Qué ver en Mauléon-Licharre, la capital de la Soule

Hablar de Mauléon-Licharre es hacerlo de una localidad muy particular. Dedicada casi por completo al turismo y a la elaboración de alpargatas, en ella encontraréis muchísimo patrimonio (incluyendo dos castillos) y un buen puñado de calles llenas de encanto. Puede que no sea el destino más famoso del sur de Francia, pero a nosotros nos encantó. Fruto de la visita que hicimos, aquí os traemos esta guía con todo lo que ver y hacer en Mauléon-Licharre.

Dos castillos siempre es mejor que uno

Aunque la imagen típica del País Vasco Francés suele ser la de playas soleadas o pueblecitos en la montaña repletos de casitas con madera en sus fachadas, lo cierto es que el interior ofrece una versión totalmente distinta. Allí nos encontramos un patrimonio excepcional, del cual municipios como Bidache son el mejor ejemplo. Y el protagonista de este post, Mauléon-Licharre, desde luego no se queda atrás.

Considerado la capital de la provincia histórica de Sola, el más pequeño y despoblado de los siete territorios de Euskal Herria, Mauléon-Licharre espera al viajero con un montón de patrimonio y costumbres que sin duda le hacen un destino de lo más especial.

Si de algo vive el pueblo, más allá del turismo, es de la fabricación de alpargatas o esparteñas. Se calcula que casi 2000 personas trabajan de manera directa o indirecta con este producto. No en vano, cada 15 de agosto le hacen su propia conmemoración: ¡la fiesta de la alpargata! Eso sí, Mauléon-Licharre también es célebre por la elaboración de Etorki, una de las marcas de queso más conocidas del País Vasco Francés.

La visita a Mauléon-Licharre es muy sencilla, pues la flor y nata de su patrimonio se encuentra en la zona baja. Únicamente tendréis que subir para visitar el Castillo Viejo, en caso de que os apetezca. No pasa nada si estáis perezosos, ya que la localidad tiene un segundo castillo que está en todo el centro. Por cierto, una curiosidad: ¿sabíais que Mauléon-Licharre está hermanada con Tudela?

Turismo en Mauléon-Licharre

Casco histórico

Os recomendamos empezar la visita a Mauléon-Licharre por el enorme bulevar que se forma entre la Rue de Jeu de Paume y la Rue Jean Baptiste Heugas, no solo por lo bonito que es sino porque en él (y en sus alrededores) se encuentran algunos de los edificios más destacados del pueblo. Además, allí mismo está también la Oficina de Turismo municipal.

A tiro de piedra tenéis el Ayuntamiento, el Castillo de Maÿtie y la Iglesia de San Juan Bautista, pero de todo ello hablaremos a continuación. Sin embargo, antes tenemos que recomendaros que vayáis también hcia la Rue de Navarre, repleta de casas típicamente francesas.

Aparte del conjunto, en Mauléon-Licharre existen casonas muy destacadas, como la Casa del Hada (considerada la más antigua) o la Casa de Bela (que domina desde lo alto, con su torreta redonda).

Una vez hayáis callejeado un poco, os recomendamos centraros en los edificios que os vamos a enseñar a continuación.

Ayuntamiento

El primero de ellos es el Ayuntamiento, construido por orden del Conde Philibert de Gramont por el arquitecto François Mansart (siglo XVII). Aunque en su momento era una residencia privada, fue comprado por las autoridades de la comarca de Sola para establecer una subprefectura. En el siglo XX se ganó un hueco en la literatura francesa, ya que el célebre escritor Pierre Benoit centró allí la trama de su novela Pour don Carlos. Desde 1980 funciona como casa consistorial.

Castillo de Maÿtie o Castillo de Andurain

Justo al lado está el Castillo de Maÿtie o Castillo de Andurain (Château de Maÿtie o Château d’Andurain), la primera de las dos fortalezas que tiene Mauléon-Licharre. Fue construido a finales del siglo XVI y destaca por su robusta y cerrada fachada, con apenas unas pocas ventanas de estilo renacentista. Es de propiedad privada, pero puede visitarse por dentro si previamente escribís a los dueños.

Iglesia de San Juan Bautista

El principal edificio religioso de Mauléon-Licharre es la Iglesia de San Juan Bautista, cuya presencia es mencionada ya en documentos del año 1220. Su administración corrió a cargo de la Orden de Malta durante muchísimo tiempo, que se encargaba de facilitar el camino a los peregrinos del Camino de Santiago que venían desde el cercano Hospital de Saint-Blaise.

Castillo de Mauléon o Castillo Viejo

Si todavía tenéis ganas de más patrimonio, en la parte alta os espera la segunda fortaleza: el Castillo de Mauléon o Castillo Viejo (Château de Mauléon o Vieux Château). Este castillo del siglo XI es uno de los mejores ejemplos de toda Francia, por lo que está catalogado como Monumento Histórico y cuenta con la protección de sitio arqueológico. Buena parte está en ruinas, pero conserva elementos muy significativos en pie como las torres.

Iglesia de L’Hôpital-Saint-Blaise

En las afueras de Mauléon-Licharre, a tan solo un cuarto de hora en coche, os espera algo que no deberíais perderos: la Iglesia de L’Hôpital-Saint-Blaise, una excepcional joya de arte románico que muestra la cara más bella del Camino de Santiago a su paso por el País Vasco Francés. Es absolutamente imprescindible.

¿Qué te ha parecido?
+1
1
+1
1
+1
0
+1
0
+1
1
+1
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *