Visitar Tallin con perro

¿Tallin es una ciudad dog friendly? A esa sencilla pregunta vamos a responder a lo largo de este artículo. Vaya por delante que nosotros visitamos la capital de Estonia acompañados de nuestro perro, así que hablamos con conocimiento de causa.

Por cierto, si lo que estáis buscando es información turística sobre la ciudad, os recordamos que tenemos un enorme post en el que os contamos qué ver en Tallin.

Lo mejor de Tallin viajando con perro

Hechas las presentaciones, vamos a desgranar aquellos aspectos con los que nos sentimos más a gusto. La verdad, fueron la mayoría.

Lo primero que hay que decir es que en Tallin se puede entrar con perro a prácticamente todos los sitios: restaurantes, tiendas, edificios turísticos… No solo vimos muy poquitas excepciones, sino que en la mayoría vimos carteles indicando que los perros eran bien recibidos. ¡Mejor imposible!

Por toda la ciudad encontraréis muchas fuentes, algo súper interesante para vuestro perro en caso de que viajéis en los meses cálidos del año. De hecho, en muchos de estos puntos tenían bebederos específicamente dedicados para perros.

A nivel de restaurantes dog friendly, Tallin es una potencia a nivel mundial. Para ejemplos, dos de sus establecimientos más emblemáticos:

  • Ill Draakon, donde incluso tienen un cesto con huesos de costilla limpios para que vuestro perro disfrute mientras vosotros coméis.
  • Maiasmokk: la cafetería más antigua de la ciudad también acepta perros con gusto. Incluso nos trajeron un cuenco con agüita para Tronco.

Por último, Tallin es una ciudad con muchas zonas verdes, por lo que vuestro perro podrá desestresarse tras tanto olfateo y socializar con los perretes locales.

Lo que nos gustó un poquito menos

La única pega que le ponemos a Tallin es que es un destino que está abarrotado de cruceristas todos los días del año. En horas punta y en sitios estrechos, como en los miradores

Pero vamos, que quitando lo tremendamente maleducado que puede ser un turista japonés recién salido de un crucero, el resto del tiempo no encontraréis ningún problema.

Conclusión: Tallin es una ciudad 100% dog friendly

En resumen, ir a Tallin con vuestro perro siempre será una buena idea. Quizá en fines de semana sea conveniente evitar los lugares más típicos en la hora punta, pero por lo demás es un destino perfecto para que un perrete se lo pase en grande. En realidad, lo mismo se podría decir de toda Estonia, pues en pocos destinos nuestro querido Tronco se lo ha pasado tan bien como allí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.