Qué ver en Colmenar Viejo, la ciudad con la mezcla perfecta entre la vida urbana y rural

Colmenar Viejo es una ciudad de algo más de 50.000 habitantes que se ubica a los pies de la Sierra de Guadarrama, pero a la vez a escasos 20 minutos de la capital. Es un lugar engañoso, ya que poco o nada tiene que ver con la imagen de ciudad dormitorio que en ocasiones se tiene de él. De hecho, es un destino lleno de encanto, en el que encontraréis lo mejor de una ciudad y de un pueblo. Nosotros fuimos allí de casualidad, en la típica mañana de domingo sin nada que hacer: ¡menudo acierto! Seguid leyendo y os contaremos todo lo que ver y que hacer en esta excursión al ladito de Madrid.

Mucho más que una ciudad dormitorio

Tenemos que reconocer que la imagen preconcebida que teníamos de Colmenar Viejo no era la mejor. Pensábamos que era la típica ciudad dormitorio carente de interés, de esas que brotan como setas en las inmediaciones de las capitales de provincia. De hecho, habíamos pasado junto a ella mil veces (atravesando la M-607, conocida como carretera de Colmenar) y nunca nos habíamos detenido allí.

Sin embargo, un día decidimos darle una oportunidad y fue una decisión absolutamente acertada. Nos parece una de las mejores excursiones que se pueden hacer desde Madrid: por cercanía (no tardaréis ni media hora en llegar), por facilidad de ir en transporte público (la línea C4 de Cercanías os llevará hasta allí), por todo el patrimonio que tiene, por su variada propuesta gastronómica y por el entorno natural en el que se integra, perteneciente al Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares.

El nombre de Colmenar Viejo tiene que ver con todo un pionero en materia de emprendimiento. Al parecer, un apicultor que tenía sus colmenas junto al camino que comunicaba Alcalá de Henares con Segovia empezó a ofrecer alojamiento a los viajeros que hacían esa ruta. Le fue tan bien que, con el tiempo, muchos de ellos empezaron a asentarse por esas tierras, surgiendo una aldea que era conocida como el colmenar del viejo.

Con una mañana o una tarde tendréis tiempo de sobra para exprimir todo lo que Colmenar Viejo tiene para daros. Os recomendamos pasar en algún momento por la Oficina de Turismo (ubicada en la Casa Museo de la Villa), donde os darán un mapita y os informarán de todo lo que podéis ver.

Turismo en Colmenar Viejo

Basílica de la Asunción de Nuestra Señora

No hay otra manera de empezar la visita a Colmenar Viejo que yendo a la Basílica de la Asunción de Nuestra Señora, uno de los edificios religiosos más impresionantes de toda la Comunidad de Madrid. Fue construido entre finales del siglo XV y comienzos del XVI, con un estilo gótico que con los años fue evolucionando en renacentista. Desde fuera, el elemento arquitectónico más característico es su impresionante torre.

Las portadas de la basílica fueron proyectadas por el célebre Juan Guas, mientras que la escalera y el coro son obra de Rodrigo Gil de Hontañón. Tiene tres accesos, por lo que os recomendamos rodear el edificio por completo y ver cómo influye en el urbanismo de los alrededores. Por cierto, sobre la entrada principal veréis el escudo de los terceros Duques del Infantado.

El interior de la basílica resulta igualmente impresionante. Su elemento más característico es el Retablo Mayor: una obra magnífica que data de 1560 y que fu diseñada por Francisco de Giralte. Eso sí, investigad bien, porque es un edificio lleno de detalles.

Pósito Municipal

El Pósito Municipal, llamado también Pósito de Granos, está junto a la basílica. Pese a que la estructura original ha sido muy modificada y que su uso haya cambiado por completo (ahora es sala de reuniones), en su momento tuvo una influencia tremenda en la zona. Era un almacén de cereales que se puso en marcha para paliar hambrunas en épocas de carestía, algo que siempre ponía nerviosos a los terratenientes locales. Lamentablemente, fue destruido casi por completo durante los bombardeos de la Guerra Civil.

Colegio Seminario

En uno de los laterales de la basílica, en concreto en la Plaza de Luis Jiménez, está el Colegio Seminario. Fue fundado a comienzos del siglo XVII con la intención de mejorar la educación de las familias de la ciudad… que estaban bien posicionadas, claro. Actualmente tiene uso residencial.

Casa de Hidalgos

Justo al lado, en la misma plaza, está la Casa de Hidalgos. Es un edificio muy representativo, pues antiguamente Colmenar Viejo estaba repleto de este tipo de construcciones. Fue propiedad de los últimos hidalgos conocidos de la ciudad, Gregorio Páez Saavedra y Manuela Calderón de la Barca.

Casa del Cura

Como no podía ser de otro modo en un lugar con un templo de tanta magnitud, la Casa del Cura de Colmenar Viejo es un edificio muy bien parecido. Está construido en piedra y a día de hoy sigue teniendo usos eclesiástico.

Casa Museo de la Villa

Si vais hasta la Plaza del Maestro Almeida os toparéis con la Casa Museo de la Villa, que también hace las veces de Oficina de Turismo de Colmenar Viejo. Tradicionalmente se le ha conocido como Casa de Eugenio Jerez, un personaje muy destacado en la vida de la ciudad durante el siglo XVIII. Podéis visitar las cuatro plantas de su exposición de manera totalmente gratuita, algo que os recomendamos encarecidamente.

En el nivel del subsuelo os esperan el lagar, la prensa y la bodega. En Colmenar Viejo se ha elaborado vino desde antiguo y este edificio da cuenta de ello, por lo que os recomendamos especialmente la visita si os interesa la cultura vitivinícola.

En el nivel del suelo está el mostrador de la Oficina de Turismo, una exposición sobre hallazgos arqueológicos y otra para hablar de la importancia de la apicultura en la zona. Teniendo en cuenta el nombre de la ciudad, seguro que no os sorprende esto último.

La primera y la segunda planta tiene diferentes exposiciones sobre la vida, los oficios y las tradiciones de Colmenar Viejo. Todo está montado con muy buen gusto y con innumerables objetos antiguos. Os aseguramos que merece la pena.

Casa de la Merced

En la Plaza de la Berenjena (si, habéis leído bien) está la Casa de la Merced. Aunque actualmente es un edificio privado, en origen fue el alojamiento de los monjes mercedarios (de ahí el nombre) que llegaron a la ciudad procedentes del Convento de Rivas con la idea de extender el culto a la Virgen de los Remedios.

Ayuntamiento

Ubicado en la coqueta Plaza del Pueblo, en la cual nunca faltan bares en los que tomarse algo, el Ayuntamiento de Colmenar Viejo debería ser vuestra siguiente parada en la ciudad. Esta casa consistorial se ubica en un edificio del siglo XIX, en cuya fachada se pueden ver los escudos de armas de las familias Mendoza y Luna.

Capilla de Santa Ana

Si vais a la Calle Feria os toparéis con la bonita Capilla de Santa Ana, en cuyo interior descansan los restos de Juan González del Real (nacido en Colmenar Viejo y célebre por haber sido capellán de los mismísimos Reyes Católicos). No es que sea un edificio especialmente grande, pero su fachada de isllería es muy interesante.

Casa de la Harina

No está en el mejor estado de conservación posible, pero por allí anda también la Casa de la Harina. Es una construcción del siglo XVI de la cual todavía se conserva la fachada de sillería de granito.

Capilla de San Francisco

La Capilla de San Francisco nos pareció también realmente bonita. Fue fundada por un militar nacido en Colmenar Viejo, el cual hizo fortuna en Italia a lo largo del siglo XVI. Aunque no está firmada por Juan de Herrera, sin duda tuvo que estar hecha por algún colaborador cercano.

Parque de Esteban Junquer

La principal zona verde del casco urbano de Colmenar Viejo es el Parque de Esteban Junquer. En estos bonitos jardines encontraréis los restos arqueológicos de la Iglesia de San Juan Evangelista, un convento franciscano del siglo XVII.

Por cierto, en un rinconcito del parque está el Centro Cultural Pablo Neruda, junto a un pequeño espacio con excelentes muestras de street art.

Ermita de la Soledad

Un poco anterior, del siglo XVI es la Ermita de la Soledad. Su elemento arquitectónico más destacado es el pórtico que hay junto a la entrada, el cual sirve de punto de reunión improvisado para las gentes de Colmenar Viejo.

Ermita de Santa Ana

Al lado de la carretera, ya en las afueras, está la Ermita de Santa Ana. Es lo primero que ven los peregrinos que hacen el Camino de Santiago desde Madrid al llegar a Colmenar Viejo. Es un templo prácticamente cuadrado, pues sus medidas son 10 x 11 metros.

Frente a la ermita disfrutaréis de unas bonitas vistas del característico skyline de la ciudad de Madrid, con todos esos rascacielos en el horizonte. Por la noche mola un montón también.

Ermita de Nuestra Señora de los Remedios

A los pies de la carretera que comunica Colmenar Viejo con Guadalix de la Sierra se encuentra la Ermita de Nuestra Señora de los Remedios. En realidad, el nombre se queda corto, ya que junto al edificio religioso ha surgido un conjunto de lo más variado. En primer lugar, en la ermita se halla la imagen de la patrona de la ciudad, descubierta en 1914 durante una reforma de la anterior imagen.

Aunque os dé la sensación de estar cerrada, no dudéis en intentar franquear la puerta. Y es que su interior es realmente bonito, por lo que sería una pena que dejaseis escapar la oportunidad.

Además, junto a la ermita hay un bar que tiene mucha fama en la zona, en el cual podéis disfrutar de abundantes comilonas a precios no especialmente baratos.

Muy cerquita hay una necrópolis visigoda muy interesante, cuyas piezas se pueden encontrar repartidas entre diferentes museos de la Comunidad de Madrid.

Por último, no debéis dejar de asomaros al espectacular mirador que hay justo frente a la ermita. Os dará unas vistas alucinantes de la Pedriza y de localidades como Manzanares El Real.

Poblado del Oeste Michelena

Una curiosidad que poca gente conoce es que Colmenar Viejo ha sido escenario de rodaje de más de un centenar de películas del género western (si os interesa el tema, echad un ojo al artículo que tenemos sobre la ruta Territorio Far West de la Comunidad de Madrid).

Pues bien, resulta que justo a la entrada de la Dehesa de Navalvillar están los restos del Poblado del Oeste Michelena, un set que se vio en films como La muerte tenía un precio o El bueno, el feo y el malo. Hoy en día solo queda una réplica de valla de rancho americano, además de restos de ladrillos del juzgado-capilla (tenía diferentes usos en función de la película en cuestión).

Puente del Batán

También en el término municipal de Colmenar Viejo está el Puente del Batán, una estructura mencionada por primera vez en el siglo XVI y que ha tenido que ser reconstruida en numerosas ocasiones debido a las crecidas del río.

Puente del Grajal

Por último, también podéis visitar el Puente del Grajal. Está junto a la M-618, la carretera que comunica Colmenar Viejo con Hoyo de Manzanares y Torrelodones.

Senderismo en Colmenar Viejo

Si os habéis quedado con ganas de más, tenéis que saber que Colmenar Viejo es toda una potencia en materia de senderismo. De hecho, cuenta con la mayor red de rutas conectadas de toda la Comunidad de Madrid: más de doscientos kilómetros que os permitirán explorar su entorno hasta la saciedad. Están organizadas alrededor del proyecto 8rutas, que tiene web propia y una imagen súper molona. ¡Muy recomendable!

Mapa turístico de Colmenar Viejo

Para terminar, aquí os dejamos un mapa turístico de Colmenar Viejo:

¿Qué te ha parecido?
+1
1
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *