El Real Monasterio de Santa María de El Paular, la primera cartuja de Castilla

La Sierra Norte de Madrid está repleta de edificios absolutamente increíbles, mucho más monumentales de lo que cabría esperar de un entorno rural. El mejor ejemplo es el Real Monasterio de Santa María de El Paular, un conjunto monástico de primera magnitud. Fue fundado por la Casa de Trastámara en 1390, lo que le convirtió en la primera cartuja de toda la Corona de Castilla. Desde entonces, no ha dejado de crecer y evolucionar, ofreciendo a día de hoy al viajero una propuesta sin igual en muchos kilómetros a la redonda. En este artículo os contamos su fascinante historia y os mostramos las diferentes opciones para visitarlo.

Un monasterio pionero, resiliente y vanguardista

Finales del siglo XIV. El rey Juan de Castilla, por orden testamentaria de Enrique II, hacía que diesen comienzo las obras del primer cenobio cartujo de la Corona. El proyecto original contaba con un monasterio, una iglesia y (por supuesto) un palacio para el disfrute de los monarcas. Los mejores arquitectos de la época pasaron por allí para dejar su impronta, configurando un recinto que incluso en tiempos de Isabel la Católica (un siglo después) seguía en construcción.

No escatimaron en gastos, como diría John Hammond. Ni a nivel arquitectónico ni decorativo, de lo cual dan buena cuenta los infinitos tesoros artísticos que contiene el monasterio. Desde el retablo mayor de alabastro hasta algunas de las mejores pinturas de toda la Comunidad de Madrid.

El paso de los siglos fue especialmente complejo para el monasterio. Sobrevivió al terremoto de 1755, fue utilizado como cuartel general por Napoleón, sufrió incendios por la caída de rayos y pasó al abandono tras la desamortización. Más tarde fue visitado de manera frecuente por los pioneros de la Institución Libre de Enseñanza, hasta que en 1954 recuperó su actividad religiosa tras la llegada de la comunidad benedictina que a día de hoy reside en el conjunto.

No se puede obviar el gran hito en el camino, que vino de la mano de Vicente Carducho a comienzos del siglo XVII. El pintor florentino realizó 56 cuadros de 10 metros cuadrados, en los cuales se narraba la vida y obra de San Bruno de Colonia (fundador de los cartujos) así como los momentos más relevantes de la propia orden. Tras varias restauraciones acometidas entre los siglos XX y XXI, la Serie Cartuja goza de más salud que nunca. Convive además con varias obras de arte contemporáneo, de las que hablaremos posteriormente.

Cómo visitar el Monasterio de El Paular

El monasterio se puede visitar de manera guiada o por libre. La diferencia es que si queréis verlo todo tendréis que hacer la visita en compañía de un especialista, mientras que si preferís ir a vuestra bola os perderéis toda la zona monástica. En ambos casos, os recomendamos comprar los tickets con antelación.

Visita integral: zona monástica + exposiciones (guiada)

Es la visita más completa. Incluye el acceso a la zona monástica, que se hace mediante visita guiada en castellano. Visitaréis la iglesia, la sala capitular, el refectorio o el Claustrillo de la Recordación, entre otras estancias. Al terminar, os darán acceso a la zona de exposiciones. Hay una que es permanente (la de Vicente Carducho) y otra que va rotando con el tiempo. Aproximadamente se tarda una hora y media.

Tarifas: 7€

Horarios: todos los días a las 12:30 y 16:00, algunos turnos extra los fines de semana y festivos.

Visita a la exposición de Carducho y a las temporales (por libre)

En este caso no veréis la zona monástica, pero si podréis pasar al claustro mayor. Allí está la mítica Serie Cartujana de Vicente Carducho, una joya artística que por sí misma justifica el desplazamiento a Rascafría. Por si eso fuera poco, también podréis acceder a las exposiciones temporales, que normalmente son de arte contemporáneo.

Tarifas: 5€

Horarios: de 11:00 a 13:30 y de 16:00 a 18:00.

Qué ver cerca del Monasterio de El Paular

El Monasterio de El Paular está junto a un montón de recursos turísticos interesantes: el Puente del Perdón, el Bosque Finlandés, las Presillas de Rascafría… La suma de todos ellos hace que tengamos argumentos más que suficiente para recomendaros echar un fin de semana por allí.

Si os apetece hacer senderismo del bueno, calzaos las botas e id en busca de las Cascadas del Purgatorio. La ruta es larga (unos 14 kilómetros), pero os aseguramos que es una de las mejores de la Comunidad de Madrid.

En cambio, si preferís algo de turismo urbano, nada como ir al pueblo de Rascafría. Es una de las localidades más vibrantes de la Sierra Norte, representando a las mil maravillas todo lo que tieen que ofrecer el Valle Alto del Lozoya.

Información práctica

Por último, aquí os dejamos los datos prácticos para visitar el Monasterio de El Paular:

  • Dirección: M-604 (pasada Rascafría)
  • Teléfono: 91869 19 58
  • Página web
  • Horarios: de 11:00 a 18:00.
  • Tarifas: desde 5€.

¿Qué te ha parecido?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *