The Mighty 5, los cinco Parques Nacionales de Utah

El Estado de Utah es el hogar de cinco increíbles Parques Nacionales, en los cuales se pueden visitar algunos de los paisajes más icónicos de Estados Unidos. Este grupo es conocido como The Mighty 5, pues en ellos la naturaleza se muestra absolutamente poderoso. Hemos hablado de todos ellos por separado, ya que tuvimos la suerte de visitarlos en nuestro viaje por la costa oeste, pero también queremos presentároslos en su conjunto.

De arcos rojos a cielos oscuros

Hay un hilo conductor evidente en los Parques Nacionales de Utah: el color rojo de sus sendas, montañas y formaciones rocosas. Al pensar en The Mighty 5, sin duda sus tonalidades serán lo primero que venga a la mente de cualquier persona que los haya recorrido.

Sin embargo, eso sería si se mira hacia el suelo. Si levantáis la cabeza y contempláis las estrellas, os daréis cuenta de que brillan con una intensidad poco habitual. Y es que cuatro de estos cinco parques están certificados por la International Dark Sky Associated como lugares perfectos para la observación de los astros. Son algunos de los puntos más oscuros del planeta.

Los componentes de The Mighty 5 se encuentran fundamentalmente en el sur de Utah, en una línea imaginaria que atraviesa el Estado de oeste a este. Más o menos con un día por cada Parque Nacional sería suficiente, aunque desde ya os adelantamos que hay mucho que ver en todos ellos.

Cuáles son los cinco Parques Nacionales de Utah

Zion

El Zion National Park es el Parque Nacional de Utah más occidental. Es un lugar sorprendente y pintoresco a más no poder, con una diversidad única contenida en el interior de un profundo cañón. La visita es sencilla, ya que se hace fundamentalmente utilizado un servicio de shuttle bus gratuito y a la vez obligatorio (cierran al tráfico privado en los meses cálidos del año).

La ruta más popular de Zion os hará caminar por el interior de un río. Nos referimos a The Narrows, un recorrido único y para el cual deberíais ir bien pertrechados. En cualquier caso, también podéis ver museos, miradores excavados de manera natural en la propia ruta o hacer una panorámica por encima del cañón.

Bryce Canyon

En segundo lugar os espera Bryce Canyon National Park, quizá el Parque Nacional más sencillo de visitar de la lista. Básicamente hay que descender por una especie de anfiteatro (donde están las rutas principales) y luego recorrer una larga carretera escénica. En ella hay un total de 9 increíbles miradores.

Bryce Canyon es popular, entre otras muchas cosas, por ofrecer una enorme contración de hoodoos o chimeneas de hadas. Así se conoce en geomorfología a unas columnas de piedra que se van formando con el paso de los milenios, fruto de la erosión de sus débiles materiales.

Capitol Reef

Justo en el medio está Capitol Reef National Park, el Parque Nacional más desconocido y menos visitado del Estado de Utah. Sin embargo, que no os engañe este hecho, ya que es un lugar fascinante y que no se parece demasiado a sus vecinos.

La lista de actividades a realizar en el interior de Capitol Reef es enorme. Obviamente podréis hacer largas rutas de senderismo y visitar accidentes geográficos alucinantes, pero también estaréis en disposición de recoger manzanas en largos campos de árboles frutales, de conocer una granja mormona en la que degustar su famosas tartas o de conocer las culturas nativas a través de unos impresionantes petroglifos.

Canyonlands

El siguiente en discordia es Canyonlands National Park, quizá el único Parque Nacional de Estados Unidos capaz de medirse de tú a tú con el Gran Cañón. En esta tierra de cañones encontraréis tres zonas claramente diferenciadas, en las cuales podréis disfrutar de infinitos miradores a estos agujeros en el suelo.

Si algo caracteriza a Canyonlands es la diversidad de sus rutas. No es que haya grandes recorridos, pero sí un montón de trails chiquititos en los que podréis hacer prácticamente de todo. Nuestra favorita fue la Cave Spring Trail, en la cual pudimos ver un viejo campamento de cowboyws, un manantial de agua sagrada y también subirnos por las rocas a través de largas escaleras de mano.

Arches

Por último, Arches National Park es el Parque Nacional más oriental de Utah. Su nombre es toda una declaración de intenciones, ya que en él encontraréis la concentración de arcos de piedra más amplia y densa de todo el planeta.

Es cierto que es un lugar infinito y que tiene un montón de lugares magníficos, pero sin lugar a dudas su emblema principal es el Delicate Arch. Y no solo del Parque Nacional, sino también del Estado, pues este enorme arco de piedra independiente (el más grande del mundo) sale hasta en la matrícula de los coches. ¡Visita obligada!

¿Qué te ha parecido?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *