La Marquesita, la cafetería más mítica de El Pardo

Pocos comercios hay en El Pardo tan emblemáticos como La Marquesita, una pequeña cafetería a la que siempre hay que acudir en busca de un copioso desayuno o una reposada merienda. En este post os contamos su interesante historia y también os hablamos de las marquesitas, un dulce conocido y amado en el mundo entero.

De restaurante a pastelería de manera natural

La Marquesita abrió sus puertas en el año 1926. Originalmente era un restaurante, más o menos en la línea de los que a día de hoy siguen existiendo en los alrededores: cocina tradicional, copiosa y también humilde.

Tras la Guerra Civil, el franquismo estableció su sede en El Pardo, haciendo que se incrementase notablemente su población. La Marquesita supo aprovechar el viento a favor y durante un tiempo fue el “proveedor oficial” del Consejo de Ministros, sirviendo sus platos los viernes después de cada reunión.

Sin embargo, lo que marcaba la diferencia en La Marquesita no era su cocina en general, sino una parte muy concreta de ella: sus postres. Todo el que los probaba quedaba enamorado para siempre, volviendo con familiares y amigos para que probasen sus dulces.

Así, con el paso del tiempo La Marquesita se fue especializando en postres, bollería artesanal y dulces en general, convirtiéndose en una cafetería más que en un restaurante. Esa es la forma en la que se presenta actualmente al mundo: como un lugar en el que desayunar, tomar algo a media mañana o merendar, pero no para comer y cenar.

La Marquesita es un negocio familiar, regentado durante décadas por la mítica Rosario y también por otros miembros de su familia. No vayáis con prisas, pues aquí no encontraréis lo que buscáis.

¿Habéis probado las marquesitas?

Aunque son muchas las elaboraciones caseras de La Marquesita que dejan sin palabras a propios y extraños (como sus ensaimadas, palmeras o milhojas), hay un producto que destaca por encima del resto. Nos referimos a las marquesitas, un sencillo dulce que es difícil de olvidar una vez lo has probado.

Es un pequeño cuadrado elaborado con huevo, azúcar y almendra, a medio camino entre el mantecado, la tarta de Santiago y el bizcocho de abuela de toda la vida. Dos advertencias: resulta prácticamente imposible comer solo uno y os convertiréis en seres muy queridos si le lleváis unas marquesitas a vuestra familiar tras visitar El Pardo.

Nosotros no hay día en el que pasemos por allí y no nos demos este pequeño capricho, pues su delicioso sabor está acompañado de un precio imbatible: a un euro la marquesita. Lo mejor que podéis hacer es dar una vuelta por El Pardo, pasar por allí y luego ir a hacer un poquito de senderismo por la zona.

Eso sí, mucho ojo si vais en fines de semana o festivos: La Marquesita es un sitio chiquitito, así que seguramente os toque esperar. Incluso es probable que os vayáis de vacío, ya que todo lo elaboran como antiguamente y con frecuencia se les agota el producto. También tenéis que tener en cuenta que en verano no elaboran este dulce. ¡Ahí queda el aviso!

Información práctica

Aquí os dejamos los datos básicos para visitar La Marquesita:

  • Dirección: Plaza de El Pardo 3 (Madrid).
  • Días de apertura: de miércoles a domingo (es decir, cierra lunes y martes).
  • Horario: de 10:00 a 21:00.
  • Teléfono: 913761799

¿Qué te ha parecido?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
1
+1
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *