas generales se podría decir que para tener un único sistema que permita tener cocina de gas, agua caliente para la ducha y conectar electrodomésticos de uso frecuente como neveras.

Esa sería la respuesta corta y sencilla, pero también habría que hablar de la gran autonomía que se obtiene con una instalación como esta. Si lo vuestro es ir a perderos en medio de la nada, teniendo la furgoneta varios días parada, el circuito de gas es algo muy a tener en cuenta.

Habría que pensar también que es una excelente alternativa a la instalación eléctrica. Realmente no la sustituye, ya que a base de gas no se pueden cargar unos teléfonos móviles (al menos, que nosotros sepamos), pero sí que reduce infinitamente la dependencia de una segunda batería, ya que con el gas podrás calentar agua o tener una nevera.

Eso sí, no todo son ventajas. Hay que tener muy clara la legislación vigente, que es probablemente la más compleja de todas las relacionadas con una camperización. La homologación no solo es obligatoria, sino que para ello necesitarás un boletín de gas (un certificado que te expide la empresa que te haga la instalación) y también pasar revisiones cada cuatro años.

Aunque existen varias normativas, a grandes rasgos tendrás que tener en cuenta:

  • Real Decreto 919/2006
  • ITC-ICG-10
  • UNE-EN 1949:2011

Si buscas esas tres cosas en internet, verás todas las normas que debes cumplir y la documentación que se requiere para hacer una correcta homologación.

¿Cómo es una instalación de gas para furgonetas?

Vamos a hacer una aproximación a las características principales de una instalación de gas para furgonetas, para que tengáis en mente todo lo que acarrea este tema. Ojo, no hablamos desde la experiencia, ya que finalmente no le pusimos gas a nuestra furgo. Sin embargo, leímos mucho sobre el tema, fruto de lo cual nace este artículo.

Tenéis que tener en cuenta que una instalación de gas es algo complejo, que ocupa espacio y que no puede hacerse de cualquier manera. Así como en otros aspectos podéis hacer prácticamente lo que queráis, aquí hay que ser muy escrupulosos. Y no solo por una mera cuestión de pasar la homologación, sino porque hay gas de por medio y la seguridad adquiere una especial relevancia.

A ojo, tenéis que tener en cuenta:

  • Tiene que haber un compartimento de gas estanco, en el que incluso las juntas estén selladas.
  • Es obligatorio que en el suelo de dicho compartimento haya una rejilla de ventilación al exterior, con unas medidas concretas en función del tamaño de las bombonas que instales.
  • Hablando de bombonas: estas han de ir en vertical, sujetas al vehículo y con la válvula hacia arriba.
  • La puerta de acceso a este compartimento tiene que estar al menos 5 centímetros por encima del nivel del suelo.

¿Te parecen muchos requisitos? Bueno, pues esto no ha hecho más que empezar: en el compartimento estanco no puede haber ningún dispositivo eléctrico, hay que usar unos conectores determinados, no sirve cualquier tipo de tubería para transportar el gas, hacen falta válvulas que aguanten una presión de al menos 30 milibares…

A diferencia de otros aspectos del mundo camper, en la parte del gas está todo regulado al milímetro. De hecho, solo en materia de bombonas se podría distinguir entre varios tipos:

  • Si en tu instalación se accede a ellas desde el exterior de la furgo, no hay límites en tu instalación (aunque recuerda que si te pasas con el peso tu furgo consumirá mucho más).
  • Si en tu instalación se accede a las bombonas desde el exterior, podrás tener únicamente dos y que pesen un máximo de 16 kilos entre ambas.
  • Si es una instalación de GLP, esta ha de ir necesariamente en los bajos de la furgo.

Para abreviar: que hay que tenerlo todo claro, tanto por seguridad como para cumplir con una exigente normativa. En este aspecto de la camperización te recomendamos encarecidamente ponerte en manos de profesionales, más que en ningún otro.

Electrodomésticos para una instalación de gas en una camper

Si el tema de la instalación no te ha quitado las ganas de hacer una instalación de gas, estás de enhorabuena. Y es que si das el paso tendrás a tu alcance una serie de electrodomésticos de gas para camper que harán que tus viajes sean mucho más cómodos.

Antes de hablar de ellos, tienes que tener en cuenta dos cosas:

  • Todos los electrodomésticos tienen que tener marcado CE: dicho de otro modo, que tienen que ser homologables en la Unión Europea. Puede que en la ITV no se paren a mirarlo y pases el filtro, pero en caso de tener un accidente, lo normal es que tu compañía no responda.
  • Hay muchos electrodomésticos de gas que están pensados solo para exteriores: por ejemplo, hemos visto ya varias furgos que instalan un horno de gas para exteriores en el interior del vehículo. Esto no solo es peligroso, sino que también te dará problemas a nivel de ITV y de aseguradoras.

Si tienes claro lo anterior, ha llegado el momento de hablar de la santísima trinidad de los electrodomésticos de gas:

  • Cocinas de gas para furgonetas: no tienen rival. Su autonomía es infinitamente más grande que las de las cocinas sin instalación eléctrica (las que van a cartuchos o bombonas), su potencia también es superior, puedes tener varios fuegos e incluso horno. Pocas cosas hay mejores en esta vida que hacerse una pizza en la furgoneta.
  • Calentadores de agua: también podrás ducharte con agua caliente. Aunque realmente este tema se podría resolver con una calefacción estacionaria con sistema dual (es decir, que da calefacción y también agua caliente), hacerlo mediante instalación de gas hará que no dependas de la batería secundaria.
  • Neveras: pues si, hay neveras de gas. De hecho, suelen ser modelos trivalentes, que funcionarán también a 12V y 220V. Dicho de otro modo: será prácticamente imposible que te quedes sin alimentación para tu nevera, asegurándote que tu comida nunca se eche a perder.

Nosotros finalmente descartamos la instalación de gas, pues al fin y al cabo tenemos una T4 y su espacio da para lo que da. Sin embargo, el día en que tengamos una furgoneta de gran volumen sin duda tendremos un circuito de gas.

Camperiza tu furgoneta sin tener ni idea de bricolaje

Este artículo forma parte de una guía mayor, en la que repasamos todos los aspectos relacionados con la camperización (sin saber nada de bricolaje) de una furgoneta. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *