Qué ver en el Lago Saimaa y alrededores: ruta de 3 días por el lago más grande de Finlandia

Después de haberlo recorrido a tope, hoy os traemos una enorme guía del Lago Saimaa. En ella os enseñaremos todo lo que ver y que hacer en esta increíble zona del sureste de Finlandia, a lo largo de una ruta de 3 días en la que os mostraremos todo lo que hicimos. Si queréis conocer la Región de los Mil Lagos no hay un sitio mejor, ya que aquí encontraréis todo aquello que cabría esperar de la versión más natural y feliz de tierras finlandesas.

Introducción: el lugar al que los finlandeses van de vacaciones

El Lago Saimaa es el lago más grande de Finlandia, siendo además el quinto de mayor tamaño de toda Europa. Sus aguas tienen una superficie de más de 4000 kilómetros cuadrados, ocupando buena parte del sureste del país. Eso sí, no imaginéis la típica masa de agua gigante y uniforme, sino más bien un complicado conjunto de canales, estrecheces, islas y tierra rota en general.

Ese es el caldo de cultivo óptimo para que surjan infinitas localizaciones de esas que vuelven locos a los finlandeses, con pequeños bosques deshabitados y páramos absolutamente remotos. Es una de las zonas estrellas del turismo interior, hasta el punto de que se calcula que existen más de 25.000 casitas de madera privadas diseminadas en las orillas del Lago Saimaa.

Cuando preparábamos la visita al lugar, pensábamos que era un espacio natural más. Como si se tratase de un Parque Nacional más, le reservamos un día en nuestra planificación. Sin embargo, en cuanto rascamos un poquito vimos que había material como para dedicarle dos días o incluso más. Finalmente pasamos tres jornadas en la zona, entrando por el oeste, yendo hasta el extremo este y saliendo por el norte.

En esta guía os vamos a enseñar nuestras impresiones generales tras visitar el Lago Saimaa, además de mostraros sus principales destinos y de proponeros una ruta similar a la que hicimos.

Consejos generales para visitar el Lago Saimaa

Antes de entrar a hablar de destinos concretos dentro del Lago Saimaa, queremos daros unas cuantas ideas para que os hagáis a la idea de cómo es el destino. Y la primera va en la línea de lo que ya os hemos dicho: es una zona gigante. Puede que siendo muy selectivos podáis dejar esta excursión en un par de jornadas, pero lo deseable sería que hicieseis tres como mínimo.

Esto se traduce en que las distancias son largas. Pensad que el tiempo de carretera entre todo lo que vimos nosotros se fue por encima de las siete horas de conducción. No se hizo nada pesado, ya que como mucho parábamos a ver algo cada treinta o cuarenta minutos, pero sin duda son unas cantidades de tiempo a considerar.

Principalmente viajan los propios finlandeses por la zona, en busca de experiencias auténticas que les permitan entrar en contacto con la naturaleza. Esto es estupendo, pero a la vez nos deja ante una zona más salvaje que las del sur y centro del país. Por doquier veréis rutas que apenas están señalizadas, excepto en los Parques Nacionales. Además, en algunos sitios no había cobertura telefónica, algo poco habitual en Finlandia.

Eso sí, no esperéis una zona inhóspita. De hecho, todo lo contrario: el Lago Saimaa es un lugar súper animado. Allá donde vayáis os encontraréis con mercadilllos locales, tiendas de artesanía o kioskos en los que poder probar alguna especialidad local.

Por último, no queremos dejar de hablar de que existen especies endémicas en la zona. El caso más emblemático es el de la foca anillada de Saimaa, un mamífero que vive en las aguas dulces del lago y que actualmente se encuentra en peligro de extinción.

Turismo en el Lago Saimaa

Vamos a enseñaros ahora todo lo que vimos en nuestro viaje por el Lago Saimaa.

Kenkävero

Es el lugar en el que Papá Noel pasa sus vacaciones de verano. Con esa carta de presentación ya es más que suficiente para ir hasta allí, pero es que Kenkävero resulta un sitio espectacular por muchos más motivos: sus tiendas de artesanía, sus exposiciones temporales, sus edificios de madera… La verdad, tenemos que reconocer que la visita a este complejo, pese a ser una especie de centro comercial rural, nos gustó mucho más de lo que esperábamos.

Raijan Aitta

Raijan Aitta es una pequeña granja de bayas en el corazón del lago. La visita puede encararse de muchas maneras distintas: yendo a recolectar bayas, comprando sus productos artesanales hechos con lino o simplemente yendo a merendar sus especialidades locales. Misma cosa que en el caso anterior: las expectativas fueron totalmente superadas.

Pinturas rupestres de Astuvansalmi

Uno de los emblemas del Lago Saimaa son sus rutas de senderismo. La primera que hicimos nos llevó hasta las pinturas rupestres de Astuvansalmi, un conjunto con decenas de representaciones de arte prehistórico. Es un lugar único en los países nórdicos, al cual se llega tras hacer una bonita ruta entre arándanos y frambuesas silvestres.

Neitvuori-Luonteri

Hablando de senderismo, la zona de Neitvuori-Luonteri también es de visita obligada. Son recorridos con un un poco más de desnivel de lo que es habitual en tierras finlandesas, en los cuales tendréis la certeza de subir hasta espectaculares miradores. Desde ellos podréis contemplar algunos de los paisajes más emblemáticos del Lago Saimaa en particular y de la Región de los Mil Lagos en general.

Lietvesi Scenic Route

La verdad es que las carreteras por las que transitamos en el Lago Saimaa nos dejaron sin palabras. El punto más fotogénico es la Lietvesi Scenic Route, una carretera de escasos 5 kilómetros por la que conducir es una auténtica fantasía. Pequeñas islitas en medio del lago y repletas de árboles, con una sinuosa pero adorable carretera en su interior.

Kummakivi

Kummakivi es la roca en equilibrio del Lago Saimaa. Una piedra errática que se mantiene en pie de una forma absolutamente inverosímil y a la cual se llega tras una sencilla caminata de apenas medio kilómetro. Seguramente no tengáis fuerzas para moverla, pero tampoco os recomendamos intentarlo.

Reserva Natural de Punkaharju

En el este de la región, no muy lejos de la frontera rusa, se encuentra la Reserva Natural de Punkaharju. Allí os esperan un enorme museo, un área de investigación en la que se pueden contemplar decenas de especies de árboles distintas y pequeñas rutas llenas de vestigios históricos. Es uno de los destinos vacacionales finlandeses con más solera.

Castillo de Olavinlinna

El Castillo de Olavinlinna tiene siempre el apodo de “la fortaleza medieval más septentrional”. Construida en piedra, su imagen encaramada a una roca y rodeada de agua hace que la imaginación se despierte de manera casi inmediata. En verano alberga uno de los festivales de música más famosos de los países nórdicos.

Parque Nacional de Linnansaari

Por último, en el norte os espera el Parque Nacional de Linnansaari. Allí vive la foca anillada de Saimaa, junto a una bonita isla a la que solo se puede acceder en barco. Aunque su visita consume prácticamente un día completo, os aseguramos que merece la pena.

Ruta de tres días: cómo organizar la visita jornada a jornada

Hechas las presentaciones, ahora os proponemos cómo organizar todo lo anterior en una ruta de tres días.

Día 1: zona oeste

Lo normal es llegar al Lago Saimaa desde el oeste, ya sea llegando desde Helsinki o desde localizaciones más céntricas. Por ejemplo, nosotros fuimos desde Jyväskylä. Sea como fuere, lo más cómodo es hacerse la carretera 62 de punta a punta, ya que atraviesa el lago y pasa muy cerquita de sus principales puntos de interés.

Así, a nosotros en la primera mañana nos dio tiempo a visitar Kenkävero, ir a desayunar a Raijan Aitta y a hacernos la ruta hasta las pinturas rupestres de Astuvansalmi. La tarde la dedicamos a hacer una rutita por Neitvuori-Luonteri y finalmente condujimos hasta la Lietvesi Scenic Route. Nosotros estábamos viajando en furgoneta, así que pasamos la noche allí directamente. Sin embargo, en los alrededores vimos varios campings y hoteles.

Día 2: centro y este del lago

La segunda jornada empezó con la breve visita a Kummakivi, que se hace como mucho en una hora. Después nos desplazamos hasta la Reserva Natural de Punkaharju, donde hicimos varias rutas en las horas centrales del día.

Más o menos a media tarde llegamos a Savonlinna, donde hicimos la visita al Castillo de Olavinlinna. Rematamos el día dando un paseo por los alrededores, donde hicimos algunas compritas en sus bonitas tiendas de artesanía .

Día 3: el norte

Por último, terminamos la ruta por el Lago Saimaa visitando un Parque Nacional. Teniendo Oravi como punto de partida se pueden visitar dos: el de Linnansaari y el de Kolovesi. Nosotros optamos por el primero, ya que nos llamaba mucho la atención que solo se pudiese acceder a la zona en barco, pero de haber tenido más días hubiésemos ido también al otro.

Mapa turístico del Lago Saimaa

Por si todavía tenéis dudas, aquí os dejamos un mapa turístico en el que hemos agregado todos los destinos de los que os hemos hablado en la guía. Esperamos que el Lago Saimaa os guste tanto como a nosotros y que este artículo os sea de utilidad.

¿Qué te ha parecido?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *