Ruta de ida y vuelta a Pielpajärvi Wilderness Church, la iglesia más antigua de Inari

Si estáis en Inari y os apetece hacer un poquito de senderismo, la ruta a la Pielpajärvi Wilderness Church es justo lo que necesitáis. Se trata de un recorrido hasta un pequeño templo de madera ubicado en medio del bosque, el cual podréis completar en algo más de tres horas entre ir y volver. Es uno de los itinerarios más bonitos y representativos de toda Laponia, tal y como os lo vamos a demostrar a lo largo de este artículo.

Cristianismo y cultura sami en medio del bosque

Antes de contaros cómo es la ruta y cómo fue la experiencia haciéndola, vamos con una advertencia que os será de utilidad. Cuando buscamos información por internet, literalmente en todas partes vimos que era un recorrido de 5 kilómetros. Lo que no ponía por ninguna parte es que esa es solo la distancia desde el aparcamiento hasta la iglesia, por lo que luego hay que sumar la misma distancia de vuelta. Ojo, que no tenemos ningún problema en caminar, pero íbamos mentalizados para hacer una ruta corta y acabamos echando más de tres horas para completar sus casi 10 kilómetros.

El aparcamiento para hacer esta ruta es muy sencillo. Yendo de sur a norte, nada más pasar el museo Siida veréis un desvío a la derecha. Por ahí sale una pequeña carreterita que os dejará, tras recorrer unos dos kilómetros y medio, al inicio de la ruta. Tiene un arquito muy mono justo al comienzo que sirve para anunciar que empieza el recorrido.

Es una ruta un pelín incómoda, ya que el suelo es muy irregular y se vuelve resbaladizo a poco que caigan cuatro gotas. Sin embargo, recorre unos bosques tan absolutamente fascinantes que no podemos decir nada en su contra.

Llegar hasta la iglesia no tiene pérdida, ya que el recorrido está claramente señalizado con balizas rojas y naranjas. Suponemos que utilizan estos colores para la época invernal, ya que incluso con nieve es una ruta transitable. De hecho, antaño la Iglesia de Pielpajärvi era el centro de Inari en los meses fríos del año.

Durante el recorrido hay que pasar por dos «puertas» hechas con sacos y plásticos. Tal y como está indicado en un cartelito, se utilizan para evitar que se escapen los renos. Atención a esto, que los samis no se andan con chiquitas: llevad a vuestro perro bien cerca de vosotros, porque hay registrados muchos incidentes en los que han abierto fuego por acercarse más de la cuenta a sus renos.

Es una ruta especialmente diversa en lo que a setas se refiere. Hicimos decenas por Finlandia y en ninguna encontramos tantas especies diferentes. Misma cosa se podría decir en cuanto a pajaritos, ya que vimos muchísimos durante todo el recorrido.

Si la primera mitad se hace a puro bosque, en la segunda el agua toma el protagonismo. Caminaréis junto a diferentes ríos y lagos, atravesando incluso algunos sobre puentes o pasarelas de madera.

150 metros antes de llegar a la iglesia hay una casa privada, no os metáis en ella que hay un montón de carteles. De hecho, nada más superarla hay un pequeño refugio, en el cual sí que se puede hacer un alto en el camino o incluso cocinar algo en su firepit.

Pese al esfuerzo, cuando lleguéis a la Iglesia de Pielpajärvi os sentiréis absolutamente recompensados. Es un edificio único, construido en madera en 1760 y que no ha sido transformado desde entonces. De hecho, ni siquiera tiene electricidad, por lo que la visita cambia mucho si es un día con luz o si está nublado.

Durante la II Guerra Mundial, esta zona de Finlandia sufrió muchísimo. Que la Iglesia de Pielpajärvi haya llegado hasta nuestros días es un milagro, ya que la mayor parte de los edificios samis de los alrededores no superó el conflicto.

La visita a la iglesia es gratuita y se hace por libre. Únicamente hay que seguir dos normas: no subir a su pequeño (y frágil) campanario y acordarse de cerrar la puerta al salir, para evitar que su interior se deteriore.

Una vez hayáis visitado la iglesia, toca deshacer lo andado y volver hacia el coche. En total, nosotros hicimos 9,75 kilómetros con 125 metros de desnivel, completando la ruta en 3 horas y 15 minutos.

¿Merece la pena ir hasta la Pielpajärvi Wilderness Church? Sin lugar a dudas. Para nosotros fue la mejor experiencia de la visita a Inari, por encima del Parlamento o del recorrido por el propio pueblo. ¡Os lo recomendamos a tope!

Ficha técnica: cómo llegar, distancia y otros datos

📍 Punto de inicio: hay un pequeño aparcamiento junto al inicio de la ruta. No tiene pérdida, si buscáis «Pielpajärvi» en Google Maps os llevará hasta allí. Eso sí, ojito en las horas centrales del día, que es pequeñito y se suele llenar.

📏 Distancia / desnivel: ¡mucho ojo con esto! En internet leímos que la ruta tenía alrededor de 5 kilómetros, pero la información no era del todo correcta: esa es la distancia que hay hasta la iglesia, pero no es un recorrido circular. Dicho de otro modo: ir del aparcamiento, ver el templo y volver es sinónimo de hacer 9,75 kilómetros en total. El desnivel es de 125 metros.

💪 Dificultad: la ruta tiene una dificultad media. No es que sea complicadísima, pero el terreno es resbaladizo y bastante irregular.

⏲️ Duración: tardamos tres horas y cuarto en completar la ruta. Seguramente se podría hacer algo más rápido, pero llevábamos muchos kilómetros acumulados en las piernas y la verdad es que nos lo tomamos con calma.

¿Qué te ha parecido?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *