El Sendero de la Vía Romana de la Sierra de Cebollera

Por si la Sierra de Cebollera no tuviese pocas cosas, también es posible hacer una ruta de senderismo que recorre los pasos de la Vía Romana del Iregua a su paso por el Parque Natural. Hablamos de un recorrido de algo más de 15 kilómetros en el que iréis desde Villoslada de Cameros hasta el Puerto de Piqueras, pasando por enclaves destacados como Lumbreras, el Embalse de Pajares o la Venta de Piqueras.

Una ruta entre la Vía Romana del Iregua y el Puerto de Piqueras

El punto de partida de esta ruta es Villoslada de Cameros, una visita auténticamente imprescindible en la Sierra de Cebollera. Es uno de esos destinos que siempre recomendamos cuando nos preguntan por turismo rural en el interior de España, ya que lo tiene absolutamente todo: mucho patrimonio, un entorno natural privilegiado y una gastronomía de primer nivel.

Una vez veáis el pueblo, dirigíos a la Ermita de San Roque y abandonadlo por la pequeña pista que sube desde allí. Entre pinos y rebollos, sobre el empedrado original que había en el camino, disfrutaréis de un paseo espectacular.

Este primer tramo, en el que se desciende hasta La Nava, se hace en paralelo al Sendero de Pajares, otra de las rutas largas de Sierra de Cebollera.

En un momento dado llegaréis a un cruce, en el que yendo a mano izquierda os pondréis en dirección a Lumbreras. Aprovechad para conocer su casco histórico, pues épocas pasadas han dejado en él un montón de casas de piedra pertenecientes a las otrora influyentes familias de ricos ganaderos que allí vivían.

Cuando salgáis de Lumbreras, os meteréis de lleno en la Dehesa de Las Matas, donde no sería raro que os abordasen rebaños de ovejas o caballos. Si vais con perro, aprovechad la cercanía al Arroyo de la Cañada Ancha para que se pegue un chapuzón.

Al poco llegaréis a la aldea de San Andrés, desde donde tenéis el Embalse de Pajares a tiro de piedra. Os recomendamos hacer una paradita en el pueblo, pues mola mucho aunque no sea muy conocido.

Si seguís caminando una hora larga más, llegaréis a la Venta de Piqueras, uno de nuestros rincones favoritos de la Sierra de Cebollera. En este conjunto histórico-artístico podéis ver una ermita, el Centro de Interpretación de la Trashumancia, hacer noche (también es hotel) o degustar la gastronomía local en su restaurante.

Bien haríais en reponer fuerzas, pues de ahí al final de la ruta solo os espera una dura subida con más de 400 metros de desnivel positivo repartidos en un tramo relativamente corto.

Sin embargo, el esfuerzo merecerá la pena, pues llegaréis hasta el Mirador de Piqueras, ubicado en el puerto de montaña del mismo nombre. Desde él disfrutaréis de las mejores vistas posibles de la Sierra de Cebollera y pondréis fin a una ruta larga y exigente. No es circular, por lo que llegados a ese punto tendréis que conseguir un medio de transporte para volver o deshacer el camino andado.

Ficha técnica: cómo llegar, distancia y otros datos

📍 Punto de inicio: el punto de partida es Villoslada de Cameros, desde donde os espera un exigente recorrido hasta el bonito Puerto de Piqueras.

📏 Distancia / desnivel: son 15,5 kilómetros solo de ida, partiendo desde una altura de 1080 metros y llegando hasta los 1786. Prácticamente todo el tiempo es cuesta arriba.

💪 Dificultad: la ruta se hace difícil por su distancia y su desnivel, pero también por atravesar algunas zonas que no están tan acondicionadas como otras.

⏲️ Duración: cinco horas y media. Tened en cuenta que es solo ida, así que tendréis que hacer otras tantas de vuelta si no conseguís un medio de transporte para volver a Villoslada de Cameros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *