Ruta de un día por el Parque Nacional de Joshua Tree

Joshua Tree National Park es un Parque Nacional ubicado en el sureste de California. Recibe su nombre por una especie de yucca prácticamente endémica, conocida en español como árbol de Josué. Se trata de un ecosistema desértico, cuya visita no resulta sencilla y que en ocasiones os hará pasar por momentos complicados, pero aun así es un must en la costa oeste de Estados Unidos.

Los árboles que inspiraron a U2

Monumento Nacional desde 1936 y Parque Nacional desde 1994, Joshua Tree es una zona famosa en el mundo entero gracias al grupo irlandés U2. Su legendario quinto disco de estudio, The Joshua Tree, tiene como protagonista visual a un árbol de esta especie. Eso sí, hay que aclarar que el material fotográfico que se puede ver en el LP no procede de allí, pues fue tomado en el cercano Death Valley National Park.

Sea como fuere, lo cierto es que Joshua Tree National Park es un lugar con luces y sombras. La visita es claramente imprescindible, no diremos que no, pero nos quedaron sensaciones agridulces tras recorrerlo durante una jornada completa. Y es que ya llevábamos más de una decena de Parques Nacionales visitados y hasta ese momento todo nos había fascinado, pero en Joshua Tree tuvimos una cierta sensación de dejadez o abandono.

Quizá sea porque la ciudad de los alrededores no nos inspiró nada o porque los centros de visitantes no tenían ninguna magia, pero lo cierto es que nos costó entrar en calor (algo que resulta irónico en medio del desierto). No obstante, hicimos unas rutas que nos encantaron y vimos un montón de cosas chulísimas, así que igualmente os recomendamos la visita.

Eso sí, tened en cuenta que organizar la ruta es complicado. Os vamos a mostrar todo lo que se puede ver en Joshua Tree, pero después deberíais continuar leyendo y prestar mucha atención a la organización de la ruta. ¡Luego no digáis que no os hemos avisado!

Qué ver en Joshua Tree National Park

Centros de visitantes

Lo primero que hay que decir es que en Joshua Tree hay varios centros de visitantes. Parece que no terminan de dar con la tecla, ya que en fechas recientes han inaugurado y cerrado varios. Sin embargo, hay dos que parecen fijos:

  • Joshua Tree Visitor Center: es el principal, está ubicado en la ciudad homónima. Allí os atenderán sus rangers, os darán mapas y os indicarán cuales son las mejores rutas a realizar en función del tiempo que haga.
  • Cottonwood Visitor Center: vendría a ser el acceso sur. Está mucho menos concurrido, pero es la opción obvia si venís desde la carretera 10.

En teoría hay otros. Por ejemplo, en el noreste está el Oasis Visitor Center, pero nosotros nos lo encontramos cerrado a cal y canto (aunque felizmente pudimos utilizar sus baños).

Carreteras interiores

Moverse por el interior de Joshua Tree National Park no es complicado, pero hay que tener en cuenta algunas cosas. Básicamente hay una red de carreteras que lleva a los puntos más destacados del Parque Nacional. Estas salen desde los diferentes centros de visitantes y están unidas entre sí.

Es importante que tengáis claro (lo diremos varias veces a lo largo del post) que en el interior de Joshua Tree no hay gasolineras, fuentes ni restaurantes. Son distancias muy largas y el calor suele apretar, por lo que solo deberíais adentraros si previamente os habéis abastecido.

Mirador Hemingway

¿Estáis listos? En ese caso, vamos a empezar a mostraros las diferentes paradas que hicimos. No nos dio tiempo a verlo todo, pero hicimos una selección razonablemente aceptable. Así, comenzamos por el mirador Hemingway, una de las localizaciones más populares de Joshua Tree. Básicamente es un pequeño aparcamiento junto a unas interesantes rocas, desde el cual salen diferentes rutas de senderismo. Es un destino muy popular entre escaladores, además de ser el sitio en el que veréis los primeros ejemplares bien hermosos de árboles de Josué.

Hidden Valley Nature Trail

Tras esa toma de contacto, lo siguiente que hicimos fue el Hidden Valley Nature Trail. Es un recorrido no muy largo, pero que transcurre por un paraje alucinante. Su nombre hace referencia a que para acceder al camino hay que atravesar por un hueco excavado en las rocas en el año 1936, el cual estaba pensado para facilitar el paso del ganado.

Baker Dam Nature Trail

Hablando de ganado, los animales también tienen mucho que ver en el cercano Baker Dam Nature Trail. Y es que allí visitaréis una presa (sí, en medio del desierto) creada para dar servicio a los cowboys que movían reses por la zona a comienzos del siglo XX.

Cap Rock

Más allá de los populares árboles de Josué, las rocas tienen mucho protagonismo en este Parque Nacional. Un buen ejemplo es Cap Rock, cuya forma única le ha convertido en uno de los rincones más fotografiados del espacio protegido. Hay un merendero justo a sus pies.

Keys View

Y si estáis buscando una buena panorámica de Joshua Tree, sin duda tenéis que ir a Keys View. El camino no es sencillo, ya que hay que tomar un desvío desde la carretera principal y conducir unos 20 minutos hasta un pequeño aparcamiento. Una vez allí, tenéis que subir y bajar por una pequeña colina, desde cuya cima disfrutaréis de este épico mirador.

En días claros incluso llegaréis a ver territorio mexicano. En cualquier caso, el protagonismo siempre se lo llevarán los joshua trees, que aquí lucen especialmente bonitos. Por cierto, un dato importante: en lo alto de Keys View está el único punto con cobertura telefónica de todo el parque. Suponemos que tendrá que ver el hecho de que se encuentre a 1581 metros de altura.

Oyster Bar

Volvemos a las rocas, en este caso para visitar la popular formación conocida como Oyster Bar. Desde el aparcamiento hay una buena vista panorámica de los alrededores, además de ser el comienzo de varias rutas que llegan a puntos de escalada.

Skull Rock

La roca más famosa de todo el Joshua Tree National Park es la Skull Rock. Y si no es la más famosa, al menos resulta la más fotografiada, ya que los caprichos de la erosión le han hecho parecer una calavera humana gigante.

Split Rock

La última roca de la que queremos hablaros es la Split Rock, aunque en este caso es la excusa para hacer un trail de más de 3 kilómetros. Evitadlo si estáis en el típico día de mucho calor.

Cholla Cactus Garden

Tendréis que desplazaros bastante hasta el sur (unos 20 kilómetros desde la entrada norte más cercana), pero cualquier esfuerzo merece la pena con tal de llegar al Cholla Cactus Garden. Se trata de un enorme bosque de unos cactus conocidos como teddybear cholla (en español se les llama directamente cactus oso de peluche). Reciben ese nombre porque tienen apariencia de ser muy suave, pero tenéis que evitar tocarlos: ¡pueden ser venenosos!

Podéis contemplar el jardín en su conjunto desde fuera o adentraros en su interior a través de una bonita red de pasarelas de madera.

Fortynine Palms Oasis

Y, para rematar, también os podéis pasar por el Fortynine Palms Oasis. Es uno de los poquitos oasis que hay en Joshua Tree, siendo un buen resguardo para las altas temperaturas así como una fuente fiable de agua potable. Para llegar hasta él hay que hacer un trail de unos 5 kilómetros.

Organizar la ruta y no morir en el intento

Volvemos a insistir con lo que ya hemos dicho: mucho ojo con adentraros en el Joshua Tree National Park sin ninguna planificación. Recorreréis muchos kilómetros bajo un sol de justicia, por unas carreteras poco transitadas, en las que no hay gasolineras ni puntos para abasteceros de agua o comida. En resumen: id bien preparados o correréis el riesgo de enfrentaros a situaciones feas.

Dicho esto, moverse por Joshua Tree tiene su miga. Nosotros os recomendamos entrar por el centro de visitantes principal, pues desde ahí sale la Park Boulevard: la carretera que atraviesa el Parque Nacional de noroeste a sureste.

Esa carretera principal os permitirá ver algunas cosas, os dará acceso a la vía que sale hasta Keys View (de ida y vuelta) y os hará llegar hasta el desvío sur, el cual conecta con el Cholla Cactus Garden. Desde ahí tendréis que deshacer el camino andado y abandonar Joshua por el Oasis of Mara.

Joshua Tree City, un lugar tróspido y sin alma

El Parque Nacional linda por el norte con la Joshua Tree City, una ciudad alargadísima que surge a ambos lados de la carretera 62. En ella básicamente hay hoteles, restaurantes y gasolineras, pero no esperéis nada mínimamente interesante o divertido. De hecho, es un lugar bastante turbio.

Nosotros estábamos ya bastante hechos a la costa oeste de Estados Unidos (llevábamos casi tres semanas por allí cuando pasamos por Joshua Tree). Sin embargo, hasta ese punto no habíamos tenido ninguna sensación de inseguridad. Llegamos por la noche a una gasolinera y tuvimos que irnos corriendo, ya que vino gente muy extraña a practicar mendicidad agresiva.

¿Casualidad? Bueno, el caso es que fuimos a otros lugares (dos supermercados, nuestro hotel, un restaurante y otra gasolinera) y todo tenía una pinta tirando a chunga. Sin dudas, el sitio con menos encanto de todo el viaje, aunque igualmente imprescindible para abastecerse antes de visitar este Parque Nacional.

Consejos para visitar Joshua Tree

Vamos a terminar el post con unos cuantos consejos para visitar Joshua Tree National Park:

  • El Parque Nacional se encuentra a dos horas al este de Los Ángeles. Es una de las excursiones más típicas desde la ciudad hollywoodiense.
  • La entrada cuesta 30$ por vehículo. No obstante, está incluida en el Annual Pass, por lo que no tendréis que pagar nada si ya tenéis ese acceso.
  • Planificad muy bien la visita, ya que Joshua Tree es un sitio extraño y en el que es difícil perderse.
  • Id a tope de gasolina, con mucha agua y con comida, ya que en el interior no podréis haceros con ninguna de esas tres cosas.
  • El calor puede ser sofocante. Si vais en un día de altas temperaturas, evitad hacer rutas largas en las horas centrales del día.
  • No hay cobertura en ningún punto del parque, excepto en lo alto de Keys View.
¿Qué te ha parecido?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *