Olmsted Point, el mejor mirador a la cara norte del Half Dome

Situada más o menos en el medio del Tioga Pass, Olmsted Point es una de las mejores paradas que podéis hacer en la cara norte del Parque Nacional de Yosemite. Allí disfrutaréis de un excelente mirador hacia el Half Dome, pero también hacia Tenaya Lake y Cloud Rests. Es una visita que no debería tomaros más de media hora, por lo que nos parece absolutamente imprescindible.

Una parada imprescindible en el Tioga Pass

Para nosotros supuso la primera parada en la jornada que le dedicamos al Tioga Pass. Tras conducir unos cuantos kilómetros por esos magníficos paisajes, nos topamos con el Olmsted Point. No tiene pérdida, ya que está claramente señalizado y hay un pequeño parking junto a él. En el aparcamiento veréis un pequeño panel informativo y también disfrutaréis de las vistas, que desde ese mismo sitio son espectaculares.

Sin embargo, merece la pena que bajéis por el caminito que sale desde allí. Es una ruta pequeñita, de la cual solo tenemos que decir una cosa negativa: la escasa información que hay. No existen carteles ni nada parecido, por lo que alguien que haya parado ahí sin saber nada no sabrá si tiene ante sí una caminada de dos minutos o de cuatro horas.

Ya os decimos que la cosa es bastante breve, ya que entre bajar, llegar al mirador y volver no se hace más que un cuarto de milla (unos 400 metros). El camino en sí mismo es precioso, ya que se hace en medio de las impresionantes rocas que se dan por todo Yosemite.

Tras caminar un poquito, veréis un cartel indicando que la scenic overlook se encuentra a 100 yardas (90 metros). Desde ahí podréis ver lo que ya os hemos dicho: una de las fotografías más populares del Yosemite Valley, solo que desde un ángulo menos habitual que el de las postales.

Así, Half Dome, Tenaya Lake y Clouds Rest lucen absolutamente brillantes. Con muy poquito esfuerzo tendréis antes vosotros una de las imágenes más fascinantes de este Parque Nacional.

Por cierto, no hay mucha cobertura en la zona (como en la mayor parte de Yosemite). Os recomendamos ir con la lección bien aprendida, ya que es un sitio que merece mucho la pena y no podréis buscar información sobre él cuando estéis allí.

Recordando a la influyente familia Olmsted

Por cierto, no queremos terminar el artículo sin antes contaros el motivo por el que este sitio se llama Olmsted Point. Se denominó así en el año 1961, justo en el momento en el que la Tioga Road abrió al tráfico de automóviles.

El nombre ponía en valor la figura de Frederick Law Olmsted padre (1822-1903) y de Frederick Law Olmsted hijo (1870-1957). El primero es considerado el creador del paisajismo o de la arquitectura de paisaje, siendo su obra más reconocible el diseño del Central Park de Nueva York. También fue chairman de la institución que gestionaba tanto Yosemite Valley como Mariposa Grove, por lo que se le considera una figura clave en su protección. Por otro lado, Frederick Law Olmsted Junior continuó el legado de su padre, jugando un papel absolutamente destacado en las normativas del National Park Service de principios del siglo XX.

¿Qué te ha parecido?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *