Usar el teléfono en Suiza: la opción más barata para sobrevivir al roaming

Pese a estar en el corazón del Viejo Continente, Suiza no forma parte de la Unión Europea. Es cierto que tiene acuerdos para muchísimas cosas y que, en la práctica, es como estar en cualquier otro país, pero todavía hay reductos de incomodidad con los que el viajero debe lidiar. El tema estrella seguramente es el roaming en Suiza, pues usar tu teléfono móvil en tierras helvéticas no será tan sencillo como en sus países vecinos. En este artículo analizamos la situación y te enseñamos cómo resolverla de la manera más sencilla y agradable para tu bolsillo.

¿Hay roaming en Suiza?

Sí, lamentablemente hay roaming en Suiza. A diferencia de cuando se visita un país de la Unión Europea, donde llamar y usar los datos de tu teléfono no tiene coste, en Suiza tendrás que pasar por caja para hacer algo tan cotidiano. ¡Y no será precisamente barato!

Movistar, Orange, Yoigo, Jazztel, Másmóvil… todas tienen coste añadido. Y no es barato, pues el precio de un giga oscila entre los 6€ y los 70€ en función del operador. La única excepción es Vodafone, que tiene algunas tarifas (no todas) en las que no cobra roaming por estar en tierras helvéticas.

En resumen, tanto si vas en avión como por carretera, bien harías en desactivar la itinerancia de datos antes de entrar al país. De lo contrario, cuando vuelvas a casa podrías encontrarte con una de las sorpresas más desagradables de tu vida, en forma de una tarifa que dejará tu cuenta en números rojos.

Alternativas para usar tu móvil en Suiza

Entonces… ¿no se puede utilizar el teléfono móvil en Suiza? ¡Todo lo contrario! Como no podía ser de otro modo, existen diferentes alternativas para solucionar este problema. Sigue leyendo y te enseñaremos las tres opciones más interesantes.

Opción más cómoda: ver las tarifas de tu operador

Lo primero que tendríais que hacer en consultar las tarifas de vuestro operador, porque quizá os merezca la pena pasar por caja y evitar cualquier tipo de complicación. Por ejemplo, Movistar tiene una tarifa que por unos 6€ al día te ofrece 500 megas. Si únicamente vas a usar Whatsapp, puede ser una buena opción.

Eso sí, para nosotros no era suficiente. Por un lado, porque cuando viajamos usamos Google Maps, tiramos de Instagram a muerte, buscamos información sobre restaurantes… vamos, que con 500 megas no hacemos nada. Por otro lado, si pasas de la tarifa te cobran otros 6€, así hasta el infinito. Si te descuidas, te puedes gastar 100€ por día tranquilamente.

En viajes cortos o en situaciones muy concretas esto puede servir (por ejemplo, si antes de salir de casa te descargas la zona de Google Maps). Sin embargo, no es nuestra opción preferida.

Opción más barata: comprar allí una SIM prepago

Esta fue nuestra opción elegida. Lo primero que hicimos en Suiza fue ir a una estación de tren (en este caso, la de Ginebra) y buscar una tienda de telefonía móvil. Esta es una situación habitual en el país, por lo que básicamente tienes que decirle a la persona de la tienda que estás de viaje allí, que quieres usar datos y te ofrecerá sus tarifas.

Nosotros hicimos un pequeño estudio de mercado sobre la marcha. En cosa de 15 minutos vimos tanto operadores locales como internacionales, para finalmente decantarnos por Lebara. Por 20 francos suizos (unos 20€) conseguimos una tarjeta SIM prepago local, en la que pudimos tener datos ilimitados en nuestro teléfono durante diez días. El único problema era que no podíamos hacer llamadas, pero lo resolvíamos hablando con la familia a través de las videollamadas de Whatsapp (que tiran de datos).

Sin duda, esta es la mejor opción. Requiere pasar por una tienda de telefonía, pero siempre hay en sitios concurridos (aeropuertos, estaciones de tren, calles comerciales de ciudades grandes) y su tarifa es imbatible.

Opción más millenial: eSim y servicios prepago globales

Una alternativa al alza es la compra de eSims, es decir, tarjetas virtuales con las que acceder a tarifas locales. La principal complicación de esto es que no es una tecnología tan extendida como nos gustaría, ya que generalmente está reservada para smartphones de gama alta. Y nosotros vamos por la vida con teléfonos móviles de 100€, así que esto queda descartado. Sin embargo, si tenéis un móvil bueno, quizá os interese buscar en google “Suiza eSim” e investigar un poquito.

Otra opción es acceder a empresas que ofrecen tarjetas de datos para viajar por el mundo. Les dices que vas a viajar a un destino cualquiera (como Suiza), los días, el tipo de uso que vas a hacer (llamadas, datos, todo ilimitado) y te mandan a casa una tarjeta SIM. Algunas compañías que prestan este servicio son MiSimCard, HolaFly o Lobster.

Esta última opción era la que íbamos a utilizar, pero la descartamos por ser cara. Comprando una sim local de Lebara pagamos 20€ por datos ilimitados en Suiza durante 10 días, mientras que en HolaFly costaba casi tres veces más.

¿Qué te ha parecido?
+1
5
+1
24
+1
1
+1
3
+1
0
+1
2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *