Ruta por las Barrancas de Burujón, un paisaje de otro planeta a 30 kilómetros de Toledo

Las Barrancas de Bujurón son uno de los paisajes más alucinantes de la provincia de Toledo. Estamos hablando de cárcavas: cortados arcillosos en los que predomina el color rojo y que se han formado a partir de millones de años de erosión. Seguid leyendo y os mostraremos cómo visitar este espectacular paraje a orillas del embalse de Castrejón.

Las cárcavas toledanas que son famosas en todo el mundo

Ubicadas a tan solo 30 kilómetros de Toledo capital y a una hora larga desde Madrid, las Barrancas de Burujón eran hasta hace no mucho uno de esos tesoros escondidos de la España interior. Sin embargo, un anuncio de Coca-Cola Light del año 2013 las situó en el mapa, haciendo que el turismo se fijase masivamente en ellas:

Para visitarlas tendréis que ir hasta Bujurón, un pueblo muy interesante que bien haríais también en visitar. En su casco urbano os esperan edificios tan interesantes como la Capilla de San Pantaleón, la Iglesia de San Pedro Apóstol o su Ayuntamiento de comienzos del siglo XX.

Sea como fuere, las barrancas están a las afueras. Para llegar hasta ellas tendréis que tomar el desvío que sale desde la CM-4000, que os llevará hasta un aparcamiento de tierra en el que os harán pagar 5€ por vehículo (no existe alternativa gratuita). El parking está a los pies del coqueto bar El Refugio de las Barrancas, en el cual se sirve deliciosa comida casera.

Las Barrancas de Burujón se pueden visitar de muchas maneras, ya que no hay una ruta cerrada. Es cierto que hay un itinerario conocido como Senda Ecológica de las Barrancas, pero más que un camino es una sucesión de miradores a los cuales llegaréis de una forma o de otra. Nosotros resumiríamos en dos grupos las posibilidades en la zona:

  • Camino corto: básicamente consistiría en ir por la Vereda de las Barrancas y girar a la derecha en el primer cruce. Eso os llevará directamente al Mirador del Cambrón y al Mirador de los Enebros, los dos puntos de observación más sencillos. Entre ir y volver tenéis unos 3 kilómetros.
  • Camino largo: si queréis exprimir al máximo la zona, tomad la Vereda de las Barranca y en el primer cruce id a mano izquierda. Cuando lleguéis a un edificio en ruinas, girad hacia él y seguid caminando. Esto os permitirá disfrutar de muchas otras panorámicas, además de la posibilidad de disfrutar de las barrancas sin aglomeraciones, a cambio de hacer no menos de 8 kilómetros.

¿Qué ruta escoger? Bueno, pues el camino corto se lo recomendaríamos a familias, personas con movilidad reducida (los miradores están adaptados mediante pasarelas de madera) y a gente que quiera disfrutar de este paisaje sin necesidad de pegarse una buena paliza.

Por otro lado, el camino largo es claramente la opción ganadora si vais a caminar por el campo de manera habitual. Es cierto que tendréis que hacer un primer tramo carente de interés, pero os aseguramos que el esfuerzo merecerá la pena.

Nosotros escogimos la segunda opción y estuvimos unas dos horas flipando con las Barrancas de Burujón. Es un lugar absolutamente mágico y que nada tiene que envidiar a las cárcavas de Madrid (su competidor más cercano), tanto por tamaño como por belleza.

En algunos medios se refieren a estas barrancas como el Gran Cañón toledano. Quizá no haya que volverse tan locos y simplemente disfrutar con lo que esta provincia castellanomanchega tiene que ofrecer. En cualquier caso, os aseguramos que es una excursión magnífica y que lo pasaréis en grande si decidís hacerla.

Ficha técnica: cómo llegar, distancia y otros datos



Distancia

Hay muchas formas de hacer la ruta. Calculad un mínimo de 3 y un máximo de 10 kilómetros.


Desnivel

Misma cosa: como mínimo 50, como máximo 250 metros de desnivel positivo.


Dificultad

Es una ruta súper fácil. Incluso los miradores más populares están adaptados para personas con movilidad reducida.


Duración

Nosotros estuvimos dos horas.


Punto de inicio

Hay un aparcamiento junto a las barrancas. Eso sí, hay que pagar 5€ por vehículo.


Señalización

Inexistente. Lo poco que hay hace referencia a rutas que no van hacia los miradores.


Época recomendada

La peor época es verano, por el calor y porque el verde del césped se echará en falta. Por cierto, a la tarde la luz es mejor que a la mañana.


Popularidad

Es una de las excursiones más famosas desde Toledo. Veréis mucha gente los fines de semana.


Dog friendly

Se hace bien la ruta con perro. Además, podréis tomar algo después en la terraza del chiringuito de al lado.

Powered by Wikiloc

¿Qué te ha parecido?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *