El yacimiento arqueológico de Confloenta: la ciudad romana de Duratón

Con el Acueducto Romano como principal emblema, la provincia de Segovia tiene hasta 2000 yacimientos arqueológicos. Un auténtico paraíso para hacer turismo cultural en el que, fruto de esa riqueza, siempre quedan sorpresas por descubrir. Es el caso del lugar que protagoniza este post, un sitio del que hasta hace muy poquito no habíamos oído hablar y que nos ha fascinado: el yacimiento arqueológico de Confloenta. Ubicado en una pequeña meseta a las afueras del pueblo de Duratón, se trata de uno de los restos de época romana más importantes de toda Segovia. Está en plenas campañas de excavación, por lo que año a año va ampliando su superficie.

De «Los Mercados» a «Confloenta»: un yacimiento muy vivo

Aunque el lugar era conocido como yacimiento arqueológico de Los Mercados desde hace dos o tres siglos (cuando se hicieron en él las primeras excavaciones arqueológicas), lo cierto es que hoy en día ha hecho fama como Confloenta. Y es que, aunque no ha quedado todavía demostrado al 100%, todo parece indicar que estas ruinas son los restos de una ciudad de época romana mencionada por Ptolomeo en el siglo II.

Esa identificación de Los Mercados con Confloenta supondría que es la tercera ciudad romana en territorio segoviano, lo cual ha hecho que el lugar tome mucho empuje en tiempos recientes. Desde 2017 se realizan en él excavaciones arqueológicas cada verano, que han revelado en tiempo récord nuevas estructuras de la ciudad.

Precisamente, esas excavaciones hacen que la mejor época para visitar sea el lugar sea en verano, pues es cuando está lleno de vida. De hecho, la Diputación de Segovia suele organizar en el mes de agosto visitas guiadas que os permitirán conocer de primera mano el trabajo de los arqueólogos. Ojo, que en invierno también merece (y mucho) la pena, pero solo podréis bordear el perímetro y toda la información que obtendréis será a través de sus paneles informativos.

La ciudad romana de la que habló Ptolomeo

Llegar a Confloenta es bastante sencillo, pues yendo a Duratón desde El Olmo veréis el desvío justo antes de entrar al pueblo. Hay un aparcamiento justo al lado de la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, una joya del románico que bien haríais en visitar.

Según dejéis el coche, hay que subir una cuestecita (ya que el yacimiento está en una pequeña elevación del terreno). Esa calle en ascenso (conocida como clivus) va a parar al kardo maximus, una calle que atravesaba todo el centro urbano, iba a parar hasta el foro y llegaba a tener una anchura de 12 metros.

La construcción más destacada a día de hoy (2020, que fue cuando hicimos la visita) está clara: las termas meridionales, reveladas a partir de las excavaciones de 2017. Con una superficie cercana a los 2000 metros cuadrados, ya se ha conseguido sacar a la luz algunos de los elementos más típicos de este tipo de construcciones.

En resumen, la visita consiste en subir la rampa, llegar hasta donde empiezan las excavaciones y rodear su perímetro. Hay que tener en cuenta que la ciudad tendría una superficie de unas 50 hectáreas, por lo que se está excavando una pequeña parte.

Mención aparte merecen las vistas que hay desde lo alto del pueblo de Duratón, de su iglesia románica y también de las montañas cercanas. En realidad, solo por eso ya merecería la pena subir hasta ahí.

No queremos entrar en mucho más detalle, porque tiene pinta de que este post se va a quedar obsoleto en cuanto vuelvan a excavar. Sin embargo, nos haría mucha ilusión que gracias a estos párrafos alguien lo conociera y fuese hasta allí a visitarlo, pues es un sitio de mucho interés.

Una necrópolis visigoda hallada en el siglo XX

No queremos terminar sin hablar de la necrópolis visigoda que hay a los pies de Confloenta, justo entre el aparcamiento y la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. Fue excavada en los años 40 del siglo XX, en unas campañas en las que se encontraron muchos ajuares que ahora se exponen en el Museo de Segovia.

Son entre 15 y 20 enterramientos que han sido fechados en los siglos V, VI y VII. Hay de dos tipos: sarcófagos de piedra (que en ocasiones reutilizaban piedras de las ruinas romanas) y otros excavados directamente en la piedra. Justo a los pies tenéis un panel informativo que os explica todo al detalle.

Información práctica

Aquí os dejamos todos los datos prácticos para que organicéis vuestra propia visita a Confloenta:

🧭 Cómo llegar: está justo a las afueras de Duratón. Si se va desde El Olmo (lo más habitual, ya que es el camino hacia la A1) sería justo antes de entrar en el pueblo, en un desvío a mano derecha. Si se va desde otra zona, como por ejemplo Sotillo o Velosillo, hay que atravesar Duración en dirección a El Olmo y tomar el primer desvío a mano izquierda.

🅿️ Aparcamiento: justo al lado de la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, a los pies de la necrópolis visigoda, hay un aparcamiento gratuito.

🕑 Horarios:

Si vais en invierno, la visita es libre. Se puede ir a cualquier hora y tendréis que guiaros mediante los paneles informativos.

Si vais en verano, es posible que en algunos momentos encontréis el acceso restringido por los trabajos arqueológicos. A cambio, también disfrutaréis de una riqueza mayor en la visita, pues podréis ver los trabajos en vivo y también participar en alguna de las visitas guiadas que organiza la Diputación de Segovia.

💰 Tarifas: el acceso es gratuito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 ideas sobre “El yacimiento arqueológico de Confloenta: la ciudad romana de Duratón”