Visita al Castillo y al Bazar de Krujë (Albania)

Albania es una auténtica caja de sorpresas. Desde ciudades medievales de cuento hasta playas paradisíacas, pasando por una gastronomía excepcional o una vida nocturna de primer nivel: el país tiene muchísimas posibilidades. Hoy os vamos a hablar de una de ellas, posiblemente la que más nos sorprendió en nuestros primeros días en el país: Krujë. Se trata de un pueblo que está a poco menos de una hora de la capital, Tirana, y que os permitirá pasar un buen día entre un castillo increíble y un bazar propio de Egipto o Turquía.

Qué ver en el Distrito de Krujë

La visita está partida en dos: por un lado, el castillo; por otro, el bazar. Ambos están a escasos metros, así que no se entiende un día en Kruge sin ver los dos.

El Castillo de Krujë

Nosotros empezamos por el castillo, ya que fuimos un poco pronto y algunos puestos del bazar aun no estaban abiertos. Hay que decir que aunque hablemos de un castillo, en realidad hay mucho más que ver, ya que el terreno amurallado es enorme y tiene mucho que ofrecer.

Así, a ojo, no podemos dejar de recomendaros:

– Que echéis un vistazo a las vistas: desde los diferentes puntos de la muralla podréis ver Krujë y su entorno de una manera excepcional.


– Que vayáis a algún museo: hay varios, abren prácticamente todo el día y os permitirán conocer mejor la idiosincrasia del lugar.


– Que os perdáis entre sus callejuelas: el castillo de Krujë es un pueblito en miniatura, y como tal merece la pena pasear por él y descubrir poco a poco sus rincones con encanto.


– Que toméis algo en uno de sus restaurantes: no olvidéis que en Albania comer y beber es muy barato, así que podéis hacer una para técnica y beber una cerveza del país acompañados de unas buenas vistas.
– Y, por supuesto, que visitéis el castillo 🙂

El Bazar de Krujë

El otro gran hit de la visita a Krujë es su estupendo bazar. Hay una calle principal, que es la que está señalizada, que es una auténtica maravilla: una sucesión de preciosos puestos de madera en los que comprar artesanía, antigüedades y souvenirs de lo más variopintos. Quizá sean un poco más caros que en el resto del país, pero la oferta es muy buena y encontraréis de todo.

Aunque tiene estética de bazar árabe, no están especialmente acostumbrados a regatear… aunque no lo rechazan.Nosotros compramos varias cosas (una sudadera, una camiseta de la selección de fútbol de Albania, unas cestas hechas con raíz de olivo) y en todas las transacciones bajamos el precio al menos 5€. Así que no lo dudéis y poneos a regatear.

El paseo merece la pena incluso sin comprar nada, pues los puestos son preciosos y los vendedores no son especialmente pesados. Eso sí, ya que estáis algo deberíais comprar 😁.

Por cierto, en los alrededores del bazar hay puestos con los mismos productos y precios similares. Quizá tengan menos encanto, pero también podéis encontrar grandes cosas en ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *