Qué ver y qué hacer en el Monasterio de Montserrat en un día

Visitar el Monasterio de Montserrat es imprescindible si estáis en la comarca de El Bages, aunque también es una de las mejores excursiones que se pueden hacer desde Barcelona. Incluso es una referencia absolutamente top en toda Catalunya, especialmente si se tienen en cuenta su céntrica ubicación y sus excelentes comunicaciones. En este artículo os vamos a enseñar cómo es la visita al lugar de peregrinación catalán por antonomasia y todo lo que podéis hacer en un día por la zona.

A medio camino entre la espiritualidad y el capitalismo

La silueta del Macizo de Montserrat (zona protegida en forma de Parque Natural de la Sierra de Montserrat) evoca magia y espiritualidad a partes iguales. Sus escarpadas cumbres necesariamente tenían que originar un lugar para el recogimiento y la oración, algo que tuvo su pistoletazo de salida en el hallazgo en el año 880 de una imagen de la Virgen. En concreto de La Moreneta, la patrona de Catalunya.

Al parecer, se intentó trasladar la talla, pero tenía un peso que escapaba de toda lógica. El obispo de Manresa lo interpretó como un mensaje divino, así que ordenó construir una ermita para albergarla. Inmediatamente se convirtió en un lugar de peregrinación conocido a nivel mundial, siendo incluso vinculado con la búsqueda del Santo Grial.

Poco a poco la cosa se fue yendo de madre hasta llegar a lo que hoy en día es: un conjunto enorme que más tiene que ver con el turismo de masas que con la fe. Sin querer ofender a nadie, ya que respetamos a quien sienta allí la presencia divina, pero vimos más tiendas y restaurantes de las que esperábamos. Nuestra experiencia fue la típica en la que se ven turistas asiáticos haciendo fotos por todas partes, hay que hacer cola hasta para ir al baño y en los lugares de mayor interés el exceso de gente hace que la visita se vuelva incómoda.

Aun así, ir a Montserrat nos parece una actividad única y que todo el mundo debería hacer alguna vez en la vida. Ya sea por motivos religiosos, por su patrimonio arquitectónico o simplemente por su belleza natural, es una excursión excepcional. Este último punto merece una mención aparte, ya que los paisajes de Montserrat son lo más parecido que encontraréis en España a Meteora.

Si seguís leyendo, encontraréis dos bloques más. En el primero os enseñamos todo lo que ver y hacer en Montserrat, mientras que en el segundo os enseñamos cómo llegar y os damos algunas claves prácticas para preparar la visita.

Turismo en Montserrat

Basílica

La Basílica de Montserrat es el edificio principal de todo el conjunto. Llegar hasta ella no tiene pérdida, ya que se encuentra al final del todo. Tiene una primera cobertura que no parece gran cosa, pero tras ella encontraréis una excelente fachada neogótica que justifica por sí sola la visita.

Entrar al templo en épocas de máxima afluencia requerirá esperar un poco, ya que el aforo se controla para que dentro no haya demasiado jaleo. Sin embargo, cualquier sacrificio merece la pena, pues en su interior veréis uno de los templos más bonitos de Catalunya.

Da igual a dónde miréis: el lujo está presente. Eso sí, tenemos que reconocer que es una basílica en la que todas las piezas encajan a la perfección y que nos gustó más de lo esperado.

Camarín de la Virgen

Aunque la Virgen de La Moreneta está visible en todo momento en el interior del templo, está en una zona elevada y desde el suelo apenas se la distingue. Para verla hay que acceder al Camarín de la Virgen, al cual se accede por una zona distinta. Si la entrada principal de la Basílica está en el centro, el Camarín está a mano derecha.

El acceso es gratuito y se puede ir sin reserva previa, pero en las horas punta os tocará esperar un buen rato. Por eso, os recomendamos entrar en la web oficial y reservar. Os intentarán vender visitas guiadas y entradas a museos, pero el acceso a la estancia en la que está La Moreneta es gratuito.

Plaza de Santa María

La plaza que hay justo antes de la Basílica también merece una mención aparte. Nos referimos a la Plaza de Santa María, desde la cual podréis disfrutar de Montserrat en todo su esplendor: edificios enormes que uno no espera en una ermita en medio de las montañas, gente yendo y viniendo por doquier, visitas guiadas…

Lo que más nos gustó fue un antiguo claustro gótico (del siglo XV) que está a mano izquierda según se mira a la Basílica. Es una auténtica joya, pese a que pase desapercibido para la mayoría de los viajeros que se dejan caer por Montserrat.

Museo de Montserrat

Si os interesa el arte sacro, el Museo de Montserrat pasa a ser una visita imprescindible. En sus salas podéis ver más de 1000 piezas de carácter religioso, entre las que se incluyen hallazgos arqueológicos, material litúrgico e incluso cuadros de pintores como Caravaggio, Monet, Picasso o Dalí. Eso sí, hay que comprar entrada (unos 10€ por persona).

Espai Audiovisual

Y si todavía tenéis ganas de seguir cultivándoos, en Montserrat hay un segundo museo: el Espai Audiovisual. Se trata de una zona interactiva en la que se ha recreado (tirando de tecnología) cómo ha sido y cómo es la vida en el monasterio. También hay que pagar, por si teníais alguna duda.

Escalera del Entendimiento

Para lo que no hay que pagar es para ver la Escalera del Entendimiento, una de las obras de arte al aire libre más fotografiadas de Catalunya. Está dedicada a Ramón Llull y lamentablemente está vallada, ya que la gente se subía hasta la punta y generaba situaciones de riesgo.

Miradores

En cualquier caso, no hace falta subirse a ningún sitio para disfrutar de los espectaculares miradores que ofrece el Monasterio de Montserrat. Por doquier veréis balcones hacia los alrededores, pudiendo disfrutar de unas imágenes inolvidables.

Al fin y al cabo, Montserrat está en una ubicación privilegiada para poder disfrutar de la preciosa Comarca de El Bages.

Tiendas, restaurantes, hoteles…

Y si lo que queréis es tirar billetes de cien, en Montserrat encontraréis mil opciones: un mercadillo de productos gastronómicos, tiendas de souvenirs, restaurantes, cafeterías, un hotel, un albergue, apartamentos…

Sin duda, la cara comercial del Monasterio de Montserrat fue lo que menos nos gustó. De hecho, nos horrorizó, pues se trata de un lugar realmente bonito y al que mucha gente acude por motivos religiosos. Sin embargo, el dinero siempre está por encima y la experiencia es más cercana a visitar un parque de atracciones que un recinto para la oración.

A nosotros al fin y al cabo nos da igual, ya que somos ateísimos, pero si algo no nos gusta es que nos saquen el dinero hasta por respirar.

Senderismo

Hablando de respirar, la visita al Monasterio de Montserrat puede ser un excelente punto de partida para hacer buenas rutas de senderismo. Tenéis muchas relacionadas con la religión (un via crucis, el recorrido hasta la Santa Cova, la visita a Santa Cecilia…), pero otras que simplemente se dedican a explorar la montaña. De hecho, hay un empinadísimo tren cremallera que os subirá a la parte alta (previo pago de 15€ ida y vuelta por persona) y os pondrá en disposición de recorrer este excelente espacio natural.

Información práctica

Cómo llegar a Montserrat

Montserrat no es un pueblo, sino un conjunto monástico en medio de la montaña. Por ello, llegar tiene su aquel. Os vamos a poner todas las opciones, pero desde ya os decimos que si no madrugáis os recomendamos no ir en coche, ya que el atasco es monumental y probablemente no encontréis aparcamiento. Aun así, está bien que sepáis que disponéis de las siguientes opciones:

  • Coche: se llega hasta la misma puerta, aunque hay que pagar 6,5€ por el aparcamiento (tarifa por todo el día, da igual si estás un ratito o nueve horas).
  • Teleférico: conocido como Aeri de Montserrat, funciona desde 1930 y os llevará a la montaña en escasos 5 minutos desde la vecina localidad de Monistrol. El teleférico es de pago (12€ ida y vuelta), pero a cambio podréis aparcar de manera gratuita en las inmediaciones.
  • Tren cremallera: también desde Monistrol, también de pago (12€ por persona ida y vuelta) y también con aparcamiento gratuito. Recuerda mucho a los trenes suizos que atraviesan las montañas.
  • Andando: si estáis muy rocosos y os gusta caminar, podéis llegar a pie desde Monistrol. Eso si, llevad al menos una botellita de agua y un saco de paciencia, porque la subida es tirando a durita.

Horarios y tarifas

Lo que es el Monasterio de Montserrat abre las 24 horas del día, ya que es un espacio abierto. Otro tema es que queráis visitar interiores, pero aun así los horarios son muy amplios. A modo de ejemplo, la Basílica abre todos los días del año de 7:00 a 20:00, mientras que el Camarín de la Virgen abre de 8:00 a 10:30 y de 12:00 a 18:25.

La parte espiritual es gratuita. Es decir, no pagaréis ni por la Basílica ni por el Camarín, pero os cobrarán por todo lo demás: aparcamiento, museos, tiendas…

En cualquier caso, nada más llegar tenéis una Oficina de Turismo, por lo que allí pueden daros información actualizada al minuto de horarios y tarifas.

¿Merece la pena reservar?

Antes de ir a Montserrat, pensábamos (al menos así lo sugiere su web) que solo se puede ir reservando, 18€ mediante. Sin embargo, en cuanto miramos un poquito por internet vimos que no era así, pues esa es la manera que tienen de incentivar la compra para los museos.

Únicamente merece reservar para entrar al Camarín de la Virgen, ya que os ahorraréis una buena cola. Por suerte, es gratuito. Y, siendo sinceros, si vais a primera o a última hora no tendréis que esperar demasiado, así que quizá ni os haga falta reservar esa parte.

Sea como fuere, Montserrat es un sitio único y todo lo que le dediquéis a preparar vuestra visita será tiempo bien invertido.

¿Qué te ha parecido?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.