South Tufa Trail, la mejor ruta de senderismo en Mono Lake

Mono Lake es un lugar lleno de posibilidades y al cual hay muchas maneras de aproximarse. Nosotros llegamos allí después de una larga jornada recorriendo el Tioga Pass del Parque Nacional de Yosemite, por lo que íbamos justos de fuerzas y el tiempo escaseaba. En ese contexto, el South Tufa Trail era la mejor opción para hincarle el diente al lago. Se trata de una ruta fácil, cortita y que permite acceder a uno de sus elementos más característicos: sus tobas calcáreas. Seguid leyendo y os contamos cómo hacer este estupendo recorrido de apenas media hora.

Descubriendo Mono Lake y sus tobas calcáreas

El Mono Lake se encuentra justo al este del Tioga Pass. Se trata de un lago enorme, con una superficie de más de 180 kilómetros cuadrados, por lo que en sus orillas (y sobre sus aguas) hay un catálogo casi infinito de actividades a realizar. Nosotros queríamos tocar el lago con nuestras propias manos, pero a la vez no teníamos mucho tiempo para dedicarle. Así fue como encontramos esta ruta.

Para llegar a South Tufa, lo mejor es que tiréis de GPS. Al final del post encontraréis localizado el aparcamiento en Google Maps. Es el único lugar desde el que se puede comenzar esta ruta, al cual se accede tras unas cuantas pistas de tierra (que, al menos en verano, estaban en buen estado). Si tenéis el Anual Pass el parking será gratis, pero si no tendréis que pagar 3€ por persona.

Una vez allí, el paseo no tiene ninguna complicación. Hay un sendero claramente señalizado, el cual está repleto de paneles informativos. Si los leéis, aprenderéis un montón de cosas sobre la flora, la fauna, la historia, los usos humanos y la historia en general del propio Mono Lake.

Es un recorrido de 1,3 kilómetros, en una ruta que baja hacia una de las playas del lago y que se mete entre tufas. Todo bien, pero… ¿Qué es una tufa? Es la palabra americana para referirse a las tobas calcáreas: columnas de roca caliza que se han ido formando tras miles de años. Son elementos que se dan por todo el mundo y que bien podrían haber salido de la mente de Gaudí. Eso sí, los del Mono Lake son especialmente bonitos.

Cuando estábamos haciendo la ruta sentíamos cómo la sal se pegaba en nuestra piel. Y es que el Mono Lake es un lago con una salinidad mayor que la del propio mar. Haced la prueba: meted un dedo en el agua y probad su sabor. ¡Más salado imposible! Eso sí, tampoco lo hagáis mucho, ya que en el lago también hay una gran presencia de arsénico.

El lago sirve de hogar para un montón de especies súper peculiares. Desde la endémica artemia monica (conocida como gamba de salmuera del Mono Lake) hasta la ephydra hians o mosca alcalina (una mosca capaz de vivir debajo del agua gracias al oxígeno de las algas). También es una parada clave en las aves migratorias que recorren el continente americano.

Pues eso, que se trata de una ruta muy interesante y en la que podéis entrar en contacto con elementos realmente sorprendentes. Todo ello sin caminar demasiado y sin perder mucho tiempo, por lo que es una de las grandes actividades a orillas de Mono Lake.

Ficha técnica: cómo llegar, distancia y otros datos



Distancia

1,3 kilómetros.


Desnivel

Cercano a cero.


Dificultad

Fácil a más no poder.


Duración

Con media hora tendréis tiempo más que de sobra.


Punto de inicio

Hay un aparcamiento justo al inicio de la ruta.


Señalización

Está señalizada bien y repleta de paneles informativos.


Época recomendada

Estupenda en cualquier época del año.


Popularidad

Muy popular, aunque no deberíais ver aglomeraciones.


Dog friendly

No se puede hacer con perro.

Powered by Wikiloc

¿Qué te ha parecido?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *