Opinión sobre Turo: nuestra experiencia tras usar la plataforma de alquiler de coches particulares en Estados Unidos

Disponer de un coche de alquiler bueno, bonito y barato es algo clave en toda ruta que se haga por la costa oeste de Estados Unidos. El vehículo no solo se come una parte muy importante del presupuesto, sino que de su funcionamiento depende poder llevar a cabo todos esos planes que durante los meses previos al viaje habéis trazado con precisión. Para este fin nosotros utilizamos Turo, una plataforma de alquiler de vehículos entre particulares. Lo hicimos porque encontramos tarifas sorprendentemente baratas respecto a un alquiler convencional y teníamos familiares que habían tenido buenas experiencias con Turo.

Tras más de tres semanas utilizando este servicio, aquí os dejamos nuestra sincera opinión sobre Turo. Vaya por delante que todo fue positivo y que os recomendamos el servicio sin dudar. ¡Ah! Y no está de más mencionar que este no es un post patrocinado ni nada parecido, sino una valoración independiente a partir de lo que experimentamos.

El Airbnb del alquiler de coches

Turo es una empresa que, al menos en el momento en el que nosotros viajamos a la costa oeste, solo presta servicio en EEUU, Canadá, Reino Unido y Australia. Dicho de otro modo: cuando amigos y conocidos nos preguntan por el alquiler de coches, nos miran con cara rara al hablarles de la empresa, ya que no es especialmente conocida en España. La mejor forma de describirla es diciendo que se trata del Airbnb de los coches.

Dicho de otro modo, estamos hablando de una plataforma que pone en contacto a particulares que alquilan su vehículo privado con viajeros que buscan coches a precio reducido. Todo ello hecho de manera legal, incluyendo seguros que os asistirán en caso de cualquier percance.

Como en todas estas aplicaciones sociales, el principal punto a favor de Turo son las reseñas. Antes de alquilar un vehículo podréis ver la popularidad de su dueño, además de echar un vistazo a valoraciones de otros usuarios que hayan tenido ese coche en sus manos. Así, el espacio para las sorpresas desagradables se reduce al mínimo.

Podréis buscar coches filtrando por destino, punto de recogida, modelo, condiciones (por ejemplo, en algunos hay kilometraje ilimitado) y muchos otros valores.

¿Cómo se alquila un coche en Turo?

Registro: escanea tu carnet de conducir y hazte unos selfies

Lo primero que tenéis que hacer es abriros un perfil en la plataforma. Para ello, os pedirá que pongáis vuestros datos personales, que escaneéis vuestro carnet de conducir por las dos caras y que os hagáis unos cuantos selfies. Este último punto es una constante, ya que también tendréis que haceros fotos en el momento de la recogida.

Búsqueda de coches y reserva

¿Ya tenéis usuario? Llegó el momento de buscar vehículo. Tenemos que destacar que tanto la app como la web son súper intuitivas, algo que no siempre ocurre en las páginas de alquiler de coches convencionales.

Una vez hayáis elegido un vehículo que se adapte a vuestras necesidades y presupuestos, os recomendamos leer la ficha con todo lujo de detalles. Como ya hemos dicho, en algunos tendréis condiciones más ventajosas que en otros.

Lo siguiente será contactar con la persona que alquila el vehículo, para cuadrar la recogida y la devolución del coche. En prácticamente todos los destinos cercanos a un aeropuerto os permitirán recogerlo allí mismo.

Por último, podréis elegir entre diferentes tipos de seguro o no contratar ninguno. Nosotros cogimos el que tenía asistencia en carretera, ya que era un viaje largo y no queríamos sustos.

Si todo está OK, tendréis que hacer el pago… ¡y esperar pacientemente a que llegue el día elegido!

Recogida y devolución de coches en Turo

El pick up de los vehículos no podría ser más sencillo. Hay dos opciones:

  • Que quedéis con el dueño: en ese caso, os dará las llaves en mano y os explicará personalmente los detalles del vehículo.
  • Que sea recogida libre: en el coche habrá una caja con un código de seguridad. El dueño os dará la contraseña en el momento en el que empieza el alquiler y así podréis obtener la llave.

Antes de empezar vuestro viaje, tendréis que subir al menos diez fotos a Turo. En una os tendréis que hacer un selfie junto a él y junto a vuestra licencia de conducción, pero el resto servirán para comprobar el estado del coche (tanto por dentro como por fuera).

Más allá de las fotos, os recomendamos revisarlo todo con muchísimo detalle. Pensad que el anterior usuario pudo haber hecho un arañazo que el dueño no haya visto, por lo que os podrían culpar a vosotros de él. Mejor ir precavidos.

Para la devolución, el proceso es el mismo. Simplemente tenéis que ir al punto convenido, hacer un montón de fotos y dejar la llave al dueño o en la caja de seguridad. Misma cosa que antes: os recomendamos tomar todas las fotos que podáis, así nadie podrá echaros la culpa de nada.

¿Turo es más barato que una compañía de alquiler convencional?

¡Sin duda! Es más, turo es ultra barato. A modo de referencia, para las tres semanas por la costa oeste empezamos mirando alquileres en compañías convencionales. No encontramos ningún presupuesto que bajase de 3500 dólares (año 2022), sin incluir seguros (que subían otros mil euros).

En Turo tenían coches de todo tipo, desde viejos baratísimos hasta opciones de gama alta. Nosotros cogimos un coche chiquitito y funcional, pero que a la vez estaba nuevo y tenía muchas reseñas positivas. Así, pudimos alquilarlo las tres semanas por 1100 dólares, incluyendo un seguro que cubría asistencia en carretera y pinchazos en las ruedas. ¡Tres veces más barato!

¿Qué pasa en caso de incidencia?

Por último, quisiéramos hablar del tema que más le preocupa a la gente: las incidencias. Al ser algo entre particulares, da un poquito de vértigo. ¿Nos ayudarán igual que nos ayudaría una compañía de alquiler convencional?

Vamos a distinguir entre dos tipos de incidencias, que las hemos tenido:

  • Antes del alquiler: el dueño nos avisó de que el coche que teníamos sufría retraso y que no estaría en la fecha disponible. ¿Qué hizo? Ofrecernos uno mejor al mismo precio. Le dijimos que sí, pero antes de hacerse el cambio, recibimos una llamada de Turo (con el dueño en línea) en el que la plataforma se aseguró de que el cambio era correcto. Nos sentimos súper tranquilos.
  • Durante la incidencia: ahí ya dependéis del seguro que tengáis. Nosotros teníamos uno que incluía absolutamente todo, por lo que fuimos sin ninguna preocupación.

Antes de terminar, queremos insistir en que esta es una opinión real, sin ningún tipo de colaboración con Turo. Si tenéis alguna duda más, escribidnos y trataremos de resolverla.

¿Qué te ha parecido?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *