Qué ver en Victoria / Rabat, la capital de Gozo (Malta)

Gozo es una isla que hay que disfrutar sin prisas, yendo de lugar en lugar y prestando mucha atención a los detalles. Entre todos los posibles destinos, en el interior de la isla brilla con luz propia la ciudad de Victoria, conocida también como Rabat. Es el principal núcleo urbano, una capital de menos de 7000 habitantes en la cual es posible encontrar bellísimos edificios, calles serpenteantes en las que todo puede ocurrir y un ambiente sensacional. En este artículo os enseñamos qué ver y qué hacer en Victoria / Rabat, la capital de la isla de Gozo.

Una capital cultural y comercial que va más allá de la Ciudadela

Es mucho lo que se puede decir sobre Victoria o Rabat, una pequeña ciudad que tiene muchísimo que ofrecer a sus visitantes. Y es que son miles de años de Historia, ya que la zona de la Ciudadela pudo ser fortificada por primera vez durante la Edad del Bronce, para posteriormente haber sido colonizada por fenicios, romanos e incluso la Corona de Aragón.

Hay muchas cosas que nos llamaron la atención de Victoria. Tiene un cierto aire de gran metrópolis, ya que es el único núcleo al que se le podría llamar ciudad en una isla eminentemente rural. No deja de ser un lugar tranquilo, pero a la vez da la sensación de tener infinitas posibilidades.

Si buscáis información turística sobre la ciudad en internet, lo cierto es que no encontraréis demasiado. Algunas pocas referencias a la Ciudadela y no mucho más, como si fuese un destino con pocas cosas para ver o si directamente no mereciese la pena. De hecho, nosotros fuimos con pocas expectativas, y la verdad es que fue uno de los destinos que más nos sorprendió de todo el viaje a Malta.

Os recomendamos que toméis buena nota, pues os hemos preparado una completa guía turística sobre Victoria / Rabat, en la cual vais a descubrir todo el potencial que tiene esta coqueta ciudad del centro de Gozo.

Turismo en Victoria (Rabat)

Ciudadela

Empecemos por la gran protagonista, la Ciudadela o Cittadella. Ubicada sobre un pequeño promontorio, se trata de una fortificación que ha sido clave para el control de Gozo desde que el mundo es mundo. Tras un ambicioso programa de restauración y puesta en valor, fue reinaugurada en el año 2016. Desde entonces, luce un aspecto estupendo y espera a todo aquel viajero que quiera sentirse parte de El Señor de los Anillos, Juego de Tronos o cualquier otra historia con tintes de fantasía medieval.

La visita a la Ciudadela es gratuita, al menos en lo que respecta a moverse por sus calles, contemplar el exterior de sus edificios o asomarse a sus miradores. Sin embargo, existe un Centro de Recepción de Visitantes ubicado en un depósito británico del siglo XIX. En él os contarán su historia, os subirán en la zona alta por un ascensor y os venderán una entrada conjunta para visitar la mayor parte de los edificios de la Ciudadela.

Sin embargo, si el Centro de Visitantes está cerrado o simplemente no queréis pasar por él, lo tenéis tan fácil como subir por la Triq Telgha Tal-Belt y os plantaréis en la entrada.

El recorrido por la Ciudadela no debería llevaros más de una hora. Esto incluiría contemplar sus impresionantes murallas (sobre las cuales se puede caminar), pasear por sus enrevesadas calles y contemplar sus edificios singulares. Más allá de recomendaros que paseéis sin rumbo por este recinto amurallado, a continuación os vamos a hablar por separado de algunos de sus principales puntos de interés.

Catedral y alrededores

Y es que sería un crimen no dedicarle unas líneas en exclusiva a la Catedral de la Asunción o Catedral de Santa María, el principal edificio religioso de Victoria. El lugar ha albergado templos desde antiguo, que fueron saqueados y destruidos a base de invasiones y terremotos. El edificio actual data de comienzos del siglo XVIII, y resulta sencillamente impresionante. Según se franquean las puertas de la muralla, se accede a una estrecha plaza en la que la Catedral tiene un lugar privilegiado en lo alto de una escalinata.

En la propia Plaza de la Catedral tenéis otros puntos de interés, como el Museo de la Catedral (se entra aparte) o la Corte de Justicia.

Panorámica

Si desde la Plaza de la Catedral subís por la Triq Il-Fosos, llegaréis al punto más alto de la Ciudadela. Se da la circunstancia de que es también el punto de mayor altura de toda Gozo, por lo que disfrutaréis de una excelente panorámica de 360º de la isla. Nosotros llegamos aquí después de un largo día de excursiones, así que fue un gusto poder asomarnos con conocimiento de causa.

Merece la pena que contempléis también el interior de la Ciudadela, pues en el tramo más cercano al paseo de ronda se encuentran vestigios arqueológicos de lo más interesantes.

Museos, prisiones y bastiones

En la Ciudadela hay muchas más cosas por ver. Nosotros os recomendamos un recorrido como el nuestro: entrar por la Plaza de la Catedral, ir hacia el punto más alto y después callejear por lo que os falte por ver. Dando un paseo sin más pretensión que descubrir este espacio, os encontraréis con un montón de lugares interesantes.

Por citar algunos, en el interior de la Ciudadela de Victoria están el The Gozo Nature Museum (uno de los principales museos de malta), una antigua prisión (The Old Prison), el Museo Arqueológico

No os perdáis St. Michael’s Bastion, desde donde hay una excelente panorámica de la zona baja. Justo antes de entrar en él hay una callecita con artesanos que también merece la pena.

Independence Square

Buscando guías sobre Victoria, vimos que prácticamente toda la información existente hacía mención en exclusiva a la Ciudadela. Sin embargo, el resto de la ciudad también es de lo más interesante. Hay dos zonas claramente diferenciadas cuya visita es imprescindible.

La primera sería Independence Square, una plaza a los pies de Triq Ir-Republika (la carretera que atraviesa victoria). Es impresionante el ruido que hacen los pájaros en los árboles, sin duda allí vive una de las colonias de aves más grandes de todo el archipiélago.

En este enorme espacio abierto podéis encontrar la Oficina de Turismo, donde os darán un mapita e información para visitar la ciudad. En el extremo opuesto de la plaza está el Local Council, en un edificio de innegable valor histórico.

Muy cerquita de la plaza está la Iglesia de Santa Sabina (Church of Ta’ Savina), uno de los edificios más antiguos de la ciudad. Aparece ya mencionada en documentos del siglo XV, aunque el edificio actual debe su aspecto a una profunda reforma (más bien reconstrucción) de inicios del siglo XX.

Plaza de San Jorge y alrededores

La otra gran zona que no os podéis perder es la que está en la Plaza de San Jorge (Pjazza San Gorg) y alrededores. El espacio principal es precisamente la plaza, junto a la cual está la Basílica de San Jorge (St George’s Basilica). Vayamos por partes.

En cuanto a la plaza, es un enorme espacio abierto lleno de restaurantes y cafeterías. Nosotros llegamos allí después de una buena pateada, así que nos regalamos una merienda de las que no se olvidan fácilmente. El ambiente en la plaza es sensacional.

En cuanto al templo, merece la pena visitarlo por dentro. Su decoración barroca es de lo más impresionante que se puede ver en Malta. Mención aparte merecen las estatuas de ángeles que hay en uno de los extremos de la única nave del edificio.

Eso sí, no os limitéis a la plaza y a la basílica. Los alrededores son de lo mejorcito de la ciudad, formando el típico trazado irregular (de clara influencia árabe) en el que es muy fácil perderse. Estas calles están llenas de rincones con encanto, pero también de tiendas y puestos que hacen que sea un auténtico zoco.

No nos entra en la cabeza como esta parte de la ciudad no aparecer en todas las guías de viaje sobre Malta, ya que fue de lo que más nos gustó de todo el viaje. En estas callejuelas encontramos edificios preciosos, rincones llenos de encanto decorados con decenas de plantas, balconcitos, pequeños altares…

No sabríamos decir cuánto tiempo le dedicamos a esta última parte de Victoria, porque literalmente nos perdimos en ella (en el buen sentido de la palabra). En cualquier caso, supuso un excelente broche de oro a nuestra visita a la capital de Gozo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.