Qué ver en Mura, uno de los pueblos medievales más bonitos de Catalunya

Parece mentira que todavía queden sitios como Mura, en los que se puede hacer turismo sin prisa y disfrutando de cada paso. Y es que este coqueto pueblo medieval no solo es una de las mejores excursiones que se pueden hacer desde Barcelona, sino también uno de los sitios más bonitos que hemos visitado hasta la fecha en Catalunya. Seguid leyendo y entenderéis en seguida por qué está entre esos destinos que siempre recomendamos cuando nos preguntan por un viaje para olvidarse de la rutina y reencontrarse con lo realmente importante.

La rock star del medievo

Más de mil años de Historia contemplan a Mura, pues hay constancia de su existencia desde al menos el año 978. Su iglesia, por ejemplo, es de finales del siglo XI, por lo que es uno de los templos más antiguos de Catalunya.

La agricultura, la ganadería y la producción de vino fueron las principales actividades económicas de la urbe durante muchísimo tiempo, hasta que una plaga de filoxera acabó con los viñedos cercanos a mitad del siglo XIX. Eso produjo una enorme crisis en Mura, descendiendo su población de manera notable.

Aun así, ese proceso dramático ha influido mucho en que Mura haya llegado hasta nuestros días como lo que es: una auténtica joya medieval. Mientras que en otros pueblos en siglo XIX y XX supuso una transformación profunda de su urbanismo, aquí todo permaneció intacto. Incluso se ganó la fama (junto a Talamanca y Rocafort) de pueblo de mala muerte, hasta que fue redescubierto y aupado al lugar que se merece.

El tirón turístico que tiene Mura a día de hoy queda reflejado en lo complicado que es aparcar. Hay unas 150 plazas en las cuestas de los alrededores (no así dentro del casco urbano, que tiene el tráfico restringido), claramente insuficientes en fin de semana. Esta fama también queda latente en la enorme Oficina de Turismo que hay justo a la entrada del pueblo, donde os informarán de todo lo que podéis ver y hacer en Mura. Si os la encontráis cerrada no pasa absolutamente nada, ya que si seguís leyendo podréis ver todo lo que este bonito pueblo medieval tiene para vosotros.

Turismo en Mura

Iglesia de San Martín (Sant Martí)

El edificio más destacado de Mura es, sin lugar a dudas, la Iglesia de San Martín (Sant Martí), uno de los edificios románicos más destacados de Catalunya. Resulta interesantísimo ver cómo sus mil años de historia han quedado grabados a fuego en su silueta, ya que si os fijáis bien podréis ver cómo era el edificio en el edificio original y cómo fue ampliando posteriormente en diferentes etapas. No es nada común ver este proceso de una manera tan clara, así que hacednos caso y fijaos bien porque es una auténtica pasada.

Arquitectura popular

Si tuviésemos que decir qué ver en Mura, la verdad es que os diríamos que todo y nada. Es uno de esos sitios en los que se puede estar paseando durante horas, pero que realmente destaca por su excelente conjunto. Además, como buen pueblo medieval su trazado es laberíntico, así que podéis pasar varias veces por el mismo sitio y que no se os haga repetitivo.

Por daros algunas claves de lo que no os podéis perder, nosotros disfrutamos mucho en la Plaça Tomàs Viver. Allí comimos al solecito, hay una tienda de productos locales y se palpa el ambiente medieval de Mura como en pocos lugares.

La Rectoría, el Refugio, la Casa Parroquial, la Fábrica… Son muchos los edificios que podríamos mencionar, pero ubicarlos en el mapa nos resultaría prácticamente imposible. Todo lo que podemos decir es que los veréis todos si vais desde la parte alta hasta la baja.

Hay también un buen puñado de casas que destacan por encima del resto, como Cal Ferrer (que albergó diferentes negocios, como una pequeña ferrería o una sastrería) o Cal Teixidor (que ha pertenecido a una de las familias mejor posicionadas de Mura).

También veréis un pequeño molino de aceite. Puede que Mura sea más famoso por sus vinos, pero lo cierto es que el pueblo exploró su entorno natural desde antiguo y este molino es la mejor muestra de ello.

Por último, no podéis de ir al Passatge Camil Antonietti, donde está una de las zonas más pintorescas y fotografiadas de Mura.

Recull Historic de Mura

En el excelente estado de conservación del pueblo hay una entidad que ha contribuido mucho: el Recull Historic de Mura. Se trata de una asociación sin ánimo de lucro, integrada por varios habitantes del municipio y que se encargan de su conservación, de recopilar material histórico y de contribuir a la difusión de su excelente patrimonio.

Fuentes

Son varias las fuentes tradicionales que hay repartidas por Mura. No debe sorprender, ya que el pueblo se asienta en un entorno súper fértil, el cual está muy relacionado con que se haya habitado aquí durante tantísimo tiempo.

Mirador del Ayuntamiento

Para terminar, no podéis iros de Mura sin subir hasta el mirador del Ayuntamiento, desde donde tendréis una bonita vista del pueblo y de sus alrededores.

¿Qué te ha parecido?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
1
+1
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *