La Senda Circular por el Embalse de Navacerrada, la ruta de senderismo más fácil de la sierra

La verdad es que nos encanta ir a Navacerrada. Obviamente que el pueblo sea una pasada y allí se coma de maravilla son motivos de peso, pero lo cierto es que también nos gusta por ser un excelente punto de partida para muchísimas rutas de senderismo. Precisamente, en este artículo os vamos a enseñar la Senda Circular por el Embalse de Navacerrada, un recorrido corto pero realmente bonito. Apenas tres kilómetros en los que disfrutaréis de uno de los rincones más emblemáticos de la zona, con el extra de que las aguas hacen la temperatura más agradable tanto en invierno como en verano.

Un paseo por el embalse para toda la familia

El Embalse de Navacerrada fue inaugurado en 1969, cambiando para siempre el paisaje de la localidad que le da nombre y de la vecina Becerril de la Sierra. De hecho, este es el primer dato interesante que tenemos para vosotros. Como estamos ante un recorrido circular, podéis empezar la ruta desde ambos pueblos.

Hablamos de un recorrido sencillo, que tiene apenas 3 kilómetros de duración. Puede ser un poquito más o un poquito menos en función de la lluvia que haya caído en las semanas previas, pero hablamos de unos pocos metros de diferencia. Contad con alrededor de una hora para completar el recorrido: algo menos si vais a buen ritmo y algo más si vais con niños pequeños.

Antes de empezar, queremos hacer una mención aparte al tema dog friendly. Si estáis buscando rutas por la sierra de Madrid para hacer con perro, esta es una opción buenísima: es sencilla, podrá pegarse buenos chapuzones y se encontrará con un montón de perretes en la zona. Más estimulante imposible.

Nosotros optamos por empezar la ruta desde Navacerrada, dejando el coche en el aparcamiento más cercano al embalse (más abajo os ponemos el mapa). El primer tramito, de hecho, es un agradable paseo entre dicho parking y la propia zona del embalse.

Básicamente lo que hay que hacer es un recorrido alrededor de las aguas, por lo que no tiene mucho misterio. En nuestro caso lo hicimos yendo de derecha a izquierda (es decir, al revés de las agujas del reloj, con el agua a la izquierda todo el tiempo). Nos pareció la mejor opción porque así nos quitamos primero el tramo con más gente, volviendo por una zona poco transitada y en la que nuestro perro se lo pasó de maravilla.

Como decimos, es una ruta que no tiene mucha complicación. Sin embargo, es de agradecer que hayan puesto un panel informativo al poquito de empezar la ruta, en el que se habla del recorrido y de su duración. Este panelado (junto con las pasarelas de madera sobre las que se asienta) se debe a que la zona está mantenida en parte por el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama.

Más o menos a mitad de la ruta llegaréis hasta la propia presa del embalse. Podéis llegar prácticamente hasta el muro, ya que por unas escaleritas podréis acceder hasta la carretera que va por encima de la presa. Hay dos puertas, aunque una esté cerrada la otra siempre está abierta.

Sobre la presa disfrutaréis de unas vistas sensacionales, con el pueblo de Navacerrada al fondo y el agua en primer plano. Os recomendamos pasar por aquí al atardecer, ya que es cuando más bonita se pone esta panorámica.

Una vez superéis la presa, podréis bajar de nuevo al nivel del agua tras franquear de nuevo una puerta. Este área está poco transitada, por lo que estuvimos un rato largo jugando con nuestro perro.

Tras aproximadamente noventa minutos, completamos el círculo y volvimos al aparcamiento. Os recomendamos aprovechar que estáis en la zona para visitar el propio pueblo de Navacerrada, ya que es uno de los más bonitos y animados de la Comunidad de Madrid.

Esperamos que os haya gustado la ruta y os animéis a hacerla, incluso si no tenéis costumbre de hacer senderismo. La facilidad y belleza de esta ruta hacen que sea perfecta para iniciarse en eso de patearse el campito, así que no dudéis en hacerla si estáis por allí.

Ficha técnica: cómo llegar, distancia y otros datos

📍 Punto de inicio: siendo una ruta circular, se podría empezar desde cualquier punto de la misma. Los dos accesos más habituales son el aparcamiento que hay junto al embalse en Navacerrada y el que hay al lado de la presa en Becerril de la Sierra.

📏 Distancia / desnivel: la ruta tiene aproximadamente 3 kilómetros. La distancia podría ser un pelín mayor o menos en función del nivel del agua. El desnivel es mínimo, 15 o 20 metros como mucho.

💪 Dificultad: es la ruta más fácil que podáis imaginar. Perfecta para gente que no sale habitualmente a caminar.

⏲️ Duración: nosotros tardamos 90 minutos, pero la verdad es que pasamos muchísimo tiempo jugando con nuestro perro. Si solo vais con la intención de rodear el embalse, como mucho en tres cuartos de hora la tendréis finiquitada.

¿Qué te ha parecido?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *