Guía para visitar el Cabo Espartel: qué ver, cómo llegar, cuánto cuesta…

El Cabo Espartel no solo es una de las excursiones más típicas desde Tánger, sino que también es uno de los grandes emblemas de la costa de Marruecos. De hecho, se trata de un accidente geográfico súper importante a nivel mundial, ya que frente a sus bellísimas costas se produce un incesante tráfico marítimo. En este post os vamos a contar cómo es una visita que, en nuestra opinión, tiene todo lo necesario para ser considerada imprescindible si estáis recorriendo el norte marroquí.

La puerta al sur del Estrecho de Gibraltar

Si pensamos en términos geográficos, el Cabo Espartel marca la entrada sur del Estrecho de Gibraltar. Gracias a su altura (más de 300 metros sobre el nivel del mar) domina el punto de encuentro entre el Mar Mediterráneo y el Océano Atlántico, por lo que su importancia está fuera de toda duda. Misma cosa ocurre en tierras europeas, pues a 44 kilómetros al norte se encuentra el accidente geográfico que sirve de puerta norte del Estrecho: el mítico Cabo Trafalgar.

Por otro lado, si hablamos en términos turísticos, lo primero que hay que decir es que el Cabo Espatel se encuentra a tan solo un cuarto de hora en coche desde Tánger. Es una de las excursiones más típicas de la zona, ya que aglutina en muy poco espacio un montón de opciones: un entorno natural único (por algo es Reserva Natural), un faro precioso, playas increíbles e incluso cafeterías estupendas para ver atardecer.

No se puede considerar completa la visita a Tánger sin hacer esta excursión, especialmente desde el año 2021. Fue en ese momento cuando se le dio un lavado de cara a todos los niveles, dotándole de una imagen moderna y lista para recibir a los turistas de todo el mundo.

¿Cómo es la visita al Cabo Espartel?

Qué ver

Faro del Cabo Espartel

Como ya hemos dicho, en el Cabo Espartel encontraréis prácticamente de todo. Aunque os resultará tentador ir parando en las diferentes playas y miradores que hay de camino hasta él, nosotros os recomendamos llegar hasta el final, visitar la zona del cabo y luego ir retrocediendo.

Así, deberíais empezar yendo hasta el Faro del Cabo Espartel. Dicen que es uno de los más bonitos de Marruecos e incluso de toda África. Nosotros no sabemos si será así, pero desde luego os aseguramos que es realmente bonito. La visita cuesta 50 dírhams por persona (unos 5€ al cambio) e incluye un montón de cosas.

En primer lugar, obviamente, os recomendamos ir hasta el propio faro. Fue mandado construir por el sultán Mohammed IV y empezó a funcionar en 1864, con la intención de reducir la preocupante cantidad de naufragios que ocurrían en ese momento frente a estas costas.

El faro en sí mismo es precioso. Por fuera tiene una silueta arquetípica, de esas que vienen a la cabeza cuando se piensa en este tipo de edificios. Por el contrario, por dentro también es muy bello, destacando especialmente su patio interior.

Las diferentes estancias han sido acondicionadas a modo de museo, ofreciendo una exposición sobre la historia del lugar. Además, se puede subir hasta lo alto de la torre, algo poco habitual a la hora de visitar faros. Desde arriba disfrutaréis de unas vistas únicas.

Una vez hayáis visitado el faro, os recomendamos explorar al máximo sus inmediaciones. Veréis diferentes monumentos, siento uno de los más destacados el Recontre des deux mers: un homenaje al encuentro entre las gentes de los dos lados del mediterráneo a través de la caligrafía.

Mención aparte merecen los jardines, a los cuales llegaréis siguiendo unas huellas metálicas que hay por el suelo. Aunque en apariencia se trata de un enorme jardín botánico, en realidad está dividido en diferentes áreas temáticas, decoradas con todo tipo de esculturas.

En el recinto del faro también hay sitio para varios bares y cafés, en los que tomar un té disfrutando de unas vistas únicas. También hay una pequeña mezquita (no visitable), aseos y diferentes photo spots señalizados. Estos últimos os servirán para iros a casa con las mejores fotos. Misma cosa justo fuera. Antes no lo hemos dicho, pero entre el aparcamiento y las taquillas hay varios puestos con souvenirs y el típico restaurante para turistas.

Reserva Natural, playas y senderos

Si habéis seguido nuestras indicaciones, habréis ido hasta el faro sin hacer paradas. Ahora es el momento de deshacer el camino andado e ir deteniéndoos en los sitios que más os llamen la atención. No os despistéis, pues justo antes de llegar os encontraréis con un mirador en el que suelen detenerse los autobuses turísticos. Allí podréis ver, ni más ni menos, el encuentro entre las aguas del Atlántico y del Mediterráneo.

En paralelo a la carretera os esperan algunos de los lugares más destacados de la Reserva Natural del Cabo Espartel. Nos referimos a pequeños bosques (cuidado con los jabalíes, que vimos varios), en los cuales podréis disfrutar de la increíble vegetación mediterránea de la zona.

Si os apetece estirar las piernas, también tenéis a vuestra disposición una estupenda red de senderos por los que caminar. No son muy transitados, así que tendréis la naturaleza prácticamente para vosotros solos.

Por último, a lo largo y ancho de estos senderos os esperan muchos cafés en los que hacer una parada, tomar un té y descansar un poco. Ya sabéis que uno de los motivos por los que ir a Marruecos es para tomarse la vida con más calma. Prisa mata, pachorra remata.

Como no podía ser de otro modo, también veréis muchas playas de fina arena y aguas transparentes. La más destacada es la Playa de Achakar, a la cual se accede tras caminar tres o cuatro minutos escaleras abajo. Justo al lado del aparcamiento veréis unos cuantos camellos, los cuales son explotados en condiciones deplorables para dar paseos a quienes así lo deseen. No fue nuestro caso.

Cuánto cuesta

Visitar el Cabo Espartel como tal es gratis, ya que se trata de un espacio natural. Sin embargo, tendréis que llevar dinero para visitar el faro (50 dírhams por persona), aparcar (3 dírhams la hora en la mayoría de paradas) o para hacer compritas. Pero vamos, que podríais hacer la excursión sin gastar nada.

Horario de apertura

El faro tiene un horario de apertura inmenso, ya que está abierto de lunes a domingo de 8:30 a 23:30. Además, fuera de ese horario podréis disfrutar del resto de la Reserva Natural, así que no hay excusa para no ir.

Cómo llegar

Básicamente existen tres maneras de llegar al Cabo Espartel. La primera sería en autobús, ya sea de línea o en los típicos turísticos. Es una opción barata, aunque a la vez estaréis sujetos a sus horarios. Por otro lado, podéis ir en taxi: no os costará demasiado que un taxista os lleve, os espere y luego os deje de nuevo en Tánger. Eso sí, no olvidéis pagar a la vuelta.

Por último, si tenéis la suerte de ir en coche podréis moveros con libertad por una zona alucinante. Pensad que la carretera que lleva hasta el faro va recorriendo una agradable costa, en la cual van surgiendo diferentes playas paradisíacas. Son unos 14 kilómetros desde el corazón de Tánger, los cuales se recorren en poco más de un cuarto de hora.

Cómo aparcar

Justo al final de la carretera os espera un aparcamiento de pago, aunque por suerte las tarifas son contenidas. Nosotros fuimos en 2024 y cobraban 3 dírhams la hora, algo así como 30 céntimos de euro. La alternativa gratis sería dejar el vehículo en una de las playas cercanas, pero perderéis mucho tiempo y el ahorro es minúsculo.

Las Cuevas de Hércules, parada obligada

Al sur del Cabo Espartel, a algo menos de 5 kilómetros, encontraréis las Cuevas de Hércules. Son la otra gran excursión que se puede hacer desde Tánger y también resultan una visita obligada. De hecho, lo normal es hacer ambas paradas de golpe, ya que están en la misma carretera. Si queréis saber más sobre ellas, no dudéis en ver el artículo en el que os contamos cómo visitarlas.

¿Merece la pena visitar el Cabo Espartel?

Si, sin duda. Visitar el Cabo Espartel siempre es una buena idea, da igual la época del año. Es un espacio natural único, tiene un patrimonio excelente y se trata de uno de esos rincones con una energía especial. Nosotros os recomendamos encarecidamente hacer esta excursión si estáis en el norte de Marruecos, pues os aseguramos que no os defraudará.

¿Qué te ha parecido?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *