El Physic Garden del Palacio de Holyrood (Edimburgo)

El Palacio de Holyrood no solo es uno de los edificios más representativos de Edimburgo, sino que además está en constante evolución. El mejor ejemplo lo encontraréis en uno de sus laterales, donde en el año 2020 se inauguró un Physic Garden que recoge la herencia de otro creado cuatro siglos atrás.

El parque más nuevo y a la vez el más viejo

Empecemos por lo más básico: ¿qué es un physic garden? Su significado viene a ser algo así como «jardín medicinal». Básicamente se trataba de plantaciones repletas de plantas medicinales, pensadas para ayudar a los estudiantes en su formación y también a los doctores en la elaboración de medicinas y ungüentos. Surgieron por toda Europa durante la Edad Media y todavía es posible encontrar muchos en funcionamiento.

En el caso de Edimburgo, el primer physic garden fue creado en 1670 por dos destacados miembros del Colegio de Médicos: sir Robert Sibbald y el doctor Andrew Balfour. ¿Sabéis donde estaba? Pues sí, justo en la misma ubicación en la que está el nuevo jardín.

Eso sí, las diferencias son notables: mientras que el Physic Garden del Palacio de Holyrood original llegó a tener hasta 15.000 metros cuadrados, el nuevo tiene unas dimensiones mucho más reducidas. Además, el enfoque actual está más centrado en estudiantes de colegio e instituto, además de ser un nuevo recurso turístico para la ciudad.

Un jardín botánico en miniatura

¿Merece la pena visitar el Physic Garden del Palacio de Holyrood? Sin duda alguna. En primer lugar, porque no podría ser más fácil: está al lado de un edificio súper visitado, abre a diario y el acceso es gratuito. Teniendo en cuenta que se tarda 15 minutitos en visitarlo, no hay excusas para no pasarse por allí si se está por la zona.

El nuevo jardín medicinal está dividido en tres áreas temáticas, cada una representando una fase distinta de la vegetación que lleva rodeando al palacio durante los mil años que lleva en pie. Básicamente, en él podemos encontrar:

  • Un pequeño prado repleto de flores que evoca a los jardines monásticos del siglo XV. Se dice que la Abadía de Holyrood era una de las más impresionantes de toda Escocia. Por cierto, los restos de la abadía son visitables durante la visita por el interior del palacio.
  • Justo al lado hay un montón de bulbos, como tulipanes o plantas de azafrán, que vienen a representar los patrones geométricos que tenían los jardines del siglo XVII.
  • Por último, hay una zona planteada tal y como estaba el Physic Garden original (el que crearon en 1670 Sibbald y Balfour).

Si os gustan la naturaleza, la medicina o la historia, la visita a este lugar es 100% recomendable. No es precisamente el lugar más conocido de Edimburgo, así que supondrá un soplo de aire fresco para aquellos que anden buscando planes diferentes por la capital de Escocia.

¿Qué te ha parecido?
+1
1
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *