El Camino del Molino, la ruta a la mejor playa de Cervera de Buitrago

Ir a Cervera de Buitrago y no dejarse caer por el Embalse de El Atazar es un tremendo error, ya que en sus orillas encontraréis una inusual estampa marinera en el corazón de la Sierra Norte de Madrid. Podéis hacer deportes acuáticos, senderismo o simplemente sentaros junto al agua a ver pasar las horas. Si vuestra intención es esta última, aquí os recomendamos una ruta que os va a encantar, ya que os llevará a la mejor playa que tiene el embalse en el término municipal de Cervera: amplia, preciosa y alejada del gentío que hay en la zona más pegada al pueblo. Os tocará andar unos cuarenta minutos (y otros tantos de vuelta, ya que no es una ruta circular), pero os aseguramos que la caminata merece la pena.

Explora el Embalse de El Atazar

El Embalse de El Atazar es el más grande de la Comunidad de Madrid, llegando a albergar hasta el 50% de las reservas de agua de la región. Se puede disfrutar de él de distintas maneras: visitándolo desde El Berrueco, yendo al Área Náutica de Cervera de Buitrago, haciendo senderismo desde el propio pueblo que le da nombre… Son muchos los planes que se pueden hacer y todos nos parecen una idea sensacional.

Sin embargo, no vamos a negar que hay un pequeño problema: las aglomeraciones. El Embalse de El Atazar es un refugio tradicional para los habitantes de toda la Comunidad de Madrid, así que los sitios más populares suelen tener mucho jaleo. No decimos que esté mal, ya que todo el mundo tiene derecho a ir al campito, pero nosotros solemos ir para huir de los agobios, así que buscamos sitios poco transitados.

Por eso, esta ruta nos parece súper guay, ya que está en una zona muy concurrida pero sorprendentemente no está masificada. Ahora os hablamos de como fue nuestra experiencia, pero antes queremos, una vez más, insistir en que esta zona de la Sierra Norte de Madrid es la pera limonera. Nos pasamos la vida buscando los sitios más raros y recónditos, y a veces las cosas guays están al alcance de la mano.

Una ruta que huye de las aglomeraciones

El principal motivo por el que hicimos esta ruta fue poder tener un ratito de playa en Cervera de Buitrago, pero sin las aglomeraciones propias de los emplazamientos más cercanos al casco urbano.

También hay que decir que el nombre es un poco engañoso, ya que se llama Camino del Molino porque va en dirección a un antiguo molino harinero, pero no veréis nada de él: fue completamente sumergido por el Embalse de El Atazar, y ni en épocas de sequía aflora lo más mínimo.

Empezamos en la propia iglesia del pueblo, en dirección a La Marina. En lugar de meternos en ella (que es lo que hacen la mayor parte de los viajeros que van hasta allí), la dejamos a mano derecha y seguimos caminando todo recto por el camino de tierra. Básicamente hay que continuar por él hasta que se acaba, así que no tiene pérdida.

Durante la ruta veréis encinas, enebros, jaras, tomillo y romero fundamentalmente, además de diversos afloramientos de roca granítica.

El punto final es una enorme playa, la cual justifica por sí sola todo el paseo. Son 40 minutos ida y otros tantos de vuelta, pero hubiéramos hecho el doble con tal de llegar a un sitio tan guay.

Estuvimos un buen rato sentados, viendo pasar barquitos, jugando con nuestro perro y, en definitiva, dejando a un lado todas esas prisas y agobios que nos acompañan en nuestro día a día en la capital.

La vuelta se hace por el mismo camino, aunque podría hacerse también bordeando la orilla. Sería más largo, pero si no queréis volver por el mismo sitio tenéis esa opción.

Ficha técnica: cómo llegar, distancia y otros datos

📍 Punto de inicio: la ruta arranca desde la Calle Iglesia de Cervera de Buitrago, desde donde hay que ir en dirección al Área Recreativa de La Marina.

📏 Distancia / desnivel: apenas dos kilómetros separan el inicio y el final de la ruta. Eso si, es de ida y vuelta, así que al final habréis hecho 4 kilómetros. El desnivel positivo es escaso, de apenas 40 metros.

💪 Dificultad: la ruta es fácil, cómoda y está bien señalizada. Vamos, que completarla no entraña ninguna dificultad.

⏲️ Duración: ir son 40 minutos, volver son 40 minutos. ¿Tiempo total? Indeterminado, ya que vas a parar a una playa súper bonita en la que seguro que te apetece sentarte un rato a disfrutar del paisaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *