Supermercados en Noruega: guía para no arruinarse comiendo

¡Bienvenidos a nuestra guía de los supermercados de Noruega! Uno de los aspectos que más tiran para atrás a la hora de viajar a ese país es el presupuesto, ya que se trata de uno de los lugares más caros del mundo. Teniendo en cuenta que como mínimo comemos tres veces al día, uno de los gastos más grandes está en la gastronomía. Y sí, los restaurantes puede que tengan precios elevados, pero podéis ahorrar mucho dinero si hacéis la compra en supermercados y tiendas del día a día. Aquí os contamos cuales son las principales cadenas, qué podéis esperar de ellas y os damos algunos consejos para optimizar hasta el último céntimo.

Cadenas de supermercados noruegos

REMA 1000

Con una cuota de mercado cercana al 25%, REMA 1000 es la cadena de supermercados más representativa de toda Noruega. Tiene alrededor de mil establecimientos, repartidos a lo largo y ancho de todo el territorio noruego y con alguna que otra incursión en Dinamarca. Sin embargo, el nombre no tiene que ver con la cantidad de tiendas, sino de productos: la idea es ofrecer una selección de 1000 productos a bajo precio.

Identificaréis los supermercados de REMA 1000 por su característico color azul y la sencillez de su imagen corporativa. De hecho, uno de sus eslóganes es Det enkle er ofte det beste, que viene a significar algo tipo «Lo simple suele ser lo mejor».

A nosotros nos recuerda un poco al LIDL, al menos en cuanto a planteamiento y distribución de las tiendas: producto expuesto en palés, ofertas por todas partes, pasillos en los que se aprovecha hasta el último centímetro…

Veréis REMA 1000 por doquier. Siempre son tiendas con una amplia variedad de producto y en las que es posible encontrar buenas ofertas. Eso sí, pese a que teóricamente es una cadena low cost, en la práctica no es la más barata.

Kiwi

De hecho, a nosotros siempre nos ha parecido mucho más barata Kiwi, la principal competencia del REMA 1000. Conocida por su color verde y por la etiqueta mini pris (precio bajo) que acompaña a todos los carteles, se trata de toda una institución en Noruega.

Actualmente tiene algo menos de 700 establecimientos, repartidos únicamente por territorio noruego. Antaño operó en Dinamarca, pero en 2017 la marca abandonó el país. La compañía da trabajo a unas 14.000 personas.

Aunque Kiwi tiene una gran variedad de marcas y mucho producto premium, a nosotros nos atraía especialmente por su marca First Price. Es algo así como su gama blanca: productos a un precio súper reducido y que no tienen nada que envidiar al resto. Os recomendamos husmear allá donde veáis la etiqueta de First Price, porque suele dar muchas alegrías.

Los establecimientos suelen ser un poco más pequeños que los de su principal competidor, pero en ellos encontraréis prácticamente de todo.

Joker

Surgida a partir de una operación empresarial en 1997, aunque presente en el país desde mucho antes a través de cadenas míticas como Lonne o Naermat, Joker es otra de las grandes cadenas de supermercados de Noruega.

Son la opción low cost por antonomasia. De hecho, buena parte de sus 450 establecimientos tienen menos de 250 metros cuadrados, siendo más una tienda de barrio que un supermercado como tal. De hecho, han tenido jaleos legales por esto: REMA 1000 les denunció por su política de aperturas, ya que se regían por las reglas del pequeño comercio y no por las de una gran cadena nacional.

Generalmente es la tienda más barata, aunque le pasa como a Mercadona: no siempre es lo más barato. De hecho, un periódico noruego hizo un test en 2012 y determinó que al menos el 15% de los productos se encontraban más baratos en la competencia.

Encontramos una gran diversidad en todos los Joker que visitamos: algunos estaban súper bien, pero otros eran cutres a más no poder. Imaginad algo más parecido al bazar de Apu Nahasapeemapetilon que de una ordenada tienda noruega. Además, a última hora son frecuentes las ruptura de stock, por lo que si vais a última hora quizá no encontréis ese producto que habíais ido a comprar.

Bunnpris

La cuarta pata del banco es el Bunnpris. Con alrededor de 250 tiendas, su presencia está repartida de manera desigual: tiene mucha fuerza en Oslo y en el norte del país, pero en algunas zonas no veréis establecimiento alguno.

Eso sí, tenemos que decir que sin lugar a dudas es el sitio que tiene mejores ofertas. Siempre que veáis un Bunnpris entrad, porque lo normal es que podáis encontrar productos frescos a un precio absolutamente imbatible.

Aunque Bunnpris arranca en 1981, fue puesta en marcha por la quinta generación de una familia de empresarios. Entre sus miembros estuvo Ivar Lykke, presidente del país entre 1926 y 1928. Vamos, que sabían lo que hacían.

Meny

Meny es la quinta gran cadena de supermercados de Noruega. Tiene algo menos de 200 tiendas repartidas por todo el país, aunque por el contrario es la que más vende fuera: tiene una cantidad de establecimientos más o menos similar en Dinamarca.

Aunque en Meny podéis encontrar alguna que otra oferta, su planteamiento es totalmente distinto al del resto de supermercados de esta lista. De hecho, apuestan fundamentalmente por la calidad y variedad de sus productos. Encontraréis el mejor género, no decimos que no, pero también el más caro (y con mucha diferencia).

Os recomendamos entrar a un Meny aunque solo sea por curiosear, pero raro sería que encontraseis algún chollo entre sus estantes.

Coop

Por último, el grupo Coop está presente en toda Noruega a través de sus diferentes marcas. Básicamente existen:

  • Coop Market: más cercano a la tienda de ultramarinos que al supermercado. Pequeños establecimientos de barrio en los que es posible encontrar producto local.
  • Coop Prix: tiendas low cost. Si buscáis precios baratos por encima de cualquier otra cosa, sin duda este es vuestro sitio.
  • Extra: la otra marca barata de Coop. Es aun más agresiva que la anterior en cuanto a ofertas se refiere.
  • Coop Mega: supermercados puros y duros. Establecimientos gigantes, muy habitualmente ubicados a las afueras de grandes ciudades.

Empresas extranjeras

Aunque no sean marcas noruegas, obviamente hay muchas cadenas de supermercados extranjeras con presencia en el país. Sitios que os resultarán familiares, como el Spar. En ellos encontraréis precios puramente noruegos, aunque nunca está de más entrar a probar suerte. A veces esconden grandes descuentos gracias a sus marcas propias.

Consejos para hacer la compra en Noruega

Más allá de las cadenas de supermercados, también queremos daros unos cuantos consejos para hacer la compra en Noruega. Seguid estas prácticas y os ahorraréis un dinerito de lo más agradable.

Los precios cambian mucho de un sitio a otro

Empezamos por algo que nos llamó mucho la atención: los precios varían muchísimo de un sitio a otro. Incluso en establecimientos de la misma cadena, algo que no terminamos de comprender. Por tanto, lo mejor es que tengáis un poco de retentiva y sepáis cuánto cuestan los productos que más consumís, ya que así sabréis si estáis ante una ganga o un atraco a mano armada.

Buscad siempre las ofertas

Las ofertas son la única forma de comer barato en Noruega. Todos los supermercados lanzan promociones temporales, mediante las cuales podréis adquirir productos a un precio súper reducido. Nosotros íbamos siempre pendientes del tema y conseguimos comprar algunos productos top (como salmón) incluso a precio más barato que en España.

Productos que suelen ser baratos

A modo de referencia, las opciones más baratas para comer son las salchichas (hay de muchos tipos, pero siempre una gama muy barata) y las albóndigas ya preparadas. También es posible encontrar bayas a buen precio, aunque nosotros optábamos por recogerlas nosotros mismos.

Productos con precio prohibitivo

Carne de pollo a precio de solomillo, fruta (muchas veces traída de España) que se pagaba carísima, barras de pan por encima de los tres euros… Muchos productos cotidianos por los que tendréis que pagar cantidades desorbitadas de dinero. Nos llamó especialmente la atención el precio de los huevos, ya que no encontramos una docena que bajase de los 4€. También flipamos con las patatas fritas de bolsa, un producto de lujo en tierras noruegas.

Comida preparada, una fiel aliada

Más allá de su comodidad, lo cierto es que en todos los supermercados vimos pequeñas secciones de comida ya preparada en las que se podían encontrar auténticas gangas. Nos recordó un poco a Suiza, ya que allí también es frecuente tirar de supermercado para comer.

First Price y otras marcas blancas

Las marcas blancas de los supermercados son siempre grandes aliadas. La más representativa es la First Price del Kiwi, pero cada cadena tiene su propia marca de referencia. Comparad bien, ya que en ocasiones no hay tanta diferencia de precio, pero en general suelen ser los productos más baratos que hay.

Pago siempre con tarjeta

Noruega es un país en el que el dinero en efectivo está en peligro de extinción. Lo más frecuente es pagar con tarjeta: incluso en muchos establecimientos será la única opción para abonar vuestra compra. Así que id preparados o lo tendréis complicado.

Horarios amplios, pero no infinitos

Por último, los horarios de los supermercados son algo más amplios que los de España. En ciudades grandes y centros turísticos es relativamente frecuente encontrar horarios de apertura de 7 a 23 de lunes a sábado, reduciéndose algunas horas los domingos. Eso sí, en pueblos no siempre es tan fácil: incluso en lugares remotos veréis que todavía hacen pausa para la comida o que no abren el séptimo día de la semana.

¿Qué te ha parecido?
+1
18
+1
36
+1
3
+1
0
+1
1
+1
0

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *