Ruta por la Dehesa del Soto (Cervera de Buitrago)

Cervera de Buitrago es el mejor ejemplo de que la Sierra Norte de Madrid es una auténtica caja de sorpresas. Podría ser un pueblo de montaña más, pero en lugar de eso tiene un puerto deportivo y un planteamiento marinero que le convierten en un sitio realmente único.

Para conocer su entorno, no se nos ocurre nada mejor que hacer la ruta por la Dehesa del Soto, que es circular, ofrece una enorme variedad de paisajes y se completa en unas dos horas. En este artículo os contamos cómo es y cómo fue nuestra experiencia.

Senderismo 50% serrano, 50% marinero

Tal y como hemos dicho en la introducción, la ruta por la Dehesa del Soto es perfecta para conocer el medio que rodea a Cervera de Buitrago. Y es que en muy poquito recorrido podéis ver sus dos versiones: la serrana y la marinera.

Por un lado, atravesaréis dehesas, lomas, zarzos, jarales… Vamos, que le tomaréis el pulso al ecosistema más típico de esta zona de la Sierra Norte de Madrid.

Sin embargo, por otro lado recorreréis las orillas del Embalse de El Atazar, disfrutando de la pintoresca imagen que dejan los barquitos amarrados a su puerto deportivo.

Pocas rutas ofrecen tanta variedad paisajística a cambio de caminar un par de horitas. Así que ya sabéis: poneos unas buenas botas de montaña, echad una botella de agua a la mochila y seguid leyendo, porque estáis ante uno de los recorridos más completos que se pueden hacer en la Comunidad de Madrid.

Una ruta fácil pero llena de dificultades

Vamos a contaros cómo fue nuestra experiencia. Lo primero que tenemos que decir es que es una ruta circular, por lo que podéis completarla en ambos sentidos. Aunque lo más habitual es empezar por las orillas del embalse y luego adentrarse en la dehesa, nosotros lo hicimos al revés. ¡Y fue todo un acierto! Ahora os contamos por qué.

El caso es que empezamos dando un paseíto por Cervera de Buitrago, un bueno súper bonito. Su casco histórico no es el más grande, pero tiene muchas paradas obligadas: una iglesia barroca muy interesante, uno de los ayuntamientos más bonitos de la sierra madrileña, un museo interactivo… Vamos, que tenéis que echar un ratito por allí.

Abandonamos el pueblo y rápidamente nos vimos caminando junto a Las Eras, un antiguo descansadero para el ganado. Esta primera parte se hace recorriendo la Vía Pecuaria Colada de Vallejo Rubio, aunque siempre en paralelo (y sin perder de vista) la carretera M-127.

Ya metidos de lleno en la Dehesa del Soto, vimos jaras, que es el el tipo de planta más presente en la ruta, aunque también romero, zarzas y encinas. Tal y como hemos dicho, la variedad paisajística es una pasada.

Vimos también un montón de jopos, un parásito similar a los espárragos (aunque de color morado). Somos conscientes de que tener este tipo de «inquilinos» es un calvario para los agricultores, pero nunca habíamos visto esta especie y nos pareció súper bonita.

Hemos empezado diciendo que la ruta normalmente se hace empezando por el embalse y luego entrando en la propia Dehesa del Soto, pero que nosotros lo hicimos al revés. ¿Por qué? Porque eso hace que el primer contacto que se tiene con el Embalse de El Atazar sea desde las alturas. Es súper guay: vas caminando en mitad de la montaña y de repente… ¿barcos de vela? ¿un puerto deportivo?

El sendero junto al embalse es conocido como el Camino del Carrascalejo. Podéis recorrer a pies juntillas esta pista de tierra y llegaréis de vuelta al pueblo, aunque os recomendamos salir de ella e ir hasta la propia línea de agua.

El Embalse de El Atazar es súper bonito, vuestro perro podrá pegarse un buen baño (no vosotros, ya que está prohibido) y podréis hacer fotos chulísimas.

Entramos a Cervera de Buitrago tras un par de horitas caminando, por un camino que coincide con la Senda del Genaro (una ruta de gran recorrido que atraviesa la zona) y viendo algunos elementos destacados del pueblo, como el Lavadero.

Ficha técnica: cómo llegar, distancia y otros datos

📍 Punto de inicio: el punto de partida es el casco urbano de Cervera de Buitrago. Desde cualquier lugar del pueblo se puede iniciar esta ruta.

📏 Distancia / desnivel: cinco kilómetros y medio con un desnivel positivo de casi 100 metros.

💪 Dificultad: es una ruta sencilla y cómoda. Resulta accesible para personas que no suelen hacer senderismo o para familias con niños pequeños.

⏲️ Duración: se hace en algo menos de dos horas… aunque el entorno es muy bonito, que no os extrañe entreteneros más de la cuenta haciendo fotos en la dehesa o jugando un rato en las playas del embalse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *