El Monasterio de Bonaval, la joya cisterciense de Guadalajara

El Monasterio de Santa María de Bonaval es un impresionante conjunto cisterciense ubicado en Retiendas, un pequeño pueblo de la Sierra Norte de Guadalajara. Pese a que durante muchos años su estado fuera ruinoso y la amenaza de la desaparición planeara sobre el monasterio, en el año 2017 se acometió un ambicioso proyecto de rehabilitación que le devolvió el esplendor de antaño y lo convirtió en una referencia imperdible para toda la provincia.

En este artículo os contamos más sobre el Monasterio de Bonaval, os enseñamos cómo está hoy en día y os damos toda la información para preparar la visita.

Un enorme monasterio gótico en la Sierra Norte de Guadalajara

El Monasterio de Bonaval fue fundado en el siglo XII por frailes cistercienses. En concreto, por un pequeño grupo que venía de Valladolid con la idea de extender los valores y la influencia del Císter. No escogieron el sitio por casualidad, ya que el monasterio se encuentra en unas tierras fértiles, rodeadas de bosques y con canteras a mano. Vamos, que seguro que le dieron una pensada antes de establecerse allí.

Rápidamente el Monasterio de Santa María de Bonaval pasó a ser uno de los actores principales de la zona, ejerciendo una tremenda influencia en muchos kilómetros a la redonda. Eso hizo que el conjunto se fuese ampliando y que siglo tras siglo aumentase sus dimensiones.

Sin embargo, a comienzos del siglo XIX, tras unas cuantas décadas de abandono, pasó a manos privadas. Permaneció así hasta finales del siglo XX, cuando fue declarado Bien de Interés Cultural. Obtuvo esa catalogación por lo pelos, ya que su estado no podía ser más ruinoso. De hecho, entrar era un ejercicio de riesgo, puesto que por doquier había estancias y elementos con riesgo de derrumbe.

Unas ruinas puestas en valor

Por suerte, en el año 2017 comenzaron unos trabajos de restauración integrales, acondicionando el Monasterio del Bonaval para la visita. Gracias a ellos, hoy en día se conservan la nave sur de la iglesia, el ábside, la sacristía, el crucero y muros de otras estancias.

Para hacer la visita hay que dejar el coche a las afueras de Retiendas y caminar unos 20 minutos. El paseo en sí ya merece la pena, pues no hay que olvidar que se está en la Sierra Norte de Guadalajara, en un entorno excepcional.

Las ruinas se encuentran completamente valladas. Si vais durante el horario de apertura, podéis realizar una visita guiada por el interior (imprescindible reservar las entradas por internet) y conocerlo todo de la mano de un especialista.

Si vais fuera de ese horario, podéis bordear el perímetro y haceros bastante a la idea de la grandeza del conjunto. Al fin y al cabo, se trata de un monasterio bellísimo y hasta el último de sus muros es de muy alta factura.

Información práctica: aparcamiento, horarios, tarifas…

  • Aparcamiento: hay un aparcamiento enorme junto a un merendero a las afueras de Retiendas, a medio camino entre el pueblo y el monasterio. Esa es la opción más recomendable, pero unos 200 metros más adelante hay un pequeño apeadero junto a un puente. Ese es el sitio más cercano en el que podréis dejar el coche.
  • Llegar hasta el monasterio: desde el aparcamiento hasta el monasterio hay un paseíto de aproximadamente 20 minutos ida (y otros tantos vuelta).
  • Horarios:
    • Del 1 de octubre al 31 de marzo:
      • Viernes de 14:00 a 18:00.
      • Sábados y festivos de 10:00 a 18:00.
      • Domingos de 10:00 a 14:00.
    • Del 1 de abril al 30 de septiembre:
      • Viernes de 16:00 a 20:00.
      • Sábados y festivos de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 20:00.
      • Domingos de 10:00 a 14:00.
  • Tarifas: 2€ por persona.
  • Comprar entradas: hay que reservar tickets antes de ir en esta web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *