Visitar el Museo Nacional de Escocia (Edimburgo)

Si fueseis a visitar un solo museo en Edimburgo, probablemente nuestra recomendación sería que os dejaseis caer por el Museo Nacional de Escocia (National Museum of Scotland). Es la atracción turística más visitada de Escocia, superando ampliamente los dos millones de viajeros año tras año. Y es que es muy difícil ir allí y no pasarlo en grande, pues tiene una colección que abarca todos los temas, todas las épocas y todos los espacios geográficos.

Un museo de vanguardia en medio de la Old Town

Pese a lo que pudiera pensarse, el Museo Nacional de Escocia es una institución relativamente moderna. Fue creado en el año 2006, fusionando el viejuno Museo Real de Escocia (construido en 1861) y el posterior Museo de Escocia (de 1998). Ambos espacios están claramente diferenciados, tanto por las colecciones que albergan como por la arquitectura de sus edificios. Sin embargo, en la práctica es una única visita.

El museo está en Chambers Street, en plena Old Town de Edimburgo, por lo que su situación es excelente para cualquier paseo por el centro de la ciudad. Si a eso se le suma que la visita es gratuita y que tiene horarios de apertura amplios, estamos claramente ante un plan imprescindible.

No os imaginéis la visita como la típica cosa pesada que os tendrá arrastrando los pies de sala en sala. De hecho, sería un error intentar verlo todo, porque como os decimos es un sitio enorme y absolutamente inabarcable. Lo mejor es que hagáis una visita centrada en vuestros intereses: un tema concreto, una época concreta, el típico recorrido por las obras maestras…

De hecho, si no os interesa para nada ir a un museo, igualmente os recomendamos hacer la visita, ya que en la azotea del edificio os está esperando la Rooftop Terrace: una terraza panorámica desde la que obtendréis una vista única de los tejados de Edimburgo. El acceso es gratuito, así que no os lo perdáis bajo ningún concepto.

De dinosaurios a clones: todo lo que no te puedes perder

¿Qué es lo que se puede ver en una visita al Museo Nacional de Escocia? Como ya hemos dicho, prácticamente de todo. La colección permanente está dividida en cinco categorías:

  • Naturaleza
  • Culturas del mundo
  • Arte y diseño
  • Ciencia y tecnología
  • Escocia (al fin y al cabo, es un Museo Nacional)

No sabríamos ni por dónde empezar. Por poneros algunos ejemplos, tan pronto podéis estar bajo el esqueleto de un enorme dinosaurio como delante del mítico Lewis Chessmen, el mayor conjunto de piezas de ajedrez medievales del mundo. Los fans de Harry Potter estarán familiarizados con él, ya que sirvió de inspiración para que J. K. Rowling crease el ajedrez mágico.

La lista es infinita, pues también podréis visitar en el museo a la Oveja Dolly (famosa en los años 90 por haber sido el primer mamífero clonado), The Maiden (el instrumento de tortura a partir del cual se creó la guillotina) o el Millenium Clock Tower (un reloj difícil de explicar, mejor que lo veáis).

Sea como fuere, hay tantas caras del Museo Nacional de Escocia como visitantes. Eso sí, siempre hay un denominador común: se trata de una institución pionera, por lo que las exposiciones son muy interactivas y están en constante renovación. Tenéis diferentes tours, temáticos y gratuitos, que funcionan prácticamente todos los días del año.

Información práctica

Para terminar, aquí va toda la información relacionada con el Museo Nacional de Escocia. Tomad buena nota, porque es una visita imprescindible:

  • Dirección: Chambers St, Edinburgh EH1 1JF, Reino Unido
  • Horario: de lunes a domingo, de 10:00 a 17:00 (en los meses de verano hay visitas nocturnas)
  • Tarifas: acceso gratuito
  • Teléfono: +44 300 123 6789
  • Web: https://www.nms.ac.uk/
¿Qué te ha parecido?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *