Qué ver en Rozas de Puerto Real, el pueblo más occidental de la Comunidad de Madrid

Aunque acudimos a Rozas de Puerto Real en busca de su singular bosque de castaños, lo cierto es que quedamos maravillados con la visita a este bonito pueblo de la Sierra Oeste de la Comunidad de Madrid. En sus calles encontramos una iglesia preciosa, innumerables ejemplos de arquitectura tradicional de serranía y varias fuentes destacadas. También quedamos embelesados por su gastronomía, de la cual dimos buena cuenta. En este artículo os contamos cómo fue la visita y os ayudamos a organizar una excursión similar por la zona.

La capital ganadera de la Sierra Oeste

Antes de que nadie se nos eche encima, tenemos que matizar el título. Rozas de Puerto Real es el núcleo urbano más occidental de la Comunidad de Madrid, aunque es cierto que el término municipal de Cenicientos (el vecino del sur) se adentra un poquito más al oeste.

Misma cosa ocurre con eso de «capital ganadera»: obviamente existen otros muchos lugares en los que la importancia del ganado es máxima, pero si el lugar tiene la coletilla de Puerto Real en su toponimia no es por casualidad. Resulta que el pueblo está atravesado por la Cañada Real Leonesa Oriental, una de las vías ganaderas más importantes de la Península Ibérica (además de por algunas cañadas menores). Ese trasiego ganadero hizo que se estableciese aquí la oficialidad de cobrar impuestos a los ganaderos por parte de la corona.

Hechas ambas aclaraciones, lo cierto es que la ubicación de Rozas de Puerto Real no podría ser mejor. Se asienta entre los valles del río Alberche y del río Tiétar, estando rodeado por bosques únicos. El mejor ejemplo está en su inmenso castañar, el mayor de toda la Comunidad de Madrid.

Si bien es cierto que se trata de un lugar remoto desde la capital (hay que hacer hora y media en coche hasta llegar hasta él), no es menos cierto que la visita merece muchísimo la pena. Y no solo por sus famosas rutas de senderismo, de las que luego hablaremos, sino por todo lo que tiene que ofrecer este casco urbano en el que viven poco más de 500 habitantes.

Os recomendamos ir directamente hasta la Oficina de Turismo, en cuyas inmediaciones podréis aparcar. Desde allí estaréis en disposición de recorrer a pie los principales puntos de interés de Rozas de Puerto Real.

Turismo en Rozas de Puerto Real

Parroquia de San Juan Bautista

Sin lugar a dudas, el edificio más destacado del pueblo es al Parroquia de San Juan Bautista. Se trata de una iglesia que data del siglo XIII, aunque claramente ha sufrido infinitas reformas a lo largo del tiempo. Sea como fuere, tiene una fachada preciosa dividida en dos arcos, además de una bonita espadaña que veréis nada más llegar a ella.

El interior no podría ser más acogedor. Abrid la puerta sin miedo, ya que la cerradura no suele estar echada. Al fondo veréis un altar mayor con uan imagen de San Juan Bautista, el patrón de Rozas de Puerto Real.

Torre Exenta

Justo al lado de la iglesia hay una Torre Exenta, también conocida como Torre de San Juan Bautista. Data del siglo XIII y todavía conserva elementos que le vinculan al arte románico, siendo uno de los escasos ejemplos de este tipo de construcciones de toda la Comunidad de Madrid.

Ayuntamiento

Mucho más reciente es el Ayuntamiento, que se encuentra en la Calle de la Villa. No es que sea la casa consistorial más bonita de la Sierra Oeste, pero tenemos que reconocer que se encuentra en un perfecto estado de revista.

Arquitectura popular

Aprovechad para perderos sin rumbo por las calles de Rozas de Puerto Real, ya que por todas partes encontraréis bonitos ejemplos de casas serranas. La arquitectura rural es de muy alta factura en este pueblo, en especial en algunas calles. A modo de referencia, no dejéis de ir a la Calle de Antonio Machado, de Cervantes, de la Iglesia ni del Doctor Fleming.

Plaza de España

Y no solo de calles vive el pueblo, pues también allí encontraréis bonitas plazas. Quizá la más destacada sea la Plaza de España, que viene a ser el centro de Rozas de Puerto Real. En ella se encuentra una bonita Fuente de los Cuatro Caños, construida a puro granito en el año 1938.

Lavadero

No muy lejos de allí está el antiguo Lavadero, una casa hecha fundamentalmente de piedra. Fue erigida en 1938 y durante su uso era uno de los grandes puntos de reunión del pueblo. De hecho, nunca ha dejado de serlo, pues en la actualidad es el Hogar del Pensionista de Rozas de Puerto Real.

Fuente de las Pimpollas

Al otro lado de la carretera, aunque también en pleno núcleo urbano, os espera la Fuente de las Pimpollas. Tendréis que ir por la Calle Cervantes hasta llegar a esa construcción hídrica de comienzos del siglo VIII. Está hecha con bloques de sillería, formando un arquito precioso de medio punto.

Oficina de Turismo

No queremos terminar sin recomendaros la visita a la Oficina de Turismo, la cual se encuentra en la salida oeste del pueblo (en plena M-507). En pocos lugares nos han informado tan bien o con tanto entusiasmo, ofreciéndonos información valiosísima sobre el pueblo, sus rutas o los lugares para comer. Da gusto cuando un destino hace tan bien su trabajo.

Senderismo en Rozas de Puerto Real

Como ya hemos dicho, uno de los grandes motivos por los que ir hasta Rozas de Puerto Real es hacer senderismo. Hay tres rutas principales:

  • Ruta de los Castaños de Rozas de Puerto Real: el recorrido más emblemático. Se trata de un itinerario de 9 kilómetros que transita por el castañar más grande de toda la Comunidad de Madrid, siendo la única masa forestal de esa especie que puede ser considerada como tal.
  • Antiguo Ferrocarril del Tiétar: recorrido circular por las antiguas vías del tren, en el que también se pasará junto a dehesas, colmenares y pequeños bosques.
  • El Gran Guerrero: subida a la cumbre que le da nombre, un pequeño promontorio en el cual se pueden visitar castaños centenarios. Especialmente recomendable en otoño.

Si os veis fuertes, hay una cuarta ruta que atraviesa este término municipal: la Ruta del Puerto Real. Es un recorrido de 16 kilómetros que pasa por Cadalso de Vidrios, el cual os dará una visión panorámica de esta zona de la Comunidad de Madrid.

Comer en Rozas de Puerto Real

Por último, hay que destacar que en Rozas de Puerto Real se come realmente bien. Tenéis muchas opciones: desde el simpático Bar de Moe (parada obligada si os gustan Los Simpsons) hasta Casa Antonio, donde podréis degustar sus estupendos menús del día. Nuestra recomendación es la Bodega No Me Acuerdo, en la cual lo tradicional y la vanguardia se dan la mano. Allí disfrutamos de unas deliciosas croquetas de jamón con queso fundido y dos hamburguesas espectaculares a un precio razonable. En su terraza se puede estar tranquilamente con perro, así que puede ser una buena parada después de haber visto el pueblo y haber hecho algo de senderismo.

¿Qué te ha parecido?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *