Qué ver en Leukerbad, el paraíso termal en el corazón de los Alpes suizos

Hoy vamos a hablar de Leukerbad, uno de los pueblos más sorprendentes del Parque Natural Pfyn-Finges y de toda Suiza. Y es que en sus calles se pueden encontrar posibilidades casi infinitas en materia de termas, balnearios y spas. ¿Sabíais que aquí está el complejo termal alpino más grande de toda Europa? Nosotros os vamos a enseñar lo que podéis ver en el propio pueblo, para que tengáis algo que hacer entre baño y baño.

La ciudad-balneario de Suiza

Después de un montón de publicaciones sobre Suiza, os hemos enseñado prácticamente de todo: estaciones de alta montaña, castillos, lagos, viñedos, ciudades… Con Leukerbad cambiamos de tercio y os enseñamos algo totalmente distinto, pues sin duda los balnearios son la principal seña de identidad de este destino.

Toda esta industria del wellness arranca ya en época romana, pues por entonces el poder curativo de las fuentes calientes de Leukerbad ya era más que conocido. Sin embargo, seguro que ni el más optimista podría haberse imaginado todo lo que vendría después.

Leukerbad, con permiso de Leuk, es uno de los principales destinos turísticos de la zona. Es cierto que la mayor parte de los viajeros acuden allí para remojarse en sus aguas termales, pero eso no impide que el pueblo tenga un montón de cosas chulas que ofrecer. Y eso es justo lo que os vamos a mostrar en los siguientes párrafos.

Turismo en Leukerbad

Estación de tren

La moderna estación de tren es el principal punto de partida para la mayor parte de los viajeros que van a Leukerbad. Ya sea porque lleguéis en ferrocarril, porque dejéis vuestro vehículo en su enorme aparcamiento o por el mercadillo que ponen en sus alrededores, este es un edificio con el que seguro que os acabáis topando.

Arquitectura popular

Lo primero que tenemos que decir sobre el pueblo en sí mismo es que tiene un casco histórico precioso. En sus calles encontraréis excelentes ejemplos de lo bonita que puede ser la arquitectura popular de la alta montaña suiza. Una buena referencia es la Kirchstrasse, posiblemente la calle más bonita de todo Leukerbad.

En vuestro paseo seguro que os topáis con edificios destacados como la Ballet Haus, la galería de arte Engler o el Burgergemeinde, una estupenda casa de madera.

Iglesia

Como su propio nombre indica, la Kirchstrasse os llevará directamente hasta la entrada de la Iglesia de Leukerbad. Es un bonito templo católico que no deberíais perderos, ya que es muy bonito tanto por dentro como por fuera.

En los alrededores tenéis un cementerio que también haríais bien en visitar.

Balnearios, termas y spas

Como hemos dicho en la introducción, Leukerbad es célebre por sus posibilidades de wellness. El mejor representante es Terma Leukerbad, que tiene el honor de ser el mayor complejo termal de los Alpes. Ojo, que no es el único, pues prácticamente cada hotel tiene acceso a las fuentes calientes que emanan de la tierra. Se dice que cada día salen más de cuatro millones de litros a más de 50 grados.

¿Qué te ha parecido?
+1
0
+1
1
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *