Lofoten Scenic Route, la Carretera del Rey Olaf

Si vais a recorrer las islas Lofoten por carretera, sin duda hay una ruta a considerar: la Lofoten Scenic Road. Conocida también como la Carretera del Rey Olaf, se trata en su mayor parte de la actual E10: una autovía que recorre el archipiélago de un extremo a otro. Como no podía ser de otro modo, forma parte de las Norwegian Scenic Routes, la red de carreteras turísticas nacionales más bonitas de Noruega.

La mejor carretera para recorrer las islas Lofoten

En un mundo dominado por el estrés y por la falta de tiempo constante, la Lofoten Scenic Route os trasladará a una realidad completamente opuesta. Es uno de esos ejemplos maravillosos de que no es necesario ir siempre de un punto a otro tan rápido como sea posible: en ocasiones, lo importante es el trayecto, no el destino.

Las islas Lofoten son un auténtico paraíso, posiblemente uno de los lugares más bonitos del planeta. Por eso, esta carretera es así de impresionante. Recorriéndola pasaréis a los pies de escarpadas montañas, atravesaréis pequeños pueblos de pescadores con casas de colores y tendréis el océano siempre a vuestra disposición.

A lo largo de sus 230 kilómetros podréis pasar por la práctica totalidad de los atractivos turísticos de las Lofoten. Eso hace que sea una de las carreteras con más tráfico de toda Noruega, por lo que en ocasiones podéis encontrar aglomeraciones.

La Lofoten Scenic Road es preciosa tanto en verano como en invierno. Entre ambas épocas veréis diferencias notables, tanto de paisaje como por el estado en el que encontraréis los pueblos. Y eso por no hablar de lo diferente que es pasar la noche bajo auroras boreales de hacerlo contemplando el omnipresente sol de medianoche.

Nosotros hicimos la ruta de noroeste a suroeste, pero se puede hacer en ambas direcciones. Únicamente depende de cómo sea vuestro viaje, aunque el orden de los factores no alterará el producto: las Lofoten os dejarán sin palabras.

Nuestra experiencia haciendo la Lofoten Scenic Route de punta a punta

Ya hemos dicho que fuimos de norte a sur y que pasamos por todos los atractivos turísticos de Lofoten. Como el archipiélago es amplio y diverso, no tiene sentido que os vayamos diciendo todos los pueblos o todas las rutas de senderismo que hicimos. Sin embargo, si que tenéis que tener en cuenta algunas paradas:

  • Austnesfjorden: excelente mirador al sur de la bahía de Sildpollen. Tiene unas pasarelas de manera preciosas, perfectas para servir como punto de partida (o de despedida) para la larga ruta por las islas Lofoten.
  • Gardsvatnet: al poco de pasar el estrecho de Gimsoy os encontraréis con esta estupenda zona de humedales. Es uno de los paisajes menos convencionales del archipiélago, pero en sus miradores podréis disfrutar de un birding de calidad extrema.
  • Skreda: esta estupenda área de descanso está orientada ya hacia la cara sur de las islas, con unas vistas excelentes de los fiordos y las montañas meridionales de las Lofoten.
  • Rambergstranda: uno de los puntos más fotografiados del archipiélago. Si estáis en busca de las playas más bonitas de las islas Lofoten, esta es una parada obligada.
  • Moskenes: el final de la ruta (o el principio, si venís desde el sur). Allí tomaréis el ferry que os llevará hasta Bodo, ya en la parte continental de Noruega.

Insistimos: solo hemos hecho un repaso a una serie de paradas. Están distribuidas estratégicamente a lo largo de los más de 200 kilómetros que tiene la Lofoten Scenic Road, pero hay muchísimas otras cosas que ver. Sin embargo, da igual a donde vayáis en las Lofoten: la E10 siempre será el hilo conductor.

¿Qué te ha parecido?
+1
0
+1
2
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *