Visitar las Highlands por libre o en tour organizado: ventajas e inconvenientes de cada opción

Ir a Edimburgo y no visitar las Highlands es un auténtico crimen. Da igual que sea un viaje corto o largo: se antoja imprescindible sacar tiempo para visitar este auténtico paraíso al norte de la capital de Escocia. Nosotros hemos hecho ya varias rutas por la zona, que han sido de todas las formas que podáis imaginar: con amigos, en pareja, de un solo día, de casi una semana, por libre, en visita guiada… Precisamente, sobre estos dos últimos puntos os queremos hablar. Y es que en este artículo os vamos a hacer una comparativa entre visitar las Highlands por libre o en tour organizado. Pros y contras de planear una visita por las Tierras Altas de Escocia que tienen algo en común: las posibilidades de ver al Monstruo del Lago Ness son las mismas.

Las Highlands por libre: ventajas y desventajas

Vamos a empezar por la visita por libre. Da igual si disponéis de un único día, de un finde o de una semana entera: una ruta por las Highlands siempre es una buena idea. Alquilad un coche, planificad vuestra ruta y viviréis una de las mejores experiencias viajeras de vuestra vida.

Empezando por las ventajas de visitar las Highlands por libre, vamos con lo básico: tendréis una libertad absoluta. Esto se traduce en poder cuadrar una ruta 100% adaptada a vuestros intereses, pudiendo hacer que predomine la naturaleza, los castillos o todo lo que está alrededor del Lago Ness.

Podréis estirar los días al máximo, pudiendo cuadrar horarios a vuestro antojo. ¿Queréis ver cómo pasa el tren de Harry Potter? Podréis estar allí. ¿Os apetece ver el atardecer en un sitio en concreto? Misma cosa. ¿Queréis empezar el día con un típico desayuno escocés en un lugar específico que habéis visto en instagram? No hay límites.

Tened en cuenta que se trata de un lugar denso desde el punto de vista turístico, con mucho para escoger. Yendo por libre podréis saliros de lo más turístico, algo que siempre es de agradecer en las Highlands. Por ejemplo, si queréis ver vacas peludas, podéis hacerlo en una granja auténtica, y no en la típica parada para guiris de Bankfoot.

Eso sí, no todo el monte es orégano. En cuanto a las desventajas, empecemos por algo que siempre duele: aquí, ir por libre es casi siempre más caro. Tened en cuenta que alquilar coches en Edimburgo no es precisamente barato, por lo que si no pilláis una súper oferta o no sois un grupo de varias personas ya estaréis en desventaja. Eso por no hablar de alojamientos, en el caso de que estéis varios días.

También hay que mencionar que en Escocia se conduce por la derecha, algo que puede ser un auténtico calvario en caso de que sea vuestra primera vez. Imaginad lo raro que puede llegar a ser, sobre todo en el típico día en el que llueve y la carretera se complica.

Para terminar, las Tierras Altas de Escocia son un lugar repleto de historia y leyendas. Es innegable que en los tours organizados dan muchísima información al respecto, por lo que yendo por libre muchos detalles pueden pasar desapercibidos. Podéis preparar el viaje a conciencia, pero seguro que algo se os queda en el tintero.

Las Highlands en tour organizado: ventajas y desventajas

Vamos ahora con los paquetes organizados para visitar las Highlands. Vaya por delante que nosotros siempre preferimos viajar por libre, pero tenemos que reconocer que en este caso lo pasamos en grande. Utilizamos este servicio en el marco de un viaje en el que solo disponíamos de un día, por lo que fue la manera más sencilla de hacer la excursión sin complicaciones.

De hecho, yendo ya a las ventajas, empezamos por lo evidente: te lo dan todo hecho. El viajero simplemente tiene que preocuparse de estar a la hora convenida en el punto de recogida y el guía hará el resto. Perfecto si no queréis dedicarle tiempo a preparar la ruta o si os apetece un día sencillo.

Hay que decir que existen varios tipos de rutas por las Highlands, por lo que podréis elegir unas u otras en base al tiempo que tengáis o a vuestros intereses. Por ejemplo, en itinerarios de un día es frecuente escoger entre subir a Inverness o quedarse en Fort William.

Sea como fuere, estamos hablando de rutas absolutamente contrastadas. Raro sería que vuestro guía no haya hecho la misma excursión cien veces, por lo que te darán un montón de información, todo irá como la seda y tendrán muchas posibilidades en caso de que haya que hacer alguna modificación sobre la marcha.

En cuanto a las desventajas, la primera también está clara: el tiempo en cada sitio es limitado. De hecho, nos atreveríamos a decir que es muy limitado, ya que es una pena estar en un sitio como el Valle de Glencoe o el Lago Ness y tener que ir con prisas.

Por otro lado, es imposible que encontréis una ruta que se adapte 100% a vuestros intereses. Dicho de otro modo: seguro que hay que visitar cosas a las que no os apetece ir. ¿Quién en su sano juicio haría una parada en el Commando Memorial pudiendo pasar más tiempo buscando a Nessie en las aguas del Lago Ness?

Para terminar, las visitas guiadas son un ejercicio de convivencia extremo. Tendrás que ir en un autobús con un montón de desconocidos, con sus manías y sus incomodidades. Si tenéis mala suerte y os toca un grupo complicado, la experiencia podría ser nefasta.

¿Qué te ha parecido?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *