Visitar los restos de la Ermita de la Virgen de la Oliva, la joya románica de Patones

Entre las muchas sorpresas que guarda el término municipal de Patones, en la Sierra Norte de Madrid, hay una que nos fascina especialmente. Nos referimos a los restos de la Ermita de la Virgen de la Oliva, un antiguo templo románico que se encuentra en estado de ruina progresiva. Os vamos a contar todo lo que sabemos sobre este bonito edificio, cual es su estado actual y cómo llegar hasta él.

Puro arte románico madrileño

La Ermita de la Virgen de la Oliva fue construida en el siglo XII. Tiene un marcado estilo románico-mudéjar, al que también se le conoce como románico de ladrillo por la presencia de ese elemento.

Aunque su estado deja mucho que desear, ya que está en ruina y en riesgo de desaparecer por completo, a día de hoy se conservan elementos clave como el ábside (con una bóveda de cuarto de esfera) y parte de la nave (en concreto, algunos muros y el arranque de una bóveda de cañón). La Ermita de la Virgen de la Oliva tenía una gran belleza, así que merece la pena visitarla aunque no haya llegado completa hasta la actualidad.

Es uno de los pocos ejemplos de arte románico que hay en la Comunidad de Madrid, aunque por suerte no es el único en la Sierra Norte, ya que muy cerquita tenéis la Iglesia de San Pedro Apóstol en Torremocha del Jarama, la Iglesia de Santo Tomás Apóstol en El Berrueco y la Iglesia de Santiago Apóstol en Venturada.

Una ermita luchando contra el tiempo

Lamentablemente, el estado en el que se encuentran estos restos es lamentable. Por un lado, el edificio ha sido vandalizado (en el interior del ábside hay un grafiti espantoso) y es utilizado frecuentemente como baño, a juzgar por la cantidad de pañuelos usados que hay en el suelo. Por otro lado, la maleza campa a sus anchas y si sigue así acabará devorando a la ermita por completo.

¿Por qué ocurre esto? Sinceramente, no lo sabemos. Patones es uno de los municipios más visitados de la Comunidad de Madrid, y la ermita se encuentra a los pies de una de las rutas más transitadas del entorno. Incluso la asociación Hispania Nostra incluyó a la Ermita de la Virgen de la Oliva en su famosa Lista Roja, en la que señala patrimonio histórico artístico que está en peligro. Pese a todo ello, las autoridades no hacen nada.

Nosotros hemos descrito el sitio tal cual nos lo encontramos y las fotos son reales, sin trampa ni cartón. Ojalá dentro de no mucho tiempo algún lector nos avise de que ha ido y se ha encontrado un panorama totalmente distinto, pues si los políticos de turno no hacen algo (y pronto) la ermita terminará por desaparecer.

Cómo llegar a la Ermita de la Virgen de la Oliva

En vista de su estado, pudiera parecer que la Ermita de la Virgen de la Oliva está en un lugar recóndito y de difícil acceso, pero nada más lejos de la realidad. Estos restos arqueológicos se encuentran a escasos cinco minutos caminando del aparcamiento del Pontón de la Oliva, por lo que cada fin de semana pasan decenas y decenas de personas junto a sus viejos muros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *