Ostrichland USA, el extraño rancho de avestruces a las afueras de Solvang

Hoy os queremos hablar de Ostrichland USA, uno de los lugares más inesperados, bizarros y diferentes de toda al ruta por la costa oeste de Estados Unidos. Nos encontrábamos exprimiendo el Big Sur, la ruta que hay entre Los Ángeles y California, cuando decidimos parar en el pintoresco pueblo de Solvang. Justo en las afueras vimos un cartel anunciando esta especie de parque temático de las avestruces y, obviamente, no pudimos resistirnos a hacer una parada.

La visita más peculiar del Big Sur

Solvang es un pueblecito conocido como la capital danesa de América, ya que la localidad entera está repleta de edificios construidos a imagen y semejanza de lo que se podría encontrar en cualquier lugar de Dinamarca. Imaginad la estampa: casitas con entramados de madera, molinos, tiendas de artesanía… Aprovechamos para recomendaros la visita a este lugar, obviamente.

Después de recorrer Solvang nos montamos en el coche en dirección a San Luis Obispo, nuestra siguiente parada. Eso sí, no llevábamos ni dos minutos conduciendo cuando de repente vimos el cartel de Ostrichland USA, en el que aparece una avestruz gigante junto al eslogan feed this bad boy. ¿Cómo no íbamos a curiosear?

Entramos en el pequeño edificio de madera que hace las veces de centro de visitantes y nos encontramos con una tienda en la que todo, literalmente todo, estaba tematizado con avestruces. Hablamos de camisetas, cuadernos, imanes de nevera, libros, calendarios y cualquier otra cosa que podáis imaginar.

Después de hacernos con la correspondiente camiseta conmemorativa (a buen precio, todo sea dicho) pasamos por la taquilla. El acceso cuesta 7$ por persona, aunque aparte se pueden comprar cuencos con comida para avestruces por 1$. Sinceramente, no sabíamos muy bien a dónde estábamos entrando, pero claramente cruzar ese umbral era necesario.

¿Qué fue lo que encontramos? Pues ni más ni menos que un enorme rancho, en el cual viven más de un centenar de avestruces y emúes (80 y 20, respectivamente) en semi-libertad. Es decir, están en parcelas pero de unas dimensiones más que considerables.

La visita básicamente consiste en caminar por un par de caminos, a cuyos lados hay parcelas con animales separado según diferentes criterios (hembras, crías, animales que necesitan estar separados un tiempo…). Según vayáis andando, las avestruces se irán acercando a vosotros pidiéndoos comida, la cual la podréis dar desde el cuenco (directamente de la mano es un peligro).

Nosotros estuvimos como media hora, tiempo más que suficiente para alimentar a las avestruces y los emúes que nos despertaban más simpatía. Es decir, fuimos alimentando a los que veíamos más débiles, ya que las fuertes pegaban picotazos y espantaban a su competencia.

¿Merece la pena el sitio? Sin duda, fue divertidísimo. ¿Os cambiará la vida? Bueno, según lo queráis ver. Tenemos que reconocer que nosotros hablamos de Ostrichland USA más de lo que quisiéramos reconocer.

De Sudáfrica a California para vender huevos

¿Cómo surgió un rancho de avestruces en la costa californiana? La historia es más interesante de lo que parece. Una pareja sudafricana fundó el proyecto a comienzos de los años 1990, eligiendo esta ubicación por el parecido de su clima a Australia y África. Una década más tarde fue adquirido por Trudy Brown, el que era propietario cuando nosotros hicimos la visita.

La granja de avestruces se ha convertido en un reclamo turístico, ya que prácticamente todos los que pasan por allí deciden hacer una visita. De hecho, hay días de tanta afluencia que el personal limita la comida que se vende, para no sobrealimentar a avestruces y emúes.

Esto último no es baladí, ya que dice mucho de los cuidados que reciben los animales. La granja los cría para vender sus huevos, pero nunca para comerciar con su carne. La mejor muestra de que están a gusto es que en las inundaciones que sufrió California a comienzos de 2023 el rancho quedó destruido, con todas las vallas viniéndose abajo. ¿Qué hicieron avestruces y emúes? Subir a terrenos elevados, pero ninguno quiso alejarse del rancho. En cuanto lo arreglaron, todos los plumíferos volvieron felices a su hogar.

Actualmente el lugar da trabajo a seis personas. Ellas se encargan de cuidar a las avestruces y los emúes, así como de informar a los visitantes de cualquier duda que pudieran tener. Por supuesto, también hacen que los huevos sean trasladados para su venta.

Avestruces influencers

Seguramente en las fotos el sitio os haya parecido un poco desangelado, pero hablamos de todo un icono de la costa oeste de Estados Unidos. De hecho, en los últimos años ha hecho apariciones estelares en producciones del más alto nivel. El mejor ejemplo lo podéis ver en el episodio 27×07 de Los Simpsons, cuando la familia visita el rancho. Miembros del equipo de Matt Groening estuvieron de visita en Ostrichland USA para preparar bien las escenas:

El rancha también sale en la road movie Sideways, la cual ganó un premio Oscar en el año 2005. ¡Avestruces que ganan estatuillas!

También es uno de los escenarios principales de Paddleton, una de las películas mejor valoradas de Netflix. Os recomendamos esta comedia dramática, en la cual podréis emocionaros… de la mano de avestruces y emúes, por supuesto.

Por último, Ostrichland USA es escenario de rodaje habitual en cualquier documental que trate sobre avestruces o simplemente sobre la vida en California. Por aquí han pasado todo tipo de personalidades: desde científicos reputados hasta una de las hermanas Kardashian. ¡Esto seguro que no lo veíais venir!

Información práctica

Aquí os dejamos todos los datos relevantes para organizar vuestra visita a Ostrichland, el genuino rancho de avestruces de las afueras de Solvang:

  • Dirección: 610 E Hwy 246, Solvang, CA 93463
  • Horarios: todos los días de 9:00 a 17:00 (consultad la web antes, ya que siempre avisan en caso de modificaciones por fechas señaladas)
  • Tarifas:
    • Entrada general: 7$
    • Militares: 5$
    • Menores de 12 años: 3$
    • Cuencos de comida: 1$
  • Teléfono: +1 805-686-9696
  • Web: https://www.ostrichlandusa.com/

Por cierto, es un lugar dog friendly. Podéis hacer la visita con vuestro perro, pero deberá estar atado en todo momento.

¿Qué te ha parecido?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *