Qué ver en Svolvaer, la capital de las islas Lofoten

La ciudad de Svolvaer es uno de los grandes centros cosmopolitas de las islas Lofoten. Ubicada en el extremo noroeste del archipiélago, se trata de un lugar repleto de tiendas, galerías de arte y restaurantes. Nunca faltan ideas para pasar un buen día en la que, para todos los viajeros que vienen del norte, es la puerta de entrada a la región.

La ciudad de los contrastes

Con más de 4000 habitantes, Svolvaer es considerada la capital de las islas Lofoten por muchos motivos. Posiblemente es lo único mínimamente parecido a una ciudad de todo el archipiélago, dispone de un aeropuerto y también es parada habitual en todos los cruceros que operan en la zona.

Su situación hace que tenga un clima súper interesante. Al estar protegida por las montañas del norte y del oeste, es un lugar con menos niebla y temperaturas más altas que las habituales en el resto del archipiélago. Sin embargo, esas mismas montañas son las responsables de que también sea uno de los lugares más lluviosos de todas las Lofoten.

La visita a Svolvaer es sencilla. Apenas hay que desviarse unos pocos kilómetros de la Lofoten Scenic Route, se aparca fácil en el centro y todos los puntos de interés están dispuestos alrededor de unas pocas calles. Con un par de horas tendréis tiempo más que suficiente para disfrutar de la versión más urbana de una zona que se caracteriza, precisamente, por todo lo contrario.

Turismo en Svolvaer

Recorriendo el pueblo

Grabaos a fuego un nombre: Torget. Este enorme espacio abierto, que tan pronto parece una amplia avenida como una gran plaza, es la principal referencia en el casco urbano de Svolvaer. Allí encontraréis los mejores hoteles y restaurantes, tiendas con todo el encanto y también buena parte de los atractivos turísticos que vais a ver a lo largo del post. Si queréis hacer excursiones por los alrededores también es un sitio a considerar, ya que por doquier veréis puestecitos en los que las diferentes empresas locales ofrecen sus servicios.

En la calle encontraréis la Oficina de Turismo de Svolvaer, perfecta para pertrecharse con abundante documentación tanto de la urbe como de todas las islas Lofoten. Por cierto, un dato interesante para los que estéis viajando en furgoneta: allí mismo podréis comprar monedas para utilizar la pequeña lavandería que hay en la zona del puerto.

Teniendo la Torget como referencia, la visita a Svolvaer es una especie de ocho. Primero tenéis que hacer un circulito hacia la zona norte y luego lo mismo hacia el sur.

Paseo marítimo y puerto

Da igual el orden que elijáis, en algún momento pasaréis por el bonito paseo marítimo de Svolvaer. En él podréis caminar entre restaurantes y barcos, además de disfrutar de una buena panorámica de las casitas que dan al agua.

El puerto de Svolvaer es uno de los más animados de las islas Lofoten, con un gran trasiego de barcos sin importar la hora del día o el tiempo que haga.

Isla de Lamholmen

No dejéis de visitar la pequeña isla de Lamholmen, unida por un pequeño puente al resto de la ciudad. En ella encontraréis cosas tan diversas como restaurantes, hoteles, cargadores de coches eléctricos y tiendas de aperos para pesca. Sea como fuere, es un lugar pintoresco y desde el cual podréis contemplar muy bien el resto de la ciudad.

Iglesia de Svolvaer

En el corazón del casco urbano os espera la Iglesia de Svolvaer, un templo de grandes dimensiones (para ser esta zona de Noruega). Es un edificio súper bonito, en altura, con unas paredes blancas que se esfuerzan por reflejar la luz en aquellos días en los que asoma el sol.

Galerías de arte

Por cierto, en Svolvaer encontraréis varias galerías de arte. Si os interesa el arte contemporáneo o simplemente queréis haceros con un souvenir que apoye a los artistas locales, no tenéis más que ir con los ojos bien abiertos y dar un paseo por el centro. Ante vosotros aparecerán diferentes proyectos súper interesantes.

War Memorial Museum

Si lo que os interesa es el tema bélico, nada como dejaros caer por el Museo de la Guerra (Krigsminnemuseum o War Memorial Museum), una institución clave para entender la II Guerra Mundial en Noruega. Tiene una de las mejores colecciones de uniformes militares de ese conflicto más grandes del planeta.

Lofotpils

Por el contrario, si preferís los placeres terrenales a las contiendas bélicas, en el sur de Svolvaer os espera Lofotpils, la cervecería artesanal de las islas Lofoten. A pie de fábrica podréis degustar y adquirir su producto, además de que ellos mismos os cuenten como lo elaboran. No os preocupéis si os la encontráis cerrada, ya que sus cervezas son fáciles de encontrar en supermercados y restaurantes de todo el archipiélago.

Magic Ice

Justo al lado de Lofotpils está Magic Ice Lofoten, una especie de museo del hielo. Allí podréis ver un montón de esculturas realizadas con agua congelada, las cuales se van renovando a lo largo de todo el año. Hay que decir que esta institución es muy popular en el norte de Europa, con otros espacios en ciudades como Tromso, Bergen o Reykjavik.

Svinoya

Para terminar, no podéis iros de Svolvaer sin antes visitar la cercana isla de Svinoya. Podéis ir a pie (cruzando un puentecito) o llegar en coche. En cualquier caso, os aseguramos que merece la pena recorrer sus calles e ir en busca de sus diferentes esculturas.

¿Qué te ha parecido?
+1
5
+1
5
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 ideas sobre “Qué ver en Svolvaer, la capital de las islas Lofoten”