Qué ver en Baños de Montemayor (Valle del Ambroz)

Existen muchos motivos para viajar a Baños de Montemayor, uno de los destinos turísticos más destacados del Valle del Ambroz y de todo el norte de Extremadura. Podríamos empezar hablando de sus aguas termales, de los vestigios que quedan de época romana o de sus dos iglesias, pero sería injusto no mencionar también sus casas tradicionales, eventos como el Otoño Mágico o sus famosos cestos artesanos de castaño. Esperamos que este primer párrafo ya os deje claro que es una visita imprescindible si estáis por la zona.

Para que no os perdáis nada, os hemos preparado esta guía con todo lo que ver y hacer en Baños de Montemayor. Así sacaréis el máximo partido a vuestra visita y disfrutaréis a tope de uno de los pueblos de Extremadura con más magia.

Arquitectura típica en Baños de Montemayor

Baños de Montemayor: mucho más que ir de balneario

Baños de Montemayor es el primer pueblo de Extremadura entrando desde Salamanca, lo cual hace también que sea el municipio más cercano yendo desde Madrid. Eso hace que para muchos habitantes de la capital sea la puerta de entrada perfecta para una escapada de fin de semana, ya que en menos de tres horitas de coche te plantas en medio del precioso Valle del Ambroz. Incluso si os movéis en transporte público, ya que desde Baños tenéis autobuses a Madrid, Salamanca y Cáceres.

Vistas del pueblo de Baños de Montemayor al atardecer

Unos dos mil años de historia han dejado huella en el municipio. Todo empezó en época romana, cuando se dieron cuenta de las magníficas propiedades que tenían las aguas termales de la zona. Aunque tras la caída del Imperio Romano se vivió un más que probable periodo de abandono, durante la reconquista el lugar recuperó su importancia, ya que era zona fronteriza entre los reinos cristianos de Castilla y León. También gozó de un cierto protagonismo durante la Guerra de Independencia, pues las tropas napoleónicas se dieron cuenta de su ubicación clave para cerrar el paso al norte de la península. Sin embargo, tanto ajetreo rápidamente se disipó, y en los últimos doscientos años Baños se ha convertido en un auténtico remanso de paz.

Baños de Montemayor

Tanta historia y tanta paz, junto al suave microclima del pueblo, hacen que sea un destino turístico de primer nivel. Sin negar la importancia del turismo de balneario (pues está plasmada hasta en el escudo municipal), lo cierto es que Baños de Montemayor tiene un excelente patrimonio cultural, un enorme abanico de actividades en la naturaleza y una excelente propuesta gastronómica. Mención aparte merecen sus compras, pues la cestería elaborada a partir de las ramas de castaño o los embutidos tradicionales son los mejores souvenirs que podríais llevar a casa.

Casas de Baños de Montemayor

Turismo en Baños de Montemayor

Iglesia de Santa María de la Asunción

Baños de Montemayor cuenta con dos grandes iglesias pese a ser un municipio tirando a pequeñito. Esto se debe a que durante muchos años formó parte simultáneamente de dos diócesis, la de Coria y la de Plasencia, ya que el límite entre ambas era la Vía de la Plata y esta calzada parte el pueblo por la mitad.

El primero de estos dos templos es la Iglesia de Santa María de la Asunción, perteneciente a la diócesis de Coria y actual parroquia de Baños de Montemayor. Es un edificio de estilo barroco construido entre los siglos XVI y XVII, del cual destacan su portada y su enorme torre campanario de tres cuerpos. Si tenéis suerte y están haciendo misa podréis visitar su interior antes o después de la ceremonia, de lo contrario os tendréis que conformar con su exterior (que no es poco).

Iglesia de Santa María de la Asunción en Baños de Montemayor

Ayuntamiento

No muy lejos de la iglesia está el Ayuntamiento de Baños de Montemayor, uno de los más bonitos de la zona. Por lo que hemos visto en internet, no siempre tuvo las lustrosas fachadas blancas de las que goza en la actualidad, pues hasta hace no mucho estaba pintado de color amarillo. En cualquier caso, una casa consistorial bien cuidada y que bien haríais en visitar.

Ayuntamiento de Baños de Montemayor

Plaza Pizarro

Aunque Baños de Montemayor tiene un casco histórico delicioso, de esos en los que merece la pena vagar sin rumbo en busca de rincones con encanto, lo cierto es que hay varios puntos de interés que no podéis perderos. Uno de ellos es la Plaza Pizarro, a la que los más viejos del lugar le tienen muchísimo cariño.

A comienzos del siglo XX era el auténtico epicentro del pueblo, contando un un buen puñado de casas con soportales (de los cuales aun quedan columnas y vigas que se pueden contemplar a simple vista) y siendo incluso lugar de celebración de corridas de toros.

Hoy en día alberga algunos de los edificios más destacados para los bañenses, como el consultorio médico, la biblioteca municipal o el hogar de mayores.

El Castañar

Si queréis tomarle el pulso a la arquitectura tradicional del pueblo, nada como acudir a la parte alta y visitar el barrio de El Castañar. En él podréis ver tanto edificios pertenecientes a la burguesía como a las clases más bajas, todos ellos teniendo en común un método de construcción conocido como arquitectura entramada.

Este método intentaba hacer que la construcción de los edificios fuese más ligera, utilizando un material muy abundante en las proximidades: la madera de los castaños. Usando grandes vigas (dispuestas en vertical y en diagonal, las cuales crean esas fachadas tan características) se podían conseguir muros mucho más finitos.

Sin duda, uno de los puntos más fotogénicos de Baños de Montemayor.

Centro de Interpretación «Vía de la Plata»

Al final del Barrio de El Castañar encontraréis el Centro de Interpretación General de la Vía de la Plata, un lugar que tenéis que visitar si estáis interesados en profundizar vuestros conocimientos sobre la popular calzada romana. Solo existen tres museos sobre el tema a lo largo y ancho de la vía (los otros están en Monesterio y en Mérida), por lo que es una visita imprescindible. En el centro podréis conocer la historia de la Vía de la Plata, desde sus orígenes a la actualidad, a través de un buen puñado de paneles informativos y de muchos elementos interactivos.

Por cierto, el edificio también es un albergue, por lo que podría ser un buen sitio para alojaros en caso de estar recorriendo la Vía de la Plata.

Iglesia de San Catalina

El otro gran edificio religioso de Baños de Montemayor es la Iglesia de Santa Catalina, ubicado prácticamente a los pies de la N-630. Pertenece a la diócesis de Plasencia y hoy en día no se usa para el culto, sino que es el Auditorio Cultural de Baños.

Iglesia de San Catalina en Baños de Montemayor

Es una iglesia súper bonita, de la cual destacan tanto su sobria fachada como las escaleras de piedra que dan acceso a ella.

Iglesia de San Catalina en Baños de Montemayor

Saltos de agua

Como en todo el Valle del Ambroz, el flujo de agua es una constante en Baños de Montemayor. Es imposible pasear por sus calles sin oír el rumor del líquido elemento, ya sea en forma de fuente o caño de agua.

Por poner un ejemplo, os recomendamos que vayáis al Ayuntamiento. Si camináis todo recto dejando la fachada a mano derecha, llegaréis al «final» del pueblo. Allí veréis un salto de agua súper bonito.

Saltos de agua en Baños de Montemayor

Oficina de Turismo

En la parte baja, a pie de la N-630, encontraréis la Oficina de Turismo de Baños de Montemayor. Es el mejor sitio para aparcar en el pueblo, así que conviene que vayáis a ella aunque no queráis entrar. En cualquier caso, os recomendamos entrar a por información, puesto que el Valle del Ambroz tiene un montón de materiales turísticos que pueden ayudaros en vuestra visita. Si os lo encontráis cerrado, en un lateral tenéis un punto de información 24/7 en el cual podréis hacer consultas en una pantalla táctil.

Oficina de Turismo de Baños de Montemayor

Balnearios

Las aguas termales de Baños de Montemayor llevan atrayendo a propios y extraños desde tiempos del Imperio Romano, pues de ellas se dice que son especialmente recomendables para la artrosis, el reuma e incluso para las infecciones respiratorias.

Hoy en día hay dos balnearios, los cuales están separados por la N-630. A un lado encontraréis el balneario antiguo, construido ni más ni menos que por el Imperio Romano hace más de 2000 años. En él podréis visitar los restos de las termas romanas, con un pequeño museo que recoge muchas piezas halladas en la zona. Obviamente, también podréis disfrutar de un circuito termanl.

Balneario Antiguo de Baños de Montemayor

Al otro lado de la carretera está el balneario nuevo, construido debido a la gran demanda que tenía el primero. Tras un montón de idas y venidas en el que diversas empresas arruinaron la institución, actualmente pertenece a los vecinos de la localidad, que lo gestionan de una manera excelente. No en vano, Baños de Montemayor cuenta con la declaración de Villa Termal Excelente. El balneario es uno de los más conocidos de España, siendo de los que más demanda tienen con los clásicos cofres de regalo como los de La Vida es Bella.

Balneario nuevo de Baños de Montemayor

Todos los años, a mediados del mes de marzo, se celebra el Termarium, un fin de semana lleno de eventos culturales que sirve para dar la bienvenida a la temporada termal. En esos actos hay de todo: obras de teatro, desfiles, rutas gastronómicas, espectáculos de cetrería, visitas guiadas por las termas…

Por cierto, frente a uno de los balnearios está el Parque del General Concas, uno de los más bonitos de la localidad.

Pozos del lino

Si camináis por detrás del balneario, en dirección hacia la Iglesia de Santa Catalina, llegaréis a los pozos del lino, el lugar en el que antaño se maceraban las haces de lino para elaborar tela de lienzo. Aunque en la actualidad no quedan más que unos pequeños campos de cultivo, durante mucho tiempo fue una de las principales industrias de Baños de Montemayor, llegando a albergar más de cien telares a inicios del siglo XIX.

El paseo por esta zona puede servir de excusa para tomar contacto con la cara más natural del pueblo. Pensad en Baños de Montemayor como un excelente punto de partida para hacer todo tipo de deportes de naturaleza. Sin ir más lejos, desde aquí podréis realizar el PR-40, un pequeño recorrido que os permitirá bordear la orilla del Pantano de Baños.

Pozos del Lino de Baños de Montemayor

Molino de Agua

Más o menos a un par de kilómetros desde el centro del pueblo está el paraje del molino, un espacio natural en el cual podréis encontrar uno de los últimos molinos de agua en funcionamiento que quedan en España. Tras su restauración en el año 2011 se ha convertido en una visita única en la zona, pues cuenta con la misma maquinaria que durante siglos ha servido para llevar a cabo el oficio de la molinería.

Durante el Otoño Mágico, un festival que año tras año lleva miles de visitantes al Valle del Ambroz, se organizan visitas guiadas todas las semanas. Fuera de temporada tendríais que poneros en contacto con la Oficina de Turismo para organizar una visita por su interior.

Ermita del Humilladero

No solo de grandes iglesias vive Baños de Montemayor. A las afueras del pueblo encontraréis la pequeña Ermita del Humilladero, un templo del siglo XVII que sirve para ilustrar a las mil maravillas lo que fue la arquitectura rural religiosa en esta zona de Extremadura. En su interior se puede contemplar un Cristo de la Misericordia.

Gaspar Flores y Mariano García Muñoz, habitantes ilustres de Baños de Montemayor

Por todo Baños de Montemayor encontraréis referencias a uno de sus habitantes más ilustres, Gaspar Flores. Militar de la Corona de Castilla, fue una de las principales figuras de la conquista de América. Eso sí, pasó a la historia fundamentalmente por ser el padre de Santa Rosa de Lima, una mística cristiana que es popular por haber sido la primera persona nacida en América canonizada por la iglesia católica. Sin ir más lejos, enfrente del Ayuntamiento encontraréis una casa solariega con una placa conmemorativa en su fachada en honor de Gaspar Flores.

Baños de Montemayor también fue el lugar de nacimiento de Mariano García Muñoz, uno de los diplomáticos españoles más destacados de finales del siglo XX y principios del XX. Fue embajador en lugares tan dispares como Líbano, Chipre o Serbia.

Dónde dormir en Baños de Montemayor

Normalmente no damos recomendaciones sobre sitios para dormir, ya que solemos viajar con nuestra furgoneta. Sin embargo, el Valle del Ambroz es una excepción, ya que siempre que vamos allí nos alojamos en el Complejo Turístico Rural «El Solitario», un establecimiento increíble que no podemos dejar de enseñaros. Aunque tienen habitaciones normales, siempre que vamos reservamos en sus chozos de piedra: construcciones tradicionales en las que es súper guay pasar la noche.

Complejo rural El Solitario en Baños de Montemayor

Dicho sea de paso, El Solitario es el mejor sitio para comer aunque está en la zona alta del pueblo. Su menú especial, platos típicos como las migas del pastor o sus hamburguesas artesanales por 8€ hacen que sea una buena idea pasarse por allí (eso sí, reservad antes ya que no suele haber sitio).

Qué comer en Baños de Montemayor

Responder a Jorge Esteban simon Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 ideas sobre “Qué ver en Baños de Montemayor (Valle del Ambroz)”