La ruta entre pozas y huertos de Bustarviejo

En Bustarviejo encontramos uno de esos sitios que nos fascinan para hacer senderismo. Por un lado, ofrece varias rutas largas, de esas que tienen bastantes kilómetros y te pueden tener caminando la mayor parte del día. Sin embargo, también tiene un buen catálogo de pequeñas excursiones de no menos de dos horas, perfectas simplemente para estirar un poquito las piernas o para combinarlas entre sí y pasar un día de caminata en entornos totalmente diferentes.

En este post os vamos a enseñar la ruta entre pozas y huertos, que pertenece a la red de caminos Carpetania. Una excursioncita de apenas una hora que os permitirá conocer cómo se ha explotado tradicionalmente el entorno de Bustarviejo, tanto a través de sus huertos como del aprovechamiento de los recursos hídricos.

Conociendo los oficios tradicionales de la sierra madrileña

Según parece, Bustarviejo significa algo así como «antiguo pastizal de bueyes». Una declaración de intenciones que viene a decir que aquí se ha sacado partido al campo desde que el mundo es mundo. Por eso, no se nos ocurre mejor lugar para acercarse a conocer los oficios que han dado de comer a la Sierra Norte de Madrid.

En este recorrido por el norte de Bustarviejo podréis ver huertos, cercados de ganado, canalizaciones de agua… Todo en un entorno privilegiado en el que la fauna es muy abundante (mal se tendría que dar para que no vieseis pájaros de bosque, pequeños mamíferos o incluso algún anfibio) y la flora es la propia de un ecosistema de bosquete de ribera. Vamos, que veréis robles, sauces e incluso algún frutal como los muchos ciruelos que hay por la zona.

Es una ruta cortita, pero realmente interesante. Un auténtico museo al aire libre por las artes y los oficios que durante siglos han movido el mundo.

¿Cómo es la ruta?

El recorrido es una especie de triángulo por el norte del pueblo, primero de subida y luego de bajada. La ruta comienza en el propio casco histórico, el cual abandonaremos tras dejar atrás las típicas casas de pueblo de las afueras.

El primer tramo de la ruta transcurre entre huertas. Es una zona transformada por la acción del ser humano, pero que ha sido trabajada con criterio y de manera sostenible. Iréis por un camino estrecho con campos de cultivo a ambos lados de esos que da gusto ver, por la cantidad de hortalizas que se pueden ver creciendo en todos ellos.

La agricultura no es el único oficio que se puede palpar, pues también es un lugar en el que se ha practicado el trasmoche del fresno desde tiempos inmemoriales. Esta actividad, entre otras cosas, limpia los árboles a finales de verano, lo cual ayuda no solo a prevenir la aparición de hongos sino también sirve para que el producto resultante sea el alimento del ganado en la época en la que empiezan a escasear los pastos.

Hablando de ganado, veréis varias fincas con cercados o incluso animales en libertad. Vacas, cabras, caballos… Son animales que están muy habituados a ver humanos caminando, ya que esta es una ruta muy transitada por los habitantes de Bustarviejo, así que incluso se acercarán a «saludar» si os paráis a hacer una foto,

Uno de los principales atractivos de esta ruta es el aprovechamiento del agua. Por todo el camino veréis caceras: pequeños canales que, a modo de arterias, sirven para transportar el líquido elemento y hacer que llegue a las diferentes huertas de la zona.

Las caceras parten de las pozas, pequeños embalses en los que se va recogiendo el agua que cae de las montañas y de los arroyos cercanos. En la ruta veréis tres: la del Prado Mayor, la Chica y la Grande. Para esta última hay que desviarse un poquito, pero está perfectamente señalizada.

A modo de curiosidad, en Bustarviejo tradicionalmente ha habido un Alcalde de Aguas: la persona encargada de organizar los turnos para que los diferentes agricultores pudieran regar, en un sistema conocido como pago.

Ya de vuelta al pueblo, os recomendamos dar un paseíto por allí. Bustarviejo tiene un buen puñado de edificios que merece la pena ver y que serán el complemento perfecto a esta rutita.

Ficha técnica: cómo llegar, distancia y otros datos

📍 Punto de inicio: el punto de partida es el casco histórico de Bustarviejo. Por ejemplo, desde la plaza en la que están el Ayuntamiento y la Iglesia.

📏 Distancia / desnivel: es una ruta cortita, de apenas 3 kilómetros de distancia. Eso si, como es todo el rato subiendo y luego bajando, acumula un desnivel positivo de casi 80 metros.

💪 Dificultad: sencilla no, sencillísima. La única dificultad que entraña es que discurre por el campo, así que podéis encontrar algo de barro si ha llovido en días precedentes.

⏲️ Duración: se hace en una hora tranquilamente, incluyendo paraditas para ver las pozas o curiosear un poquito lo que los paisanos han plantado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *