Lombard Street, la calle más sinuosa del mundo

San Francisco es la ciudad de las calles empinadas y las curvas inverosímiles, no hay duda. El máximo exponente de esta afirmación es Lombard Street, una sinuosa calle con ocho curvas extremas que sirven para superar un desnivel del 27%. Seguid leyendo y os contaremos dónde está, cómo es la visita y el impacto que tiene este pintoresco lugar en la cultura popular mundial.

Una calle para los amantes de las curvas

Aunque Lombard Street es una calle gigantesca que atraviesa San Francisco de este a oeste, es mundialmente conocida por su tramo entre Russian Hill y Hyde Street. Es en ese punto donde resulta única, gracias a una sucesión de ocho curvas mediante las que se salva un desnivel del 27%.

Este proyecto bizarro fue puesto en marcha en el año 1922, ya que necesitaban ingeniárselas para poder salvar el tremendo desnivel de la calle y que así pudiese ser un tramo apto para la circulación de coches. De esa manera nació esta estampa urbana que hoy es icónica a más no poder.

Con el tiempo fue cogiendo fama entre los turistas, que se agolpaban en ella para visitarla tanto conduciendo como andando. Incluso en 1999 se formó una comisión para resolver su congestión, llegando incluso a plantearse su cierre al tráfico. Fueron los propios vecinos los que indicaron que esto sería un error, ya que precisamente los viajeros acudían allí a conducir.

Una calle devorada por su éxito

Finalmente decidieron dejar las cosas como estaban. Esta decisión tuvo luces y sombras: fue positivo, porque a día de hoy se puede seguir conduciendo y caminando por el tramo famoso; pero también negativo, ya que siempre hay espera y gente por todas partes.

De hecho, no esperéis grandes cosas de la visita a Lombard Street. Nosotros fuimos porque es un punto súper famoso, pero la experiencia no fue del todo buena: muchísima gente, es difícil hacer una foto buena, los coches se agolpan para hacer el vídeo de rigor mientras bajan… Un poco rollo, la verdad.

Sí que tenemos que decir que es una visita que solo se aprovecha con un poquito de tiempo. Merece la pena que veáis la calle desde arriba, pero también que bajéis por ella y la contempléis desde abajo. De hecho, desde la zona inferior es desde donde conseguiréis la mejor instantánea de sus curvas.

Todo un icono de la cultura pop

Con independencia de que sea un lugar devorado por su éxito, lo cierto es que hablamos de uno de los elementos más reconocibles de San Francisco. De ello se han encargado películas como Vértigo, Inside Out o Ant-Man and the Wasp. De hecho, también se pudo ver una breve aparición de esta calle en un capítulo de Los Simpson.

También ha sido recreada en prácticamente todos los videojuegos que han pasado de algún modo por San Francisco. Si bien es cierto que en Watch Dogs 2 incluso aparece con su nombre real, en el legendario GTA: San Andreas aparece bajo el nombre de Windy, Windy, Windy, Windy Street. No sabemos si realmente es la calle más empinada, más torcida o con más curvas del mundo, pero desde luego es una de las más reconocibles.

¿Qué te ha parecido?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *